Principal

La verdadera razón por la que eres indeciso

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • El proceso de toma de decisiones del cerebro

  • Check
  • La razón por la que te cuesta trabajo decidir

¿Dónde ir a comer? ¿Qué película ver? ¿Cuándo tomar vacaciones? Tal vez te hagas estas preguntas a menudo. Resulta que hay una explicación biológica detrás de esa indecisión cotidiana. Hay dos regiones del cerebro que se encargan de la toma de decisiones. La corteza del cíngulo anterior y el estriado hacen una especie de cortocircuito cuando el número de opciones para elegir crece. Un estudio reciente apunta a que incluso hay un número ideal de opciones que se pueden manejar: entre 8 y 15.

 

La “sobrecarga de opciones” es algo muy real que ocurre cuando a un ser humano se le presentan demasiadas opciones de dónde elegir. Ahora, escoger entre mermelada de frutos rojos y de durazno puede ser un ejemplo que carece de relevancia en la gran escala de las cosas. Pero cuando lo que está en juego es algo más que el sabor de tu pan tostado en el desayuno, puede resultar mucho más problemático.

 

Un ejemplo más claro ocurrió en el año 2000, cuando Suecia privatizó parcialmente su sistema de seguridad social. El gobierno dio a sus ciudadanos cientos de opciones de fondos privados a considerar. 10 años más tarde, sólo el 1% de los suecos habían concretado su decisión respecto a dónde debería ir el dinero de su retiro.

 

Esencialmente, nuestros ojos son más grandes que nuestros estómagos”, señaló el doctor Camerer (líder de la investigación mencionada); “Cuando pensamos en cuántas opciones deseamos, puede que no tengamos claro en la mente lo que representa la frustración que a veces conlleva tomar una decisión”, agregó.

 

La moraleja aquí es que cuando se trata de tomar decisiones importantes, demasiadas opciones realmente pueden ser algo negativo. Si quieres evitar la indecisión cuando te enfrentas a una elección, intenta limitar las opciones a un número razonable antes de empezar con el trabajo pesado de evaluación que implica para el cerebro. Algunos tips que pueden ser útiles para facilitar este proceso son: hacer pequeñas meditaciones, una caminata o incluso tomar una siesta. Todas estas son formas de digerir la información antes de pensar en decidir.

 

Si te enfrentas con una situación donde te cueste trabajo decidir algo, tómate un descanso y después vuelve a reflexionar sobre el tema.

 

Con información de Mind Body Green


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh