Principal

Agradecer y soltar: el mejor ritual de Año Nuevo

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La importancia de agradecer por lo bueno, y también por lo malo

  • Check
  • Pasos para agradecer y soltar antes de iniciar un nuevo ciclo

Barrer la entrada, dar vueltas a la manzana con maletas en mano y usar ropa interior roja son rituales divertidos que se han vuelto una tradición para recibir el nuevo año. ¿Te suenan conocidos? Si practicas alguno de ellos, sabrás que son una forma sencilla para expresar ese deseo de viajar, tener dinero y amor en el ciclo que empieza.

 

Están bien, pero hay un ritual aún más simple y poderoso que puedes hacer sin necesidad de comprar nada ni complicarte la noche. Se trata de agradecer y soltar, una meditación que se basa en dos principios: 

 

1. Si cultivas la gratitud, tu ser se expande a la oportunidad de recibir mayor abundancia.

 

2. Al soltar, depuras tu interior de todo aquello que ya no necesitas y así, abres espacio para que lleguen nuevas situaciones y personas.

 

Para realizar el ritual no hace falta esperar a que suenen las 12 campanadas, lo único que requieres es un momento de tranquilidad y silencio en el cual puedas conversar contigo mismo. Y así como tiene dos principios, se divide en dos etapas.

 

En la primera te permitirás reconocer todo aquello por lo que agradeces, del ciclo que está a punto de concluir. Trata de encontrar gratitud incluso en lo más cotidiano, como tener agua caliente para bañarte o un refri lleno de opciones para elegir. Luego, profundiza hacia lo más trascendente, como las personas que han estado para ti en momentos complejos de este 2018, quienes te han amado y las situaciones que has gozado.

 

Observa que hasta ahora sólo he mencionado lo positivo. El mayor reto en la gratitud llega al confrontar lo más desafiante y agradecer también lo que perdiste, eso que deseabas y no sucedió y las personas que quizá te lastimaron. 

 

Agradece las sombras de tu año porque te han permitido abrir los ojos, crecer, mejorar y evolucionar. De eso se trata tu paso por este mundo.

 

La segunda etapa consiste en identificar y soltar todos aquellos prejuicios, rencores, miedos y patrones mentales que te han limitado: dejarlos ir desde la conciencia. A veces, tan sólo atreverte a nombrarlos es un gran paso para depurarte de lo tóxico. 

 

Parece complejo, pero es como cuando limpias tu clóset. Saca de tu mente todo eso que no has usado o que ya solamente estorba.

 

Tú decides cuánto tiempo dedicar a esta meditación, así como la forma en que la quieres realizar. Puede ser a ojos cerrados, con un lápiz y libreta o incluso en una sesión grupal en la que hablen de lo que agradecen y sueltan.

 

¡Que tengas un abundante y pleno 2019!


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh