5 maneras de cultivar tu fuerza interior

Paulina Sánchez / 2018-01-11

El viaje de la vida te presenta caminos, desafíos, oportunidades y obstáculos. La combinación de éstos hace que el trayecto sea más divertido y que la conquista de la victoria sea más satisfactoria. No obstante, para lograr llegar a donde te propones debes ser consciente de que la única constante en el trayecto eres tú, y que será tu capacidad para levantarte al tropezar y mantenerte con las alas extendidas a través de cualquier tormenta lo que te permita alcanzar el éxito.

 

1. Conócete y reconócete

El aforismo griego “Conócete a ti mismo” es una invitación a saber cuáles son tus fortalezas, qué debes hacer para desempeñarte mejor, qué necesitas para ser feliz y, sobre todo, cómo puedes sentirte cómodo en tu propia piel. Conocerte es el primer paso para establecer tu punto de partida y recurrir a tus cualidades y habilidades cuando necesites herramientas para superar obstáculos. Por otra parte, reconocerte es tener la suficiente autoestima y seguridad para llenarte de poder y trabajar para no dejarte derrotar por tus debilidades.

 

2. Pasa tiempo acompañado y a solas

Los seres humanos adquieren diversos conocimientos a partir de sus experiencias de vida. Otras personas pueden enriquecerte con sus puntos de vista, enseñarte nuevas habilidades, motivarte e inspirarte. Además, convivir con otros te empuja a ser más inteligente emocionalmente y a desarrollar la tolerancia y la empatía. Pero no olvides pasar también tiempo a solas. Date tiempo para dejar de lado las distracciones, alimenta tu alma con nuevos conocimientos, imagina, haz ejercicios de mindfulness y llénate de la energía positiva que puede brindarte la calma para darlo todo cuando tengas que trabajar por tus metas.

 

3. Sé responsable y perseverante     

Nada puede drenar más tu energía que malgastar tu tiempo y realizar tareas inútiles. Por eso, establecer una rutina, además de seguirla, hará que te concentres y enfoques tus esfuerzos y trabajo mental en objetivos fijos y claros. También será una herramienta para evitar la procrastinación. Aunado a esto, la perseverancia conlleva tener el control de tus emociones para continuar esforzándote, rebasar tus límites y retirar bloqueos hasta lograr tu objetivo. Por eso, recuérdate cada día cuál es tu meta y por qué quieres alcanzarla. Hacerlo por la mañana te servirá como combustible para esforzarte todo el día.

 

4. Cuídate

La fuerza interior también tiene cierta relación con la fuerza física. No se trata de hacer pesas y ganar una musculatura imponente, sino de hacer ejercicio suficiente para sentirte bien y comer de manera adecuadamente equilibrada para estar sano. Estar en forma y saludable alimentará tu fuerza interior y, como consecuencia, esto te motivará a mantener tus hábitos saludables

 

5. Busca tu fuente de poder

Llámale energía, vibra, Dios, vida, amor o “yo”, pero encuentra un punto del que puedas partir y empujarte cuando sientas que los contratiempos te frenan. Busca una fuente de poder interior que te ayude a renovarte y, sobre todo, cree en ti.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Conoce nuestra guía de experiencias originales, divertidas y gratuitas para este 14 de febrero.