Principal

Pensar demasiado te agota físicamente

Agosto 17, 2022

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Efectos de la fatiga cognitiva en el cerebro

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Si tu trabajo consiste en pasar la mayor parte del tiempo sentado ante una computadora, quizás te preguntes por qué terminas tan cansado físicamente, si realmente no realizaste algún esfuerzo que implicara el movimiento de tu cuerpo. Esto se debe a que el cansancio no sólo surge cuando realizas un esfuerzo físico, sino también cuando tu cerebro pasa mucho tiempo pensando o realizando actividades cognitivas, de acuerdo con una investigación del hospital francés Pitié-Salpêtrière y la Universidad Sorbona de París. 

 

Este tipo de cansancio es a lo que se conoce como fatiga cognitiva. Los autores del mencionado estudio, que se publicó en la revista científica Current Biology, afirman que las actividades que requieren pensar mucho y realizar rutinas automáticas provocan que la persona que las desempeña se esfuerce y, como consecuencia de ese esfuerzo mental, se presenta la fatiga cognitiva.

 

Te puede interesar: Un descanso para tu cerebro: 5 tips para aliviar el agotamiento mental

 

En el estudio se destaca que el trabajo mental constante conduce a una acumulación de glutamato en la corteza prefrontal lateral, que controla la toma de decisiones. Por esta razón, la fatiga cognitiva podría conducir a la toma de decisiones más impulsivas. Además, podría propiciar la elección del menor esfuerzo, a cambio de recompensas a corto plazo, en lugar de tomar una decisión racional, que implicara un mayor esfuerzo pero con una recompensa mayor a largo plazo.

 

Para realizar el estudio, los científicos observaron y analizaron la fatiga cognitiva mediante espectroscopías de resonancia magnética. Con esta prueba, evaluaron el comportamiento de dos grupos de participantes en una jornada laboral de 6 horas y cuarto, durante la cual, realizaron tareas de control cognitivo (organización de letras consonantes y vocales, por colores y por tamaños) intercaladas con decisiones económicas. 

 

Te puede interesar: Agotamiento mental: ¿Qué es, qué lo causa y cuáles son sus síntomas?

 

Los investigadores observaron que los marcadores de fatiga cognitiva alta sólo se identificaban en los participantes del grupo que tenía las tareas más difíciles, en quienes también se observó una reducción de la dilatación de la pupila durante la toma de decisiones y una mayor preferencia por las opciones de menor esfuerzo y más rápidas.

 

Al término de la jornada laboral, el grupo que debió realizar las tareas más complicadas presentó una mayor concentración de glutamato en la corteza prefrontal lateral, que es la región encargada del control cognitivo.

 

Además, los participantes a los que se les asignaron las tareas más difíciles tuvieron una mayor tendencia a elegir recompensas financieras a corto plazo pero de menor valor, respecto a otras que requerían esperar más tiempo pero con mayores beneficios.

 

Te puede interesar: 4 sencillos hábitos para proteger a tu cerebro del deterioro diario

 

Con este estudio también se comprobó que, luego de la jornada de trabajo intensiva, a los participantes les resultaba más difícil movilizarse debido al cansancio, además de que su función cerebral se veía alterada. La buena noticia es que estos efectos disminuyeron después de un periodo de descanso, por lo que es importante incluirlo en tus rutinas diarias.

 

Lo que podemos rescatar de este estudio es que no se debe minimizar ningún trabajo, pues todos ellos implican un esfuerzo, sea físico o mental, y producen cansancio. Además de que es importante cuidar tu salud mental para poder trabajar mejor y que el descanso es una parte fundamental para una rutina laboral saludable. Así que no vuelvas a llevarte trabajo a la casa, ni a saltarte tus descansos; tu cerebro te lo agradecerá. 

 

Foto de Jcomp - Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh