Principal

5 datos interesantes que deberías saber sobre los orgasmos

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Información interesante sobre los orgasmos

El orgasmo es como la cereza del pastel cuando de sexo se trata. Aunque no es el fin único de un encuentro sexual, sí es el punto culminante del placer y algo que las parejas en general buscan alcanzar. 

 

Más allá de lo placenteros y relajantes que resultan, a continuación puedes conocer algunos datos científicos sobre los orgasmos que tal vez no conocías.

 

1. No es más difícil para las mujeres llegar al orgasmo

Aunque la insatisfacción sexual suele afectar más a las mujeres, debido a que se les dificulta alcanzar el orgasmo, la realidad es que, física y biológicamente, su cuerpo está tanto o más equipado que el del hombre para disfrutar del placer.

 

En la mayoría de los casos, más allá de cuestiones físicas, las causas que dificultan o impiden el orgasmo femenino se encuentran en la mente, en forma de miedos, tabúes y prejuicios. Además, a esto se suman tanto la falta de información de la pareja sobre el placer sexual femenino, como el desconocimiento del propio cuerpo por parte de las mujeres.   

 

Por otro lado, las culturas de todo el mundo han enfocado el sexo en torno al placer masculino, por lo que la sexualidad se asocia con la penetración, la cual difícilmente hace llegar al orgasmo a una mujer; mientras que prácticas como el sexo oral y la estimulación del clítoris, que son las mejores formas de provocar el orgasmo en una mujer, se mantienen como parte del "juego previo", en lugar de considerarlas el acto principal del encuentro sexual.

 

2. Informarse sobre los orgasmos hace que las mujeres sean más propensas a tenerlos

Como parte de un estudio reciente, publicado en la revista Sex Education, se encuestó a mujeres antes y después de tomar una clase sobre sexo. Algunas de ellas tomaron un curso general sobre la sexualidad humana desde una perspectiva antropológica, mientras que otras tomaron un curso que hablaba específicamente sobre la brecha del orgasmo.

 

Esta brecha se refiere al hecho de que el 95% de los hombres heterosexuales tienen orgasmos cada vez que tienen relaciones sexuales, en comparación con el 65% de las mujeres heterosexuales (y hay algunos estudios que muestran que la brecha es aún mayor). Las mujeres que participaron en este curso informaron tener más y mejores orgasmos después. Así que queda claro que el conocimiento es poder y la educación sexual de calidad puede cambiar vidas.

 

3. Las mujeres también tienen orgasmos mientras duermen

Es común y normal que los adolescentes experimenten erecciones nocturnas que les provoquen orgasmos y sus consecuentes eyaculaciones mientras duermen (de ahí el término "sueños húmedos"). 

 

Pero en 1953, el investigador sexual Alfred Kinsey descubrió que el 37% de las mujeres habían tenido un orgasmo durante el sueño, y según una investigación reciente, publicada en la revista Psicología y Sexualidad de este año, más de uno de cada cinco de los sueños que las mujeres recuerdan son de naturaleza erótica.

 

"Contrariamente a la creencia popular, los sueños húmedos no son sólo para los adolescentes ni exclusivos de los varones", explica Emily Morse, doctora en sexualidad humana y experta en sexo residente de SKYN Condoms. Esto se debe a que durante la fase REM, si el sueño es lo suficientemente erótico, el flujo de sangre hacia la vagina aumenta, lo cual puede conducir a experimentar un orgasmo.

 

4. Casi la mitad de los hombres casados ​​con una mujer no saben identificar cuando ellas tienen orgasmos 

Al parecer, los hombres no son muy buenos para reconocer cuando su pareja ha tenido un orgasmo. En un estudio reciente, publicado en el Journal of Sexual Medicine, se preguntó a más de mil 600 parejas heterosexuales casadas sobre su vida sexual. En los resultados destaca que el 43% de los esposos percibieron mal la frecuencia con que su esposa tuvo un orgasmo. Es decir, pensaban que sus esposas los experimentaban con mucha más frecuencia de lo que ellas informaron tenerlos.

 

Hay razones obvias para esto: generalmente hay evidencia física cuando un hombre tiene un orgasmo: la eyaculación. Pero ese no es el caso de las mujeres, ya que no hay una señal que indique si han tenido un orgasmo, la única forma de saberlo con certeza es preguntarles.

 

5. Estimular el cuello uterino también puede provocar orgasmos

El cuello uterino, es decir, el tejido que conecta el útero con la vagina, también puede ser un área muy sensible y su estimulación da lugar al orgasmo cervical, el cual puede darse cuando la mujer está muy excitada.

 

Esta sensación es muy diferente de la estimulación del clítoris, porque en realidad están unidos a dos sistemas nerviosos diferentes. Alcanzar este tipo de orgasmo puede tomar más tiempo y práctica, y sólo ocurrirá con un dildo, un vibrador o un pene, ya que los dedos no alcanzan la profundidad necesaria para la estimulación. 

 

Hay mucho trabajo por hacer para crear una verdadera igualdad de orgasmos entre los géneros, y la información es una de las formas más poderosas de hacerlo. Así que quítate la pena, libérate de los tabúes y empieza a buscar más información sobre el tema; háblalo con tu pareja sin tapujos, pues cuanto más hablen al respecto, mejor sexo tendrán y más lo disfrutarán ambos.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh