Principal

Cómo cortar lazos energéticos de relaciones y situaciones pasadas

Agosto 09, 2022

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Ejercicio espiritual para cortar lazos energéticos que te estancan

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Todas las relaciones que mantenemos a lo largo de la vida crean lazos energéticos que nos unen con las personas involucradas en ellas. Muchas veces, por diferentes circunstancias, esas relaciones terminan, a veces en buenos términos, otras todo lo contrario.

 

Pero a pesar de que la relación llegue a su fin, esos lazos energéticos pueden mantenerse, y aunque hay algunos que puedes querer conservar porque a fin de cuentas representan momentos y situaciones que son positivas para ti, en otros casos lo mejor es cortar con ellos, puesto que sólo te vinculan con cosas tóxicas, negativas y dañinas.

 

Los lazos energéticos también te pueden vincular con situaciones o lugares. Quizás no eras feliz en la ciudad donde vivías y te mudaste a una nueva. Las cosas iban bien al inicio, pero después de los primeros meses, notaste ciertos patrones que se repetían respecto al lugar del que te fuiste. 

 

Por ejemplo, si solías sentirte nervioso caminando solo de noche a casa en tu anterior ciudad, y ahora vives en un lugar muy seguro y amigable, pero sigues haciendo las mismas cosas que hacías antes para sentirte seguro. Aunque eso no tenga sentido en tu ubicación actual, puede deberse a los lazos energéticos que te atan a tu antigua ciudad y a esos viejos hábitos y temores que tenías en ella.

 

Repetir hábitos y patrones que entraron en juego con cierta persona, trabajo o lugar cuando ya no tienen sentido, puede significar que hay lazos energéticos presentes que están afectando tu vida actual. Así que es necesario cortar con esos lazos de energía que te impiden seguir con tu vida y que obstaculizan tu felicidad.

 

Ejercicio para cortar lazos energéticos y liberarte del pasado

En su nuevo libro, Vibes From the Other Side, la autora e intuitiva profesional Catharine Allan comparte algunas ideas para romper algunos de esos lazos energéticos que te mantienen conectado con personas, lugares, situaciones y cosas de las que estás listo para separarte y, por fin, dejarlas ir del todo. 

 

Este ejercicio es uno de los que la autora propone para liberarte de relaciones o situaciones pasadas y así poder vivir más plenamente tu presente.

 

Lo primero que debes hacer es identificar con claridad qué es lo que hay en el otro extremo del lazo energético que buscas romper. ¿Es una persona, una relación, un lugar o una situación?

 

Visualiza eso que está al otro lado del lazo y reflexiona dónde está la fuente de la negatividad en relación contigo. Identifica las emociones que esa persona, lugar o situación produce en ti en este momento.

 

Luego, crea mentalemnte una distancia cómoda entre tú y lo que sea que esté conectado contigo en el otro extremo. Empújalo un poco hacia atrás en tu mente, hasta donde la distancia sea cómoda para ti. Al igual que en la realidad física, sentirás alivio cuando la distancia sea suficiente. Ajusta esa distancia lo que consideres necesario, hasta que puedas sentirte relajado y tu ansiedad se disipe.

 

Ahora que has establecido este límite energético a través de la distancia, verifica las emociones que experimentas; cierra los ojos y observa en tu mente lo que hay del otro lado del lazo y mira si puedes ver algún tipo de cordón, cuerda, rama, hilo, telarañas o cualquier conexión entre tu cuerpo y esa fuente de energía negativa. Identifica en qué parte de tu cuerpo es donde se une a ti y qué tan profunda es esa unión. 

 

El siguiente paso es tener claro y seguro que quieres cortar ese lazo. Hay muchas formas de cortar los lazos energéticos. Simplemente puedes visualizarte tomando la herramienta que sea necesaria para cortarlo tú mismo, ya sea unas tijeras o un hacha. O bien, visualizar cómo se tensa hasta romperse, liberándote mientras se disuelve y desaparece. 

 

Otra opción es invocar a los arcángeles para que te llenen de luz en los lugares a los que alguna vez estuvieron atados esos lazos, pidiéndoles que restablezcan tu energía, sanándote y liberándote para tu mayor bien.

 

Permítete sentir realmente este cambio y descansa después. Haz todo lo posible por no volver a pensar en esta persona o situación de inmediato o, en esencia, estarás volviendo a conectar los lazos. Dale a tu mente un descanso completo y haz algo agradable. 

 

Permanece en el alivio y en la ligereza que ahora sientes. Este ejercicio a veces es más efectivo con una guía o apoyo adicional, como un terapeuta especializado en el manejo de energías y lazos energéticos, y a veces es necesario hacerlo varias veces, según lo profunda que sea la conexión.

 

Se necesita mucha fuerza mental y autodisciplina para dejar de pensar en una persona o situación que te ha hecho daño, pero debes seguir procesando tus sentimientos más profundos. 

 

Cortar los lazos te puede ayudar a romper el control que este evento o persona tiene sobre ti, para que puedas seguir tu camino disfrutando del momento presente y con miras hacia el futuro.

 

Foto de Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh