Principal

Mantén tu vida y tus espacios libres de energía negativa

Agosto 10, 2022

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Prácticas y hábitos para mantener lejos la energía negativa

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Probablemente te ha pasado que hay lugares y personas que parecen drenar tu energía, que incluso hacen que sientas como que su energía negativa se queda contigo, o que tras un problema o discusión, tu casa o tu oficina se queda con esa negatividad que flota en el ambiente y hace todo más pesado y difícil. 

 

Las energías negativas o de frecuencia baja interfieren en aspectos emocionales, espirituales, físicos y mentales, al hacerte difícil estar en paz y tranquilo, y a su vez generan en ti sensaciones como ansiedad, angustia, tristeza, irritabilidad, desgano, falta de concentración, entre otras que afectan tu vida y tu bienestar.

 

Para hacer frente a esas energías negativas, evitar que se adhieran a tu persona o a tus espacios e impedir que afecten tus emociones, tu bienestar y tu vida cotidiana, lo más importante es que mantengas una vibración alta y positiva y, cuando sea necesario, te alejes de la fuente de esas malas vibras, ya sean lugares, situaciones o personas.

 

Las siguientes recomendaciones te ayudarán a mantener alejadas de ti las energías negativas y también para dejarlas fuera de tus espacios.

 

Aléjate del miedo: Muchas veces, las energías negativas surgen de tus miedos e inseguridades, los cuales sólo puedes controlar y superar si los reconoces y los asumes. Para ello necesitas identificar sus orígenes y causas, para que puedas trabajar en ellos y afrontarlos, lo cual te permitirá vivir con libertad y seguridad.

 

Sé resiliente: No se trata de ver siempre todo color de rosa ni de encontrarle lo positivo a cosas como romperte una pierna, por ejemplo, sino de practicar la resiliencia para no dejarte hundir en la negatividad y el sufrimiento, es decir, de aprender de cada situación y encontrar la lección que te dejan las adversidades. 

 

Mantén la armonía: Cuando hay discusiones y problemas entre las personas con las que compartes un espacio, sea la casa o la oficina, en ese ambiente se crean energías negativas que obstaculizan las relaciones y generan incomodidad al estar ahí. Para evitarlo, procura mantener relaciones saludables, arreglar los problemas y discutir las diferencias de forma inteligente, sin agresiones y en la búsqueda de llegar a acuerdos.

 

Deshazte de lo que no necesitas: Esto aplica para tu ser y para tus lugares. En lo personal, deshazte de prejuicios, creencias, inseguridades, temores, rencores, envidias y todo aquello que te limite y estanque. En tus espacios, deshazte de lo viejo e inservible, mantén limpios los lugares y haz espacio para lo nuevo. Lo ideal es mantener el ambiente renovado y organizado, tanto interna como externamente.

 

Haz una limpieza profunda: La acumulación de polvo, suciedad o basura puede crear un ambiente pesado que se puede ver reflejado en las emociones de la familia. Es muy importante limpiar frecuentemente todas las áreas del hogar y procurar renovar los espacios para darle un aire diferente a la casa. Y la limpieza aplica también para el interior: deshazte de todas las emociones negativas y tóxicas que te hacen ver todo más gris y oscuro.

 

Ventila y deja entrar la luz: Cada mañana, abre puertas y ventanas, corre las cortinas y deja que la luz natural y el aire entren a tu casa u oficina. Esto, además de que creará un ambiente más agradable y acogedor, ayuda a que la energía fluya y el ambiente se despeje. 

 

Usa incienso o aceites esenciales: Desde la antigüedad, las personas han utilizado el incienso para renovar el aire del hogar y sacar las malas energías. Aunque recientemente se ha lanzado una alerta sobre que el humo puede ser perjudicial si se usa por períodos prolongados en lugares cerrados, puedes encender un incienso de vez en cuando y ventilar bien tu casa. Y también, si prefieres evitar el humo o padeces alguna alergia, puedes utilizar los aceites esenciales, que además de ayudar con el flujo energético son excelentes para relajar a quienes se encuentren en el espacio donde los usas. 

 

Limpia con agua y sal: La mezcla de estos dos ingredientes es ideal para limpiar los espacios del hogar y cambiar el ambiente negativo. También, ocasionalmente puedes darte un baño de tina con un poco de sal, o darte un enjuague con agua salada al bañarte en la regadera.

 

Llena tus espacios de plantas: Tener plantas dentro de la casa o en tu oficina te ayuda a purificar el aire, darle una apariencia más agradable al lugar, alejar la negatividad y atraer las buenas energías.

 

Expresa tu sentir y soluciona conflictos: Tanto en casa (ya sea con la familia, la pareja o los roomies) como con la gente de la oficina, es muy importante aprender a dialogar tranquilamente sobre las cosas en las que no se está de acuerdo, así como hacer sugerencias para una mejor convivencia. Compartir, expresar los sentimientos, solucionar los conflictos y fortalecer los lazos son las mejores formas de alejar la negatividad de los lugares compartidos.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh