Querida leche, ¡feliz día y muchas gracias!

Harmonía / 2017-05-31

Este 1 de junio se celebra el Día Mundial de la Leche y aunque eso podría parecer un poco extraño, lo cierto es que si te detienes a pensarlo este alimento se merece todos los honores.

 

Para empezar, ¿qué es lo primero que consumes cuando llegas a este mundo? ¡Sí, leche! De hecho, durante varios meses esa es tu única fuente de energía y nutrientes; con el tiempo empiezas a recibir otro tipo de insumos, pero durante toda la infancia la leche se mantiene como una parte básica de tu dieta.

 

Esto es así no sólo por costumbre, sino porque hay una sabiduría natural heredada de generación en generación que nos indica que, como mamíferos que somos, la leche es fundamental para nuestro desarrollo. Hace al menos 10 mil años que los humanos la incluimos en nuestro régimen alimenticio.

 

Por eso, por su valor nutrimental y también por su relevancia en la economía a nivel global, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) instituyó en 2001 el Día Mundial de la Leche.

 

Recientemente cobró auge una corriente de opinión que señalaba que los adultos no necesitan consumirla; al final es tu elección, pero aquí te compartimos algunos puntos sobre su valor nutrimental y todo lo que puede aportarte su consumo cotidiano:

 

  • La leche es una fuente importante de nutrientes que ayuda a cubrir los requerimientos diarios de calcio y de vitaminas A y D.

 

  • La proteína que ofrece es muy completa, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, es fácil de digerir y de aprovechar por el cuerpo.

 

  • Un vaso aporta aproximadamente 1/3 parte del calcio diario recomendado. Sin suficiente calcio, no puedes tener huesos sanos y fuertes.

 

  • Si no tomas leche, para recibir el calcio que contiene un vaso tendrías que comer 16 tortillas, cinco tazas de brócoli cocido, 13 tazas de kale crudo o unos 11 huevos grandes. Suena más fácil servirte un vasito, ¿no?

 

  • Para los mayores de 40 años, es una excelente forma de enfrentar la pérdida de masa muscular, pues es una proteína de alta calidad.

 

Una buena noticia para quienes no pueden procesar la lactosa es que actualmente ya hay opciones que conservan el valor nutrimental de la leche, pero sin ese componente.

LALA te cuida con algo tan bueno que hasta merece que festejemos su día. ¡Celebra tomándola y ayuda twitteando!

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: