Principal

Señales de que eres alguien difícil de amar

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Actitudes de una persona con la que es difícil entablar una relación

  • Check
  • Recomendaciones para aprender a recibir el amor que te dan y relacionarte mejor

Cuando se habla de que a alguien le va mal en el amor se suele mencionar que esa persona elige mal a su pareja, que las personas con las que se ha relacionado no han sabido valorarla o corresponderla, entre otras razones que usualmente ponen la responsabilidad de los fallos en el otro.

 

Si te has visto en una situación así, ¿te has puesto a pensar que la responsabilidad de que tus relaciones fracasen no es del otro sino tuya, o de ambos? Quizás es difícil atreverse a pensar en ello, y mucho más reconocerlo.

 

No es sencillo ver y aceptar los propios errores y defectos, ni asumir la propia responsabilidad en los fracasos de cualquier índole. Pero podría ser que tus actitudes te hagan una persona difícil de amar y por ello tus relaciones de pareja no prosperan.

 

A continuación se enlistan algunas de las señales de que puede ser complicado amarte, para que las analices y, si te identificas con ellas, trabajes lo que se anecesario para cambiarlas y así poder empezar a tener relaciones más saludables y felices.   

No sabes disculparte

Sueles ser una persona obstinada, a quien le cuesta enormemente reconocer sus errores, por lo que escuchar una disculpa de tu parte es prácticamente imposible. Si haces que tu persona especial se sienta como si siempre estuviera equivocada porque te niegas a aceptar que no siempre tienes razón, tienes un problema.

 

Toma en cuenta que todo ser humano se equivoca en alguna ocasión, y generalmente en muchas ocasiones. Así que no te sientas mal por ello, ni dejes que tu orgullo y testarudez te impidan reconocerlo y disculparte. Esto es algo muy valioso e importante ante las personas que amas, pues te permite crear relaciones confiables y duraderas. 

 

Eres impredecible

Aunque es cierto que hay que improvisar para romper con la rutina y que muchas veces las mejores experiencias son aquellas que no se planearon, todo tiene un límite y si tu vida entera es una improvisación, eso no le dará seguridad a ninguna pareja para estar a tu lado, ya que ante sus ojos quedarás como alguien poco confiable y que no se compromete.

 

Procura respetar los tiempos y con tu pareja, no le canceles compromisos ni le cambies de planes constantemente a última hora. Cuando no quieras hacer algo dilo desde el principio, y cuando sí quieras, comprométete y llévalo a cabo. Eso le dará la seguridad que necesita y le hará saber que ocupa un lugar importante en tu vida.

 

Cargas con el lastre del pasado

No hay nada peor que alguien que constantemente se queja o lamenta por las cosas que le sucedieron en el pasado, o que, por el contrario, vive en la añoranza de lo que ya pasó y se olvida de disfrutar del momento presente y de las personas que hoy están a su alrededor. 

 

Si este es tu caso, es hora de dejar el pasado atrás y dar vuelta a la página. Evita comparar a tu actual pareja con tus ex y evita idealizar tu pasado o victimizarte por él. Vive el momento presente y disfruta del amor y la compañía de esa persona que hoy está contigo. No dejes que pague los platos rotos por el desastre que hayan ocasionado las personas de tu pasado.

 

Te puede interesar: Suelta todo lo que ya no te sirve con este ritual
 

Encierras tus emociones en una coraza

De la mano con el punto anterior, es probable que en el pasado te hayan lastimado y por eso ahora tratas de controlar y mantener a raya tus emociones y sentimientos. Pero esto, lejos de proteger tu corazón de ser herido, lo único que hace es alejar a tu actual pareja, quien se siente fuera de tu mundo al no poder conocer tus verdaderos sentimientos. 

 

Es hora de derrumbar esas paredes emocionales que colocas a tu alrededor, para dejar que las personas entren en tu vida y en tu corazón, en especial tu pareja, ya que esto es parte integral de amar a alguien. Si no puedes dejar entrar a la gente a tu corazón, nunca puedes amar o ser amado de verdad. Así que confía y abre tu corazón.

No sabes comunicarte

Si no puedes hablar y resolver los desacuerdos con otra persona, eso te puede convertir en alguien difícil de amar, porque al no solucionar los problemas a tiempo, éstos crecen y crecen como bolas de nieve, hasta convertirse en avalanchas imposibles de manejar. 

 

Todas las relaciones, ya sean románticas o no, son más fuertes cuando la comunicación fluye adecuadamente entre las personas involucradas. Así que debes aprender a expresar de manera adecuada y clara tanto tus ideas, opiniones y pensamientos, como tus sentimientos y emociones.

 

Te puede interesar: 5 sencillas claves para comunicarte mejor con tu pareja
 


No crees que mereces ser amado

No por ser el último es el menos importante. Este punto es relevante porque muchas veces, cuando tus relaciones amorosas no funcionan y sientes que para los demás es difícil amarte, puede ser porque, de entrada, tú mismo no te sientes merecedor de recibir amor. 

 

Si te miras en el espejo y no crees que mereces ser considerado, amado y apreciado, tampoco puedes esperar que otra persona lo haga. A su vez, será difícil para alguien amarte, porque los alejarás constantemente. Esto suele deberse a problemas de autoestima, así que empieza a trabajar en cultivarla y hacerla crecer. Acéptate y ámate a ti mismo, para que los demás también puedan amarte y sepas cómo recibir ese amor.

 

Te puede interesar: 7 pasos para fortalecer tu autoestima

 

Con información de Bolde


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh