Principal

Garuda Mudra: equilibra la energía del dosha vata

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Beneficios del Garuda mudra y la forma de practicarlo

La posición de las manos en el Garuda mudra representa al águila Garuda, que transporta al señor Krishna. Este gesto se utiliza para equilibrar la energía del dosha aire, o vata, en el cuerpo

 

De acuerdo con la ayurveda, tu cuerpo está regido por tres elementos, vata (aire), kapha (tierra) o pitta (fuego), a los cuales se les conoce como doshas, palabra que literalmente significa "energía". Aunque cada organismo cuenta con esas tres energías, una de ellas suele predominar sobre las demás y eso le da a cada persona cualidades y necesidades distintas.

 

Te puede interesar: ¿Fuego, aire o tierra? Conoce el elemento que rige tu cuerpo

 

"Vata", que en sánscrito significa "viento", "soplar" o "moverse como el viento", es la fuerza del movimiento. El vata es la energía básica vital o fuerza de la vida (prana), y es la fuerza principal del sistema nervioso. Gobierna el balance sensorial y mental, la orientación sensorial y motora y provee adaptabilidad mental y comprensión. 

 

Vata es como el viento: ligero, fresco, seco y móvil. Cuando vata está saludable, los movimientos del cuerpo son graciosos, controlados, sin impedimentos. Cuando está en desequilibrio, los movimientos se vuelven erráticos, excesivos, disminuidos o bloqueados; además, es común sentirse atrapado o completamente disperso. La práctica del Garuda mudra ayuda a controlar el aire al introducirlo si estás atascado, o al calmarlo cuando te sientes esparcido. 

 

Al activar el flujo de sangre, el Garuda mudra vigoriza y equilibra la energía vata en ambos lados del cuerpo. A la par, propicia la inspiración y ayuda a que tu cuerpo se sienta lleno de energía.

 

Para realizar el Garuda mudra, mantén una postura erguida y coloca la mano derecha en la parte superior de la mano izquierda, con el pulgar derecho enganchado alrededor del nudillo del otro pulgar. El mudra debe parecerse a las alas de un ave, con las palmas de las manos hacia ti

Suelta la tensión de tus hombros y coloca las manos en la posición frente al abdomen bajo. Se recomienda mantener el mudra durante 10 respiraciones. Mientras las realizas, mueve las manos hacia arriba del cuerpo, sin soltar la postura del mudra, y en el ascenso detenlas un momento en el ombligo y en el centro del pecho. 

 

A medida que se sostiene el Garuda mudra, el aliento o pranayama equilibra la energía del aire en el cuerpo.

 

Con información de Yogapedia


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh