Principal

¿Tomarte selfies te hace ser un narcisista?

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • En qué consiste el narcisismo

  • Check
  • Por qué tomarse selfies no necesariamente es ser narcisista

Actualmente, las selfies, o autorretratos, inundan las redes sociales. Ante la popularidad de este tipo de fotografías, los medios de comunicación suelen asociarlas con el narcisismo, al afirmar que quienes se las toman y las comparten tienen tendencias narcisistas. 

 

Sin embargo, esta puede ser una forma de tomar a la ligera un trastorno psicológico, que no debería ser utilizado para describir a las personas indiscriminadamente.

 

En primer lugar, el trastorno psicológico del narcisismo implica un deterioro considerable en las funciones de la personalidad, una capacidad reducida para reconocer los sentimientos y las necesidades de los demás, así como rasgos patológicos como el antagonismo, la grandiosidad y la búsqueda de atención. 

 

Claramente, la mayoría de las personas que se toman selfies en realidad no exhiben estos rasgos.

 

Las noticias que hablan de las selfies narcisistas suelen citar estudios psicológicos que, en el mejor de los casos, pueden mostrar de manera convincente que algunas personas con tendencias narcisistas tienen más probabilidades de tomarse selfies en exceso que las que se consideran mentalmente sanas.

 

Esta clasificación de narcisista vs mentalmente sano se da según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, o de acuerdo con las pruebas de personalidad psicológicas estándar como los "cinco grandes" o la "tríada oscura". 

 

Los "cinco grandes" es un examen destinado a clasificar las dimensiones básicas de la personalidad en las categorías de extraversión, amabilidad, apertura, conciencia y neuroticismo. 

 

Por otra parte, las pruebas de la "tríada oscura" se centran en los rasgos de personalidad malévola del narcisismo, el maquiavelismo y la psicopatía

 

El problema está en que los estudios que suelen citar las publicaciones que afirman que tomarse autorretratos es un signo de narcisismo han sido criticados por no contar con suficientes bases estadísticas. 

 

En otras palabras, la cantidad y diversidad de personas incluidas no son representativas de la población general ni son lo suficientemente grandes como para llegar a generalizaciones confiables. 

 

Estos estudios también son criticados por equiparar casos raros e individuales de uso indebido de selfies con todas las personas que se toman o publican este tipo de fotografías. Y esto resulta tan absurdo como afirmar que el spinning causa autismo en los niños porque a algunos niños autistas les gusta. 

 

En el siglo XVIII se decía que la lectura de novelas causaba fiebre, y a principios del siglo XX se creía que el uso de bicicletas conducía a las mujeres al lesbianismo. Sin embargo, aquí todo mundo lee y anda en bicicleta, sin fiebre y cada quien con su sexualidad. 

 

Además, lo que sucede a menudo es que un estudio psicológico suficientemente razonable se simplifica y tergiversa para el llamado clickbait, es decir, para atraer la atención de los lectores (aunque ello implique recurrir al morbo, el amarillismo o a la exageración del contenido) y lograr que abran el enlace de la noticia. 

 

Y de repente, se producen "noticias" que afirman que hay "pruebas científicas" de que tomar fotos de uno mismo es un signo de narcisismo o psicopatía, o peor aún, que pueden provocarlos.

 

En resumen, la suposición detrás del hecho de considerar narcisismo al acto de tomarse una selfie es que si te tomas una foto, debes pensar que eres digno de ser visto. Durante cientos de años, esto ha estado bien para los hombres ricos y poderosos de quienes se pintaron retratos o se erigieron estatuas. 

 

Aquí radica otro punto importante del asunto: en su mayoría, son las selfies de los jóvenes, las mujeres y los homosexuales las que son ridiculizadas como narcisistas. ¿Por qué está bien visto que algunas personas se admiren y muestren a sí mismas, mientras que otras son consideradas como trastornadas?

 

El juicio de que las mujeres jóvenes son narcisistas por tomarse autorretratos puede interpretarse como una forma más de control por parte de quienes deciden qué merece o no ser visto. 

 

Cuando las chicas jóvenes ya no necesitan la intervención reguladora de un hombre poderoso con una agencia de modelos y otro con una cámara profesional; cuando los chicos gays o los niños trans se resquebrajan y muestran con orgullo que existen, el orden social se agita. 

 

El juicio del narcisismo se basa en el supuesto de que otras personas, normas sociales e instituciones tienen el derecho de decidir si eres digno de ser visto. 

 

Para ir un paso más allá, incluso se puede decir que la economía de consumo prospera en las personas (en particular las mujeres) que no se sienten satisfechas. Se gana mucho dinero al vender cremas, ropa y membresías en gimnasios que prometen acercar a las personas a ser dignas de ser vistas.

 

Con información de Psychology Today


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh