Principal

Hábitos para comer bien en la oficina

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 7 hábitos alimenticios que todo oficinista debería seguir

  • Check
  • Cómo comer bien y saludable fuera de casa

  • Check
  • Recomendaciones para comer saludable en el trabajo

Al momento de adoptar un estilo de vida saludable, uno de los grandes retos que se presentan es la preparación de los alimentos. Quizá las primeras semanas empieces con toda la actitud y dediques varias horas a la cocina, pero ¿cuánto crees que dure la emoción? No es fácil, porque después de una jornada en la oficina debes regresar a preparar la comida para el día siguiente. 

 

A menudo, quienes pasan gran parte de sus días en un ambiente laboral activo y se desplazan de un lugar a otro entre juntas, llamadas y otras obligaciones, no se dan el tiempo para alimentarse adecuadamente. Sin embargo, comer nutritivo y fuera de casa es posible, sólo necesitas un poco de planeación.

 

La buena alimentación está relacionada con la productividad, por lo que es muy importante tener hábitos saludables al ingerir cualquier comida, ya que esto tiene un impacto directo en tu rendimiento. Pese a esto, muchos oficinistas se preguntan: ¿Qué hago para alcanzar esta meta en mi lugar de trabajo?

 

Alberto Molás, miembro del Consejo Médico de Herbalife Nutrition comparte algunos consejos que te ayudarán a lograr ese objetivo:

 

Establece horarios para comer 

Mientras trabajas, el tiempo pasa y ni siquiera te percatas. Pasar horas detrás de un escritorio y sin comer, hará que cuando tengas oportunidad de ingerir alimentos lo hagas con prisa e incluso ansiedad. De ahí la importancia de establecer horarios para comer y tratar de respetarlos en la medida de lo posible. El trabajo nunca se va a acabar, la salud sí.

 

Programa los alimentos que vas a comer

Programar tus alimentos te ayudará a organizar lo que vas a ingerir durante toda la semana. Por ejemplo: lavar las frutas, picar las verduras, colocar alimentos en moldes separados e, incluso, congelarlos para preparar un licuado. Una vez que se invierte menos tiempo en la preparación de los alimentos, es más fácil que se elijan productos de mejor calidad.

 

Consume snacks saludables

Las nueces, almendras y pistaches, acompañados por una porción de fruta, siempre serán una mejor elección que los  alimentos rápidos y procesados como las galletas.

 

Hidrátate adecuadamente

El agua es vital para tu funcionamiento, pues permite la absorción de nutrimentos y mejora la función digestiva. Mantén un vaso o botella con agua en tu escritorio y a la vista; esto hará que tengas más predisposición a tomarla.

 

La cantidad importa

Es importante revisar el tamaño de las porciones en los alimentos que consumes, pues algunos son energéticamente densos, es decir, en pequeñas porciones contienen una gran cantidad de energía, lo que se traduce en un exceso de calorías. Comer las porciones adecuadas te ayudará a evitar consumir más calorías.  

 

Evita quedarte con hambre

Si ya consumiste tus alimentos y aún tienes la necesidad de más, elige frutas como la jícama, el pepino o la sandía, que te ayudarán a sentir saciedad.

 

Fomenta los buenos hábitos entre tus compañeros 

Inventa estrategias con tus colegas para apoyarse en el camino hacia esta nueva forma de vida. Haz de esto una oportunidad para relacionarte de manera distinta no sólo con la comida sino también con quienes te rodean. En lugar de ir todos los viernes por los clásicos chilaquiles, salgan de la oficina por un vaso con fruta o una comida más equilibrada en nutrientes, ¡tómenlo como un reto!


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh