Principal

Pavo, nutritivo y tradicional en las celebraciones

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • El pavo aporta nutrientes buenos para la salud

  • Check
  • Recomendaciones para cocinar el pavo

Uno de los protagonistas en las celebraciones de fin de año es el pavo. La carne de esta ave es una gran opción si buscas tener una cena saludable: es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B (B1, B3, B5, B6, biotina, B12), ácido fólico y minerales como fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc.

 

El consumo de pavo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, a mantener los huesos, músculos, uñas y cabello saludables, y lo mejor es que 100 gramos (una porción normal) aportan sólo 161 calorías. Es una proteína que tiene un bajo contenido de grasa y de colesterol.

 

Pavo al plato

El pavo se come tradicionalmente durante la Navidad en Europa y América y durante la celebración del Día de Acción de Gracias (el segundo lunes de octubre en Canadá y el cuarto jueves de noviembre en Estados Unidos).

 

El pavo es un alimento ideal para los niños porque es fácil de digerir y posee nutrientes esenciales tanto para los pequeños como para los adultos. De acuerdo con los nutricionistas, entre los principales beneficios del pavo están:

  • Es ideal para consumir en dietas para control de peso por su bajo contenido de grasa.
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Puede ser consumido por personas con gota o con el ácido úrico alto.
  • Tiene hierro, y por ello se le recomienda a las personas con anemia.
  • Es fácil de digerir, así que es ideal para niños pequeños y personas de la tercera edad.
  • Contribuye a mantener al sistema nervioso sano.
  • Mejora la salud de la piel porque favorece la hidratación (la carne del pavo contiene abundante agua).
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Ayuda a prevenir el envejecimiento celular.
  • Contribuye a mantener los huesos sanos.
  • Mantiene la salud de músculos, uñas y cabello.

 

Cómo darle más sabor

El pavo se distingue por tener un sabor suave y a veces poco atractivo en comparación con otros platillos, como el lomo o la pierna de cerdo, que también se consumen mucho en esta época. No es fácil cocinarlo, pero tampoco es complicado. Sólo debes tener en cuenta ciertas sugerencias para hacer un platillo delicioso, suave y jugoso. 

 

Cuando se le prepara completo, hay que cuidar que la pechuga no quede muy seca o los muslos muy suaves; para evitarlo, también puedes cocinarlo por piezas, aunque no tendrás la vista típica del platillo. Para cocinarlo entero, hay que aplicar algunos trucos para garantizar un buen sabor y cocción:

1. Tiene que estar totalmente descongelado para marinarlo.

2. Hay que marinar el pavo entre 8 y 12 horas antes de cocinarlo. También se puede sumergir en agua con sal, así queda más jugoso. Proporciones: por cada 8 tazas de agua, 1/4 de taza de sal.

3. Para marinarlo prepara una mezcla de mantequilla, ajo triturado, sal, pimienta, mostaza y orégano. Unta el pavo, especialmente donde se encuentra la pechuga, porque por su proximidad al hueso, ésta se cocinará más rápido.

4. Al hornear, sigue la regla de 30 minutos de cocción por cada kilo de pavo. Baña con su jugo de cocción o caldo de pollo o vino cada 45 minutos para mantenerlo siempre hidratado.

5. Cuando esté listo, cúbrelo y dejalo reposar durante unos 30 minutos antes de partirlo, para que no pierda sus jugos.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh