Principal

Ámate conscientemente (Primera parte)

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Herramientas sencillas para trabajar el amor propio

  • Check
  • Pasos para romper con las ideas establecidas sobre ti mismo

Más allá de los conceptos de belleza interna o externa, de tallas, apariencias o estereotipos, la belleza ha sido asociada siempre a un observador (es decir, a alguien externo). Además, se ha permeado por las creencias familiares, del entorno y las experiencias que cada persona posee.

 

Es tan importante este concepto en la vida, que puede incluso definir cómo te tratas y permites que te traten. Por ello, es necesario que revises constantemente tu concepto de belleza y que éste te integre holísticamente (mente-cuerpo-emociones).

 

A continuación encontrarás un ejercicio enfocado en la belleza del cuerpo físico. ¿Por qué se enfoca en la belleza física y no en la belleza en general? Porque la imagen que tienes de tu cuerpo en el espejo es una relación que tienes todos los días.

 

En esta primera parte, necesitarás pluma y papel. Puede que pienses que si tienes que escribir algo será una labor tediosa, pero piensa que escribirlo te permitirá pasarlo del inconsciente al consciente para transformarlo.

 

Busca un lugar cómodo y, antes de iniciar, realiza algunas respiraciones largas y profundas.

 

Para empezar, reflexiona sobre esto: El concepto de belleza que tengo, ¿es mío o está permeado por las ideas de otros (familia, amigos, pareja, etcétera)?

 

Divide tu hoja en tres secciones: Ideas o frases / Origen / Afirmación.

 

Haz una lista de todas esas frases que rondan continuamente en tu mente acerca de tu cuerpo y piensa en boca de quién las has escuchado. Primero llena las secciones de ideas o frases y del origen de donde provienen. 

 

Ejemplo:

Frases: “Unas piernas lindas no tienen celulitis”.

Origen: Amigas y revistas.

 

Para hacer la lista, no te olvides observar cada parte de tu cuerpo físico. Es importante que no temas ser sincero al escribir. No se trata de juzgarte o juzgar a los demás, sino de revisar los cimientos sobre los cuales construyes tu día a día.

 

Una vez que está la lista con su origen, elabora una afirmación que sustituya a estas frases no funcionales. Dichas afirmaciones deben ser oraciones sencillas.

 

En el caso del ejemplo usado más arriba, la afirmación podría ser algo así: “Mis piernas son lindas, ya que pueden llevarme a donde quiera”.

 

Una vez terminadas tus afirmaciones, guarda la hoja en un lugar donde la tengas siempre a la mano, pues las repetirás diario antes de dormir durante 21 días. Cada día irás más profundo en tu psique: ¡te sorprenderá lo que puedes descubrir que piensas de ti!

 

La mayoría de las veces, la incomodidad que sientes con tu cuerpo no nace de ti, sino de las experiencias a lo largo de tu vida y de lo que otros han dicho que debes ser y has tomado como cierto. La realidad es que pocas veces te cuestionas si esa creencia te nutre o te aleja de amarte plena y conscientemente.

 

Recuerda que cuestionarte las ideas que tienes sobre ti mismo es necesario para crecer y amarte más, y es algo que es importante hacer cada día. ¡Sé tú quien te define!

 

Si tienes dudas de cómo elaborar tus afirmaciones, no dudes en comentar debajo del artículo, y también comparte cómo te sientes una vez que inicias con este camino de amor propio y reconocimiento.

 

* Encuentra en este enlace la segunda parte de este artículo.

 

Con información de Pulso Alquímico


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh