Principal

1 millón de niños se reúnen para meditar por la paz mundial

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • En qué consiste esta meditación masiva

  • Check
  • De qué manera este acto puede ayudar a mejorar el mundo

Cada año, alrededor de 1 millón de niños se reúnen en el templo budista Wat Phra Dhammakaya, en Tailandia, para participar en el proyecto V-Star Change the World, que busca llevar la paz mundial al planeta a través de la meditación en masa. 

 

Los niños que participan se sientan en silencio total durante un día entero para meditar, ya que se tiene la creencia de que la energía positiva que se genera con este acto masivo puede ayudar a cambiar el mundo.

 

Durante la meditación que realizan, los pequeños desean el bien del mundo, realizan el acto con esa intención y mantienen en su corazón ese deseo. El principal objetivo es generar una ola de energía positiva que ayude a sanar las heridas que la humanidad le ha ocasionado a la Madre Tierra.

El primer evento de V-Star se llevó a cabo en 2008 y fue parte del Proyecto del Renacimiento de la Moralidad Mundial, que había sido iniciado por el abad del templo budista Wat Phra Dhammakaya, Luang Por Dhammajayo. 

 

El objetivo era que los niños se unieran y se apoyaran mutuamente al compartir los buenos hechos que hacen diariamente. Desde entonces, se realiza cada año y cuenta con la participación de pequeños provenientes de 7 mil escuelas de Tailandia y otras partes del mundo.

 

De acuerdo con los organizadores, mientras más niños haya que envíen vibraciones positivas al universo de forma simultánea, mayor será el efecto y más se beneficiará el mundo. 

 

Según algunas corrientes del budismo y varias teorías espirituales, hay una fuerza vital especial que fluye a través de cada persona, y la meditación despierta esa energía.

 

Científicamente, se ha descubierto que al meditar aumenta la energía electromagnética que genera el cuerpo humano. Esto mejora la función del organismo y es un medio poderoso que enseña cómo aprovechar la energía del ser interior, para así estar más en paz con uno mismo.

 

Dado que todo está compuesto de energía electromagnética, tiene lógica creer que un grupo de personas reunidas para meditar por un mismo fin tienen la capacidad de generar vibraciones positivas, lo cual se incrementa en un evento de meditación masiva.

Pero independientemente de las creencias de cada quien y de que se tenga fe o no en que este tipo de meditaciones pueden ayudar en algo al mundo, lo cierto es que aunque suene como una frase trillada, los niños son el futuro. 

 

Así que fomentar en ellos buenas costumbres y valores les ayudará a convertirse en adultos positivos y responsables, lo cual es algo muy bueno para el planeta y la humanidad. Además, al introducirlos a la meditación se propicia en ellos una forma positiva de pensamiento que los beneficiará física y mentalmente. 

 

Te puede interesar: Beneficios para los niños que practican yoga, meditación y mindfulness


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh