Principal

5 formas de hacer más divertidos tus traslados en transporte público

Time

6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo evitar que tus traslados sean tediosos y estresantes

¿Te has puesto a pensar cuánto tiempo de tu vida gastas en tus traslados diarios? Ya sea a la escuela, al trabajo o al dejar a los niños; con el tráfico de hoy en día y el transporte público que también ya está atiborrado, es probable que pases en promedio unas 3 horas diarias totales en traslados. 

 

Muchas personas no tienen la suerte de poder vivir cerca de sus trabajos, tal vez tú eres una de ellas y lo que menos quieres es tardarte horas en el traslado. El estrés, la gente que a veces va de muy mal humor, el tráfico, todo eso solamente lo hace mucho peor. Entonces, ¿qué tal si le ves el lado positivo y sacas lo mejor de esto? Estas recomendaciones te pueden ayudar a lograrlo. 

 

Sé amable e interactúa con las personas 

No importa si manejas o si vas en transporte público, siempre debes ser amable con los demás. Dar los buenos días o regalar una sonrisa puede mejorar tu día y el de la otra persona, ya que actualmente muy poca gente lo hace. 

 

Y si eliges el metro o autobús para tus traslados, puede ser una gran idea conversar un poco con alguien. Esto no es un consejo al azar, pues se llevó a cabo un estudio para medir si realmente sirve o no.

 

De acuerdo con los resultados obtenidos, aunque los viajeros predijeron que hablar con extraños sería la forma más desagradable de pasar su viaje, el grupo que lo hizo lo encontró más agradable que evitar la conversación o que simplemente ir y venir sin interactuar con nadie, como lo hacían normalmente

 

Utiliza tu intuición para que sepas elegir bien con quién hablar. Nunca sabes de quién puedes aprender algo nuevo o con quién puedes compartir gustos similares.

 

Escribe lo que piensas 

¿Te pasa que te despiertas y piensas en todas las cosas que tienes por hacer? Incluso en lo que pasó ayer o si tal persona está enojada contigo, que si la comida quedó bien o no... todos estos pensamientos recurrentes en tu cerebro que no te dejan en paz para comenzar el día, los puedes dejar plasmados por escrito y olvidarte de ellos durante la jornada. Esto es aún más importante si tu trabajo requiere que seas creativo. 

 

La autora Julia Cameron tiene una respuesta para esto. Dedicar un momento por las mañanas para escribir tres hojas a mano de todos esos pensamientos sin sentido que se cruzan por tu cabeza, te ayudará a depositar todas esas preocupaciones ahí y así podrás concentrarte durante el resto del día sin que te ronden. 

 

Es cierto que es difícil escribir mientras vas en el transporte, pero puedes dedicar unos minutos para hacerlo antes de salir de casa. Esto te ayudará a tener la mente más clara y despejada desde que vas en tu trayecto, y te puede servir para estar de mejor humor y ser más tolerante con el tránsito y el exceso de gente. 

 

Elige ir en bicicleta o caminar 

Es probable que por la distancia a la que se encuentra tu trabajo no te sea posible irte en bicicleta o caminar. Lo que sí puedes hacer es bajarte cerca de tu destino y caminar un poco o tomar una bicicleta de uso público.

 

Recuerda que estar activo físicamente es indispensable para tener una buena salud cardiovascular y para mantenerte en forma. Además, al estar en movimiento tu ánimo mejorará, te liberarás del estrés y te sentirás de mejor humor.

 

Si no tienes bicicleta o si no te es posible realizar todo tu trayecto en ella, en la Ciudad de México puedes hacer uso de los servicios de Ecobici, Vbike y Mobike. Si quieres saber más de ellas y su funcionamiento, checa esta nota: 3 opciones de movilidad ciclista en la CDMX.

 

Lee un libro o escucha algún podcast 

Un libro puede convertirse en tu mejor compañero durante tus traslados diarios. Elige uno que te motive a seguir su historia, para que te pierdas en sus páginas, dejes volar tu imaginación y te olvides del tedio del trayecto.

 

Puede ser que leer no sea lo más cómodo para ti cuando vas en el transporte público, ya sea porque hay mucho ruido o simplemente no puedas sostenerte bien cuando vas de pie mientras agarras tu libro. No importa, actualmente existe un sinfín de opciones para que escuches algún audiolibro o un podcast de tu interés. Así puedes aprovechar tu trayecto para informarte o aprender cosas nuevas.

 

  • Si te interesan los temas relacionados con la espiritualidad, yoga y amor propio, puedes escuchar el podcast de Ricardo Ponce.
  • En temas relacionados con la pareja y las relaciones, te ayudará mucho el podcast de Mario Guerra con Martha Debayle.  
  • Si quieres conocer más acerca de belleza y salud entonces puedes optar por el podcast de la periodista Cristina Mitre, The Beauty Mail 

 

Cambia de ruta de vez en cuando 

Si el trayecto es demasiado largo o molesto, ¡trata de encontrar una solución mejor! Pensar fuera de tu rutina puede darle un empujón a tu cerebro, y tal vez encuentres una manera de hacer tu vida mucho más placentera.

 

Cuando comienzas a hacer cosas diferentes que tu cerebro no conoce, entonces vas a comenzar a crear nuevas redes neuronales. Algo así como lo que pasa cuando aprendes un nuevo idioma, a tocar un instrumento o algún tema completamente nuevo. Tu cerebro tiene la capacidad de generar nuevas conexiones neuronales día con día, no dejes que se atrofie y cámbiale a la rutina. 

 

Te puede interesar: Neurogénesis: apoya a tu cerebro en la creación de nuevas neuronas

 

Además, ten en cuenta que una ruta, aunque pueda ser más larga, si te resulta menos molesta o tiene menos trasbordos o paradas y es menos concurrida, puede marcar la diferencia en tu energía, tu ánimo y tu humor.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh