Principal

Recupera tu poder personal con la vinculación

Time

6 minutos de lectura

Más que una terapia, la vinculación es un estilo de vida. Vivir vinculados o conectados hace que la vida tenga sentido, porque te ayuda a estar alineado con el momento indicado y preciso, para que la vida pueda fluir y seguir su curso natural.

 

¿Qué es la vinculación?

La palabra como tal significa unión, conexión. Es un sistema terapéutico que propone una forma de vida. Es el conjunto de todas las ideologías espirituales, naturales y terapéuticas, convertidas en entrenamiento.

 

Su objetivo es ayudarte a vivir en conexión con tu ser interior, sanar historias pasadas, recuperar el poder personal y cambiar la forma de ver la vida para empezar a hacerlo con un propósito profundo, relaciones más reales y conexión con el poder personal y con la naturaleza.

 

Orígenes de la vinculación

Esta propuesta de vida la creó Cécile Kachadourian, una gran terapeuta con más de 30 años de experiencia, que se ha dedicado a observar lo que hace vivir desconectado al ser humano.

 

Su trayectoria le ha dado un gran conocimiento sobre cómo opera el ego. Además, creó una asociación llamada Vincalma, que trabaja bajo las bases de la vinculación y que se sostiene gracias a la comunicación efectiva, la unión y el trabajo en equipo.

 

Las personas que acuden a esta institución experimentan la manera de resignificar heridas, esto es, las creencias que han mantenido a esta sociedad en separación, creencias que han hecho que las empresas funcionen bajo la premisa económica y olviden por completo el lado humano.

 

La experiencia de la vinculación

Antes de llegar a Vincalma algunos pacientes prueban otras alternativas para sanar, como religiones, metafísica, Gestalt, psicología, meditación, chamanes y psicólogos que trabajan con energía. Pero generalmente suelen sentir que algo les falta, y lo descubren hasta que experimentan la vinculación.

 

A través de la propuesta de vida y de las técnicas terapéuticas con las que trabaja Vincalma, los pacientes logran comprender que eso que les faltaba era dejar de separar y querer excluir partes de su propio ser, que enfocarse en la sanación debía ser de manera integral, en los planos físico, mental y espiritual.

 

Además, se dan cuenta de la importancia que tiene sanar el sistema familiar, al niño interior y las heridas que impiden ser esencia, así como también dejar de pelear por cuál teoría es mejor, para incluir y ver todo lo que existe como parte de un camino de sanación.

 

¿Cual es el objetivo de la vinculación?

El principal objetivo es ayudarte a contactar con tu poder interior para que puedas ser tú mismo, tal y como eres en esencia, sin miedo de ser excluido.

 

También se trata de entender que todo y todos están conectados, que todo lo que ves en el otro está también en ti y en todos los demás. En cuanto a esto, es importante analizar las siguientes frases: “Todo está conectado” y “Todos somos uno”.

 

Vinculación es entender que lo que se ve afuera es adentro y que las similitudes entre los seres humanos son más comunes de lo que se cree. Así, se trata de comprender que cuando criticas o juzgas a otro, en realidad también hablas de ti mismo. De igual manera, al dar un consejo, te lo sugieres también a ti mismo.

 

En este sentido, cada persona que llega a tu vida puede ser una gran oportunidad para descubrir algo nuevo dentro de tu propio ser, ya que es posible que su comportamiento te resulte efectivo para ver tu reflejo y obtener una enseñanza.

 

¿Qué pasa cuando el ser humano está vinculado?

Estos ejemplos reales te ayudarán a entender mejor de lo que se trata la vinculación:

 

Cuando no te escuchas a ti mismo, aparecerán frente a ti personas que no te van a escuchar, que no tomarán en cuenta tus opiniones o que no te darán mucha importancia.

 

¿Qué pasaría si en vez de pensar que esas personas son groseras, lo vieras desde la perspectiva de la vinculación? Si el otro no te escucha, es una gran señal para voltear a escucharte a ti mismo, pues el otro solamente refleja lo que tú haces contigo mismo.

 

Entonces, pregúntate si escuchas y respetas a tu propio cuerpo; cuando te sientes cansado, ¿lo escuchas y descansas o lo ignoras y continúas aunque te sientas mal? Además, cuestiónate si respetas y das respuesta a tus necesidades o sueles anteponer las de los demás.

 

Cuando sientas inseguridad y quieras tener control sobre todas las cosas, seguramente te toparás con gente controladora. Cuando sufras depresión, te encontrarás con personas deprimidas, con flojera y con letargo.

 

Cuando no puedas soltar las voces de la cabeza que te dicen que tienes que actuar de tal o cual manera porque así debe ser, te vas a topar con personas que se reprimen, penosas, con miedo al que dirán.

 

En cambio, cuando estás en paz, atraerás a personas que viven en paz. Cuando te encuentres en tu punto máximo de poder, iluminación y sabiduría, te encontrarás con otros en ese mismo estado. En pocas palabras, atraes lo que eres y ves en los demás lo que está en ti.

 

Así, la vinculación implica un proceso de autorreconocimiento a través de los demás. Y como todo proceso de sanación, resulta complicado y doloroso al principio, pero al final tu vida cambia y puedes disfrutarla al 100%, al ser consciente de que es posible crear tu realidad y tus sueños, y estar rodeado de abundancia y milagros diarios.

 

Las reglas para practicar la vinculación son:

  • Ser un guerrero, estar dispuesto a obtener eso que tanto buscas.
  • Tener en cuenta que lo que se busca es adentro, no afuera (la respuesta no está en viajes, pareja, drogas, alcohol).
  • Por más mal que parezca todo lo que veas, siempre confía en que hay una salida.
  • No debes estar solo en el proceso; necesitas el acompañamiento de un guía, orientador o grupo.
  • Es recomendable que te apoyes en testimonios de gente que ha llegado a conectar con el poder interior, para reforzar la mente.
  • Debes alejarte de influencias que van a querer jalarte a buscar la felicidad por el camino fácil y de manera externa. El problema es que ésta se acaba rápido. El camino largo y difícil es el que dura para siempre.
  • Debes resistir a la satisfacción instantánea que te aleja de un bien mayor.
  • Es necesario poner tu corazón y tus intenciones. 

 

Fuentes

Cecile Kachadourian, Verónica del Castillo, Frances Fox. Sexo: la puerta a Dios.

Vincalma 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh