Principal

Conoce los tipos de meditación y su impacto en el cerebro

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cuáles son los diferentes tipos de meditación

  • Check
  • Qué impacto tiene la meditación en tu cerebro

Para fundamentar la comprensión de la meditación y sus efectos, Bob Roth, CEO de la Fundación David Lynch, argumenta que primero debes adoptar un paradigma de clasificación de la meditación en tres tipos: atención enfocada, monitoreo abierto y autotrascendencia. 

 

Aunque hay cientos (si no miles) de prácticas de meditación, las tres categorías que se analizan a continuación representan los mecanismos generalmente aceptados y mejor estudiados que operan a través de un paisaje de meditación cada vez más concurrido.

 

Para comprender cómo es que funciona la meditación en tu cerebro, primero tienes que entender que existen cinco tipos de ondas cerebrales que se activan por diferentes motivos: gamma, beta, alpha, theta y delta. 

tipos de meditacion

 

Los diferentes tipos de meditación

La atención enfocada 

Este tipo de meditación implica entrenar a tu mente para mantenerla con claridad. Esto se logra a través de ejercicios de concentración, como enfocarte en un objeto, en la respiración o en sensaciones del cuerpo. El punto de esto es que la mente regrese al objeto en cuestión cuando divague. 

 

En este tipo de meditación los pensamientos son vistos como los irruptores de la calma, como un obstáculo para mantener la concentración y la conciencia plena

 

Diversos estudios demuestran que debido a que el meditador controla intensamente su atención, esta práctica crea ondas gamma de forma muy rápida, 20 a 50 ciclos por segundo (incluso con un poco de actividad beta). Las ondas beta están involucradas en tareas de procesamiento superior: aprendizaje, memoria y la unión de los sentidos en cuanto a percepción. 

 

Asimismo, la atención enfocada lleva a que se genere más materia gris en las regiones prefrontales del cerebro, mismas que están relacionadas con la atención, la conciencia plena y el monitoreo. También se ha demostrado que este tipo de meditación reduce la depresión y la ansiedad, y mejora la calidad del sueño. 

 

Meditación de monitoreo abierto, mindfulness 

Este es el tipo de meditación más practicada en Occidente, ya que incluye el mindfulness. Aquí no se ve como irruptores de la mente a los pensamientos, sino a su contenido. Involucra entrenar a tu mente a prestar atención en el momento presente. Si llegan a ti pensamientos negativos o sensaciones físicas desagradables, el mindfulness te ayuda a crear conciencia de esto y no dejarte llevar. 

 

Usualmente se comienza este tipo de meditación con un escaneo completo de tu cuerpo o con la atención a tu respiración para después abrir la conciencia a los pensamientos, sonidos y emociones que surgen. 

 

Incluye meditaciones de canto o con baños de sonido, que usan vibraciones y elementos sonoros para impulsar la conciencia al tiempo presente. Esto engloba a la gran mayoría de las meditaciones guiadas que se ofrecen en el número creciente de aplicaciones de meditación, como "meditación para el trabajo" o "meditación para el dolor".

 

Diferentes estudios indican que este tipo de práctica genera ondas theta en tu cerebro, las cuales están relacionadas con la relajación y con tener apertura emocional y un estado mental conectado. Por ejemplo, en una investigación se comprobó que una práctica regular durante 8 semanas reduce el tamaño de la amígdala, el centro cerebral encargado del estrés y el miedo. 

 

Meditación de autotrascendencia 

Este tipo de meditación es sorprendentemente diferente a la atención enfocada o el monitoreo abierto/la atención plena en el sentido de que no se ocupa de regular los pensamientos o los sentimientos y no implica ningún esfuerzo mental, por lo que es muy fácil de aprender y hacer. 

 

Si la atención enfocada y la meditación de monitoreo abierto implican uso de procesos cognitivos para cambiarlos, la meditación autotrascendente no funciona así. 

 

Aquí se utiliza un mantra para acceder al campo de silencio que yace en lo más profundo de la mente. A diferencia de otras formas de meditación que a menudo se enseñan en grandes grupos -o a través de una aplicación, libro o cinta-, la meditación autotrascendente se enseña personalmente. 

 

La investigación muestra que la meditación autotrascendente aumenta las ondas cerebrales alfa de 1 a 8-10 ciclos por segundo, las cuales se asocian con pensamientos tranquilos y fluidos, como soñar despierto, y con estados de alerta relajada (es el estado de descanso del cerebro). 

 

Este tipo de meditación ha sido ampliamente estudiada, y desde 1970 se han realizado más de 400 estudios revisados por científicos. La investigación ha mostrado cómo la meditación autotrascendente calma el centro de reactividad de la amígdala y fortalece las conexiones dentro de la corteza prefrontal, a la que también se denomina "el centro ejecutivo o CEO" del cerebro. 

 

Con información de Global Wellness Summit


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh