Principal

Los 7 principios que ayudan a que un matrimonio funcione

Time

9 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo trabajar en tu matrimonio para que mejore

  • Check
  • Los principios básicos para que un matrimonio funcione

Tras 42 años de investigación, el autor John Gottman pudo descubrir cuáles son las claves principales para que un matrimonio funcione. Por supuesto que cada relación es diferente y tal vez lo que para ti funcione no sea lo que Gottman plantea, pero puede ser que algunos de estos consejos te sirvan si quieres tener un matrimonio más estable y feliz.

 

Una de las grandes diferencias del trabajo de Gottman es que sus resultados sí están basados en data, no tanto en intuición, como muchos de los libros de autoayuda y matrimonio que existen en el mercado. 

 

Seguramente crees que para tener una relación o matrimonio "perfecto" no debes pelear ni generar conflictos de ningún tipo; bueno, este es uno de los primeros puntos que aborda Gottman. Durante sus investigaciones, él pidió que las parejas a las que observaba tuvieran conflictos para ver cómo los solucionaban. El tema no está en nunca pelear, sino en saber cómo sortear esas peleas y salir adelante juntos.

 

Mitos para un matrimonio duradero 

  • La neurosis o problemas de personalidad arruinan los matrimonios. Esta es una de las principales creencias de todas las relaciones. Pero, de acuerdo con Gottman, esto no es cierto; lo importante es cómo lidias con estos problemas para que no afecten tu matrimonio. 
  • Los intereses comunes mantienen a las personas unidas. Puede o no ser cierto, la cuestión está en cómo hagan las cosas juntos. 
  • La reciprocidad mantiene a las relaciones unidas. Cuando estás en una relación no se trata de hacer cosas para recibir algo a cambio, sino de simplemente demostrar lo que tú quieres porque te nace, sin esperar nada. 

Gottman se dio cuenta de que el matrimonio está basado en un sentido fuerte de amistad. Por ejemplo, en saber lo que le gusta a la otra persona, lo que no, sus peculiaridades, esperanzas y sueños. Las parejas casadas que son felices no son aquellas que nunca tienen tensiones o conflicto, sino las que saben cómo arreglar los problemas antes de que se salgan de las manos. 

En los matrimonios más fuertes, ambos tienen el mismo sentido de propósito. Es decir, se apoyan mutuamente en una misma dirección. 

Los 7 principios 

1 - Mejora tu mapa del amor 

Cada persona tiene su historia, sus creencias, y como tal, sus formas diferentes de actuar en la vida y de abordar las situaciones. Cuando sabes esto y haces un mapa de la vida de tu pareja puedes estar mucho más en contacto con él o ella, tener más empatía sobre las cosas que le afectan y tener una intimidad mucho mayor. 

 

2 - Aprecia a tu pareja, sé un buen amigo 

Gottman descubrió que las parejas más fuertes y estables son aquellas en donde existe una gran amistad. Una relación en la cual ambos puedan apreciarse mutuamente con todo el respeto posible. 

 

La forma para darse cuenta de esto es si le preguntas a alguien sobre los inicios de la relación. Si esa persona es capaz de contarte todo con un sentido de amor y añoranza, entonces sí existe una apreciación por la otra persona. También pueden hacer una lista juntos acerca de las cualidades que tiene el otro y cuáles son sus favoritas. 

  • Haz una lista de todas las cualidades de tu pareja, todo lo que admiras. 
  • Compártelo con tu pareja.
  • Celebren los momentos felices y la historia de su relación.

 

3 - Ponle atención a la otra persona

Gottman recalca que es muy importante mirar al otro siempre que tengan un problema, o simplemente cuando platiquen de algo importante o pasen tiempo juntos. Es muy común que hoy en día te distraigas mucho en tu celular o en cualquier otra cosa y no estés presente cuando estás con tu pareja. Propónganse pasar un tiempo alejados de sus gadgets o cualquier otro tipo de distracción para que puedan crear lazos estrechos. 

 

Hollywood y toda la idea del romanticismo han hecho que las relaciones sean vistas como si las cosas grandiosas fueran lo más importante. Pero lo que Gottman descubrió es que son los pequeños detalles y las cosas mínimas lo que realmente hace que un matrimonio funcione. Tener buenos modales con tu pareja siempre es lo más importante. 

 

4 - Deja que tu pareja sea tu influencia 

Gottman se refiere a que, por ejemplo, puede ser que las mujeres sean mucho más propensas a hablar de temas emocionales, mientras que los hombres no. Este no siempre es el caso, pero si sí, lo que puedes hacer es que tu pareja te ayude a poder abrirte a esos temas sin que tengas miedo o quieras hacerlos a un lado para no tener que lidiar con ello. 

 

5 - Lidia con los problemas que sí tienen solución

En el matrimonio siempre habrá algunos temas complicados que generarán conflictos y estrés si no se hablan a tiempo. No obstante, en realidad son problemas que se pueden hablar para que no escalen a algo peor. 

  • No lleves el estrés de tu trabajo a la casa; tu matrimonio debe de convertirse en un lugar de paz, no un campo de batalla. Esto no quiere decir que nunca hables de tus problemas fuera del hogar, sino que tengan un tiempo indicado para hacerlo y después regresen a la vida normal sin cargar con todo ese estrés. 
  • La relación con los padres de tu pareja. Puede que tengas la suerte de tener a los mejores suegros, pero si no es así, necesitas ser solidario con tu pareja y tratarte de llevarte lo mejor posible con ellos. 
  • Dinero. Se debe buscar un equilibrio entre seguridad y placer. Si las discusiones acerca del dinero pasan más allá del tiempo de la luna de miel, esto puede convertirse en algo mucho mayor. Lo mejor es hacer presupuestos juntos, ahorrar y siempre ser transparentes con respecto al dinero. 
  • Sexo. Aprender a hablar sobre sexo con tu pareja puede no ser fácil, pero es uno de los componentes importantes para tener una relación equilibrada. Las relaciones sexuales te muestran tal cual eres, vulnerable y con emociones a flor de piel; por ello, es importante sentirte con la confianza de que puedes hablar de eso sin ningún problema. 
  • Deberes del hogar. Crea un sentido de trabajo en equipo con tu pareja, sean justos con las responsabilidades de cada quien y respétenlas. 
  • Convertirse en padres. Abrirse a que ahora ya no serán solamente ustedes dos puede ser complicado, pero si es lo que realmente quieren, deben hacer la transición poco a poco para criar juntos a sus hijos de la mejor manera. 

 

6 - Supera el sentido de estancamiento

Esto pasa cuando los sueños de tu pareja o los tuyos no se cumplen. Siempre tendrás tus propios sueños individuales y debes respetarlos, y tu pareja también debería hacer lo mismo. Que cada quien tenga sueños no quiere decir que se falten al respeto o que sea algo malo; al contrario, una pareja debe ayudarte a crecer. 

 

7 - Creen un propósito compartido 

Una relación verdadera, en donde te sientes bien, es aquella que va mucho más allá de lo imaginable. Los propósitos espirituales también son importantes. Una discusión de los valores centrales puede ser usada para promover el significado compartido de la pareja (quizá puedes usar los legados de la familia para preparar tal discusión). Los significados compartidos fortalecerán la amistad conyugal. 

 

Los 2 tipos de problemas maritales 

Hay dos tipos de conflictos matrimoniales: los que tienen solución y los que no. Por lo tanto, hay que personalizar el mecanismo de afrontamiento para ver si el conflicto es solucionable o no. El 69% de los conflictos pertenecen a la categoría de "problema perpetuo". Los problemas perpetuos son suposiciones y problemas subyacentes que no pueden ser fundamentados y solucionados.

 

La resolución de conflictos matrimoniales importantes no es el componente esencial de los matrimonios felices, muchas parejas felices no han resuelto sus grandes problemas. Dado que los temas perpetuos lo son por definición, debes llegar a consensos, es decir, estrategias y rutinas para lidiar con las diferencias insalvables. De lo contrario, los problemas perpetuos se vuelven obstáculos, ya que en lugar de lidiar con las diferencias en tu pareja, entras en una situación de bloqueo. 

 

Si se considera que un determinado desacuerdo no se puede resolver, la pareja tiene que intentar algo diferente a las discusiones sin resolución, los gritos o los silencios de enojo. El consejo clásico de mejorar la comunicación o las sugerencias de "tratar de ponerse en el lugar del otro" no funciona, porque algunas personas no pueden. Sin embargo, estos no son los componentes esenciales de los matrimonios felices y amorosos.

 

Según Gottman, existen cinco principios que funcionan mucho mejor para resolver conflictos: 

  • Suaviza tu tono
  • Aprende a dar y recibir intentos de reparar las cosas 
  • Encuentren actividades para relajarse y mantener la calma juntos
  • Compromiso: negocia con tu pareja y lleguen a consensos
  • Sé tolerante con los defectos de tu pareja

 

Te puede interesar: Arregla estos 8 problemas antes de que terminen con tu matrimonio

 

Cómo predecir el divorcio

Gottman habla de algo que se llama los cuatro jinetes: crítica, menosprecio, actitud defensiva y la evasión.

  • La crítica es un ataque contra la otra persona;
  • El desprecio es la crítica mediante el sarcasmo y cinismo;
  • La actitud defensiva consiste en defenderte a ti mismo en lugar de escuchar al otro y a menudo contraatacar.
  • La evasión es desconectarse de la discusión, y por lo general llega más tarde en la relación.

 

Asimismo habla de dos puntos más: desbordamiento y memorias malas. El primero se refiere a cuando estás en una discusión y no puedes controlarte, dejas que tu sistema de pelea o huida se active, tu corazón late fuerte, y no puedes pensar racionalmente. En muchas ocasiones es cuando entra la evasión de los problemas, para evitar estos sentimiento. El 85% de los que evaden son hombres. Las malas memorias hacen referencia a cuando las parejas están muy arraigadas en puntos de vista negativos. 

 

Te puede interesar: Expertos explican las causas más comunes de los divorcios


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh