Conoce los múltiples beneficios de las semillas de chía

Harmonía / 2018-05-03

La chía es una pequeña semilla que se ha vuelto muy popular debido a sus múltiples aportes nutrimentales, que incluyen fibra, antioxidantes, calcio y proteínas, además de su alto contenido en ácido graso omega 3.

 

Su uso se remonta a la época prehispánica, cuando las culturas mesoamericanas, como los mayas y los aztecas, la utilizaban para preparar medicinas. Actualmente se usa como ingrediente de ensaladas, batidos y panes, así como para acompañar el agua y la fruta.

 

Pero sus propiedades van más allá de complementar una dieta saludable, ya que de acuerdo con los resultados de las investigaciones de Jesús Vázquez Rodríguez, doctor en ciencias biológicas e investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), esta semilla ayuda a prevenir y tratar la hipertensión, sin los efectos secundarios de los medicamentos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Vázquez Rodríguez explica que las sustancias que contiene la chía producen en el organismo efectos muy similares a los que presenta el captopril, que es el medicamento más utilizado para tratar la hipertensión.

 

Una de las ventajas de la chía respecto al captopril es que no genera sus efectos secundarios, como tos crónica, proceso de inflamación y dolor de cabeza.

 

Entre los componentes de la chía que ayudan a combatir la hipertensión destacan los antioxidantes, mientras que la semilla entera mejora la digestión y el sistema circulatorio, y también favorece la movilidad de lípidos. 

 

Además, según el investigador, este alimento contribuye a la reducción de peso y grasa corporal, debido a que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, las conocidas como “grasas buenas”.

 

Por otro lado, de acuerdo con el artículo “Chía (Salvia hispanica) situación actual y tendencias futuras”, publicado en la Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, la chía ayuda a reducir significativamente el peso gracias a su alto contenido de omega 3 que suprime el apetito, optimiza la oxidación en los lípidos e incrementa el consumo de energía.

 

Además, dicha publicación indica que el omega 3, que es uno de los ácidos grasos esenciales, también ayuda a controlar la glucosa en la sangre después de ingerir alimentos, lo cual favorece la presión arterial y la coagulación.

 

Así que la semilla de chía es un alimento completo que, además de ayudarte a mantener tu peso y a tener una buena digestión, puede ser útil como complemento en el tratamiento de la hipertensión y la diabetes, al regular la presión arterial y el nivel de glucosa en la sangre.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Acostumbras consumir semillas de chía?
¿De qué manera las consumes?

Te podría interesar: