Principal

¿Cómo elegir el mejor mat de yoga para ti?

Time

5 minutos de lectura

Si practicas yoga o te has iniciado en esta disciplina y vas a comprar un mat para hacer más cómodas tus sesiones, hay algunos aspectos que debes considerar para que el mat que elijas cubra tus necesidades y se adapte a tu práctica. 

 

Para empezar, es importante que sepas que no hay tapete de yoga perfecto y ninguno se adapta a todas las personas, pues cada quien tiene necesidades distintas. A continuación, los aspectos más importantes que debes tomar en cuenta.

 

Medidas y grosor

El tapete de yoga debe cubrir la longitud y ancho de tu cuerpo. Su largo suele ser de aproximadamente 170 a 180 centímetros, mientras que los tamaños extragrandes alcanzan los 190 o 200 centímetros. El ancho suele ser de 60 a 65 centímetros.

 

El grosor estándar es de aproximadamente 3 milímetros. Estos mats son los más adecuados para las posturas de equilibrio y son la mejor opción para transportarlos (por ejemplo, cuando sales de viaje), ya que son más ligeros y ocupan menos espacio.

 

Los mats de 5 milímetros o más de grosor son recomendables para quienes incluyen en sus rutinas vinyasas y saltos, y para quienes practican ashtanga yoga, pues brindan una mayor amortiguación y ayudan a proteger las rodillas y demás articulaciones. Sin embargo, en las posturas de equilibrio los mats más gruesos pueden restar estabilidad.

 

Modelos como Jade Fusion y Manduka Promat ofrecen suficiente amortiguación para las articulaciones, sobre todo para resistir las posturas que demandan impacto en las rodillas. 

 

Por otro lado, Jade Voyager, Jade Travel y Manduka Prolite te dan estabilidad en las posturas de pie, al ser tapetes firmes y densos. Al mismo tiempo, son ligeros y portables para que los lleves a donde quieras.

 

Material y textura

La mayoría de los tapetes están hechos con PVC, también conocido como vinilo, aunque también existen nuevas opciones más ecológicas, que incluyen materiales como caucho natural y reciclado, yute, algodón orgánico o algodón natural. Manduka eKo, Arc Fitness y Liforme Evolve son alternativas amigables con el medioambiente. 

 

La textura del mat puede ser rugosa, lisa, hecha por el fabricante o de origen natural, por las características propias del material. A algunas personas les gusta sentir una textura con agarre y otros prefieren una sensación natural como la que ofrecen los tapetes de las marcas Jade, Ashtayogui y Lululemon.

 

Antideslizante

Este es el punto más importante para la comodidad al practicar yoga, ya que no querrás que tus pies se resbalen mientras realizas las posturas. Además de que puede ser incómodo, puede hasta resultar riesgoso, pues pondrás más tensión en los músculos y correrías el riesgo de lastimarte, o podrías caer y sufrir alguna lesión. 

 

Así, es importante que un tapete proporcione tracción, la cual encuentras en modelos como Jade Harmony, Manduka, los mats de caucho de Ashtayogui y los de Lululemon.

 

Mantenimiento y durabilidad

Para que tu mat se mantenga en buen estado por más tiempo, es importante que lo limpies bien después de cada uso, para evitar que el sudor se seque en su superficie y lo dañe.

 

Para ello, hay esprays especiales que debes colocar directamente sobre el tapete y limpiar con una toalla o paño seco. Además, una vez por semana puedes realizar una limpieza más profunda con agua y jabón. Sécalo extendido a la luz del Sol. 

 

En cuanto a la durabilidad, los modelos que se distinguen por resistir incluso las más duras prácticas durante más tiempo son Manduka Prolite y Manduka Promat.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh