Principal

Yoga facial, el secreto para un rostro joven

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Una rutina de ejercicio para fortalecer los músculos faciales

  • Check
  • Cómo tener una piel tersa y firme en el rostro mediante yoga facial

Llegar a los 30 años puede ser un trauma para muchas personas. Y no exageran: los 30 son un cambio muy importante en la vida, no sólo emocional sino también físico. A partir de la tercer década de vida disminuye la capacidad de síntesis de colágeno y elastina de la piel, proteínas que la mantienen tersa y sana. 

 

Cuando la piel pierde estas proteínas aparece la flacidez del rostro, porque pierde grosor y firmeza. No todo está perdido, pero como con el resto de la salud y el estado físico, es necesario cuidar la piel y ejercitar los músculos faciales. El ejercicio facial deberá ser parte de tu rutina diaria como complemento natural para combatir los signos del envejecimiento, al igual que la limpieza mañana y noche, la correcta hidratación y una alimentación balanceada. 

 

Sin embargo, un rostro terso y firme no se logra de la noche a la mañana. Así que reserva unos minutos al día para trabajar los músculos que sostienen la piel mediante series de movimientos repetidos para fortalecerlos y que la mantengan en su sitio. 

 

Diana Bordón, experta en yoga facial, explica que "algunas rutinas se pueden realizar en cualquier lugar para aprovechar momentos muertos". Ella asegura que lo puedes hacer mientras caminas o esperas el cambio de luz en el semáforo. El ejercicio se hace en 2 minutos y puedes seguirlo en el videotutorial de YouTube del canal de la experta. En este video, Bordón explica los siguientes pasos para llevar a cabo este ejercicio:

  • Empieza con el beso. Levanta un poco la barbilla y lanza besos hacia afuera, tienes que notar la intensidad en la zona nasolabial. Repite tres series de 15 movimientos. 
  • Después, pasa a uno un poco más complicado con los labios. Lleva los labios hacia delante con la boca abierta, bajas con una O intensa, sonríe con los labios debajo de los dientes y vuelve. Repite tres series de 15 repeticiones. 
  • Concluye con este ejercicio. "Si los pómulos están arriba, el nasolabial también y los párpados inferiores suben". Con el mentón ligeramente hacia delante, realiza una O hacia abajo y sube una sonrisa con la boca cerrada, siempre en tres series con 15 repeticiones. 

Con información de S Moda


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh