Principal

¿Qué es el complejo de inferioridad y cómo superarlo?

Junio 22, 2021

Time

Menos de 7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué es el complejo de inferioridad y qué señales lo indican

  • Check
  • Recomendaciones para afrontar y superar este complejo

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

El sentimiento de inseguridad es algo que, quizás, todos alguna vez hayan experimentado. Sin embargo, no es lo mismo sentirse inseguro ante una situación nueva o al interactuar con personas desconocidas, que vivir con un sentido de inferioridad constante. 

 

El complejo de inferioridad es un sentimiento intenso de insuficiencia personal que se vive constantemente y surge de la creencia de que la persona es deficiente o tiene ciertas limitaciones en comparación con otras.

 

Quienes presentan este complejo subestiman su propio valor, suelen compararse con los demás, creen que no son lo suficientemente buenos, suelen centrarse en lo que perciben mal en sí mismos, mientras que ignoran sus cualidades positivas. Todo esto suele conducirlos al autosabotaje.  

 

Además, las personas con un complejo de inferioridad sienten que no podrán hacer frente a ciertos aspectos de su vida o alcanzar determinados objetivos, debido a alguna deficiencia o limitación física o psicológica, sea real o imaginaria. De esta manera, el pronóstico de un fracaso es algo que suele estar en sus mentes.

 

De acuerdo con el psicoanalista austriaco Alfred Adler, quien acuñó el término de complejo de inferioridad en 1907, éste se divide en dos tipos: inferioridad primaria e inferioridad secundaria.

 

Inferioridad primaria

Comienza en la primera infancia, como resultado de que los padres o cuidadores hagan comparaciones entre los niños al decir, por ejemplo, que uno es mejor que otro. Si a un niño se le dice constantemente que no es adecuado o lo suficientemente bueno, puede sentirse indefenso, vulnerable y ansioso; y con el tiempo desarrollará una autoestima frágil, además de una baja autoconfianza. 

 

Inferioridad secundaria

Es la manifestación adulta que puede, o no, ser causada por sentimientos residuales de la niñez. Si no surgió en la infancia, pudo darse debido a que la persona ha estado expuesta de forma crónica a comentarios o circunstancias que refuerzan su baja opinión de sí misma

 

Este tipo de inseguridad impide que las personas alcancen sus metas, porque se manifiesta como una baja autoestima e inseguridad debilitante. Una persona puede tener dificultades para socializar o mantener relaciones saludables debido a sus emociones de autocrítica. También afecta su capacidad de adaptación en diferentes entornos, como el social, laboral y romántico.

 

En espacios donde prevalecen ciertos prejuicios raciales, de género o apariencia, las personas que no se ajustan a las normas privilegiadas se encuentran fuera de juego, sin importar cuánto lo intenten o cuán competitivo sea su conjunto de habilidades. La exposición constante a situaciones de inequidad puede hacer que las personas pertenecientes a los grupos discriminados sientan que eso se debe a que hay algo mal en ellas.

 

Señales presentes en el complejo de inferioridad

Algunas de las señales relacionadas con un complejo de inferioridad o baja autoestima incluyen:

  • Inseguridad extrema.
  • Actitud complaciente con los demás, con el fin de agradar.
  • Ser demasiado cohibido. 
  • Ser muy autocrítico y, al mismo tiempo, sensible a la crítica.
  • Ansiedad social o fobia social.
  • Expectativas altas y poco realistas para uno mismo.
  • Pasividad y escrutinio constante en las relaciones románticas.
  • Sensación de no ser digno ni suficiente.
  • Agresividad al sentirse no respetado por los demás.
  • Perfeccionismo y miedo a cometer errores.
  • Sensación de tristeza y soledad.
  • Pensamiento lento y dificultad para concentrarse. 
  • Nerviosismo, preocupación e inquietud constantes.

 

Cómo superar el complejo de inferioridad

El tratamiento y la solución dependen de la causa que hay detrás de esa sensación de inferioridad. Lo más recomendable para enfrentar y superar este problema es recurrir a la ayuda de un profesional de la salud mental, ya sea un psicólogo, psiquiatra o terapeuta, quien puede brindar las mejores herramientas para cada caso particular. 

 

Además de la terapia, aprender a superar un complejo de inferioridad se trata de aprender habilidades de afrontamiento que ayuden a reducir la incomodidad con uno mismo. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar con esto:

 

Procura realizar diálogos internos positivos con regularidad, al repetir en tu mente afirmaciones como: "Soy lo suficientemente bueno", "Soy capaz de hacer muchas cosas que otros no pueden" o "Puedo lograr las cosas a mi manera". También puedes escribirlas y colocarlas en lugares fácilmente visibles, para que siempre las tengas presentes. Sólo asegúrate de usar frases que realmente creas y vayan de acuerdo contigo, pues de lo contrario, no ayudarán. 

 

Identifica los factores desencadenantes de tu inseguridad. Sepáralos entre los que puedes controlar y los que no. En el caso de los que están bajo tu control, como tus pensamientos sobre ti mismo y los juicios que puedes llegar a hacer sobre ti, empieza a trabajar para hacerlos conscientes e identificarlos cuando aparecen, para que así puedas cambiar esas ideas negativas por algo positivo o neutro. En el caso de lo que no puedes controlar, como lo que los demás opinan o dicen de ti, deberás trabajar en aprender a soltarlo y dejarlo ir para que no te afecte, pues lo que está en la mente de otros no te define.

 

No te compares con los demás. Aprende a amar todo lo que eres y comprende que cada persona es diferente, cada quien tiene diferentes habilidades, cualidades y talentos; mientras que unos son muy buenos en los deportes, otros lo son en la cocina o las artes, etcétera. Y también, debes saber que todo mundo tiene defectos, fallas, errores y cosas que se les dificultan hacer. Así que deja de centrarte en lo negativo o en tus fallas, y mejor enfócate en lo que haces bien, disfrútalo y mejóralo.

 

Sé compasivo contigo mismo. No te conviertas en tu peor juez; trátate a ti mismo como tratarías a tu mejor amigo o a una persona muy querida, con esa amabilidad, respeto, comprensión y cariño que le brindarías, pero enfocados en ti.

 

Identifica los miedos que hay detrás de tus inseguridades. Acéptalos, reconócelos y trata de identificar la enseñanza que hay detrás de ellos; ¿qué debes trabajar para eliminar esos miedos y así poder avanzar y crecer?

 

Rodéate de las personas adecuadas. Si parte de tus inseguridades han surgido debido a las personas tóxicas que te critican, minimizan, ignoran o ridiculizan, evita relacionarte con ellas. Y si esto no es posible (debido, por ejemplo, a que trabajas con ellas), mantén la distancia, reduce el trato a lo indispensable y aprende a establecer límites que sean saludables para ti y te ayuden a mantener equilibrado tu bienestar emocional. Por otro lado, procura rodearte de personas positivas, que te motiven, inspiren, impulsen, reconozcan y ayuden a ver todo lo bueno que hay en ti. 

 

Finalmente, toma en cuenta que superar un complejo de inferioridad no es tarea fácil, sobre todo cuando es un sentimiento arraigado desde la infancia. Por eso, debes ser paciente y compasivo contigo mismo, y saber que el cambio y la sanación no se darán de un momento a otro, sino que es un proceso que tomará su tiempo y avanzará poco a poco.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh