Principal

Combate el cansancio e impulsa tu energía con yoga

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Ejercicios que te ayudan a activarte y llenarte de energía

  • Check
  • Posturas de yoga para estar en movimiento y equilibrio

¿Necesitas combatir el cansancio? Prueba este entrenamiento, es rápido y fácil. Cada ejercicio está diseñado para alinear el cuerpo y llevar más oxígeno a los músculos; hará que te sientas recargado y con más energía.

 

La mayoría de las personas adultas pasan la mayor parte del día sentadas, lo que a largo plazo puede traer consecuencias graves para la salud. Este hábito de la vida moderna se relaciona con una gran variedad de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis y síndrome metabólico.

 

La solución para activarte y mejorar la postura es bastante simple: muévete más. No necesitas más que unos minutos cada hora para moverte, sin necesidad de descuidar el trabajo ni sacrificar tu tiempo de descanso. 

 

3 movimientos para aumentar tu energía

1. Gomukhasana, también llamada la postura de cara de vaca, involucra los músculos profundos alrededor de los omóplatos (romboides, trapecio, deltoides). Esto abre la parte frontal del cuerpo y permite que ingrese más oxígeno a los pulmones, además de que fluya más sangre a la cabeza, el corazón y los órganos vitales.

 

Para realizarla, coloca los pies separados a la altura del hombro, con los dedos al frente. Lleva tu brazo derecho atrás de la cabeza y la mano al centro de la espalda. Al mismo tiempo, levanta el brazo izquierdo por la espalda desde la cadera hacia el centro, e intenta que los dedos de de ambas manos se toquen. Vuelve a colocar los brazos en su posición original y luego repite y alterna la posición de los brazos.

 

2. Adho mukha svanasana, la postura del perro bocabajo, activa los flexores de la cadera y el psoas, pero también trabaja los omóplatos. Es un ejercicio para todo el cuerpo, con el que el flujo de la sangre y el oxígeno aumenta. Bastará practicarlo por 30 segundos.

 

Comienza con las manos y las rodillas en el piso, con la punta de los dedos tocándolo. Empuja la cadera hacia arriba para lograr la postura y deja las rodillas ligeramente flexionadas.

 

Empuja la cadera hacia los talones y mantén la pelvis inclinada hacia arriba, con la espalda plana. Deberás sentir el esfuerzo en los flexores de la cadera.

3. Círculos con los brazos. Al hacerlos vas a fortalecer los músculos entre los omóplatos y también los oblicuos. Lo sentirás en los hombros, pero también en el abdomen. Recuerda mantener los hombros hacia abajo y hacia atrás.

 

Ponte de pie y coloca los pies separados al ancho de la cadera, que los dedos apunten hacia adelante. Las manos con los pulgares arriba, los demás dedos doblados para que las puntas toquen la almohadilla de la palma.

 

Extiende los brazos hacia los lados, en línea recta, apunta los pulgares hacia adelante, las palmas hacia abajo y empuja los omóplatos hacia atrás.

 

Comienza a hacer círculos hacia adelante, piensa que los omóplatos se tocan. Levanta las palmas hacia arriba, los pulgares apuntan hacia atrás. Haz un círculo con los brazos. Cuenta 40 en cada lado.

 

En combinación, estos tres movimientos restablecen la postura y aumentan el flujo de sangre en menos de 2 minutos para que puedas regresar al escritorio con la cabeza despejada y con más energía. Además, si lo practicas diario, tu postura mejorará a largo plazo.

 

Con información de Sonima


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh