Principal

Aprende a separar la vida laboral de la personal si trabajas en casa

Abril 08, 2021

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Rutinas que te ayudan a separar el trabajo de tu vida personal

  • Check
  • Actividades paea desconectar tu mente del trabajo y prepararla para el descanso

Aunque es muy probable que nadie de quienes ahora trabajan en casa extrañen el tráfico ni el tiempo perdido en el transporte público, hay una función que esos trayectos cumplían y que, aunque no lo creas, resultaba benéfica para ti.

 

Y es que ese tiempo que pasabas en los traslados, desde que salías del trabajo hasta que llegaba a tu casa, te servía como una transición del mundo laboral a tu mundo personal; te ayudaba a desconectarte.

 

Así podías llegar a casa con un chip distinto, con la mentalidad de llegar a descansar, entretenerte, pasar tiempo con tu familia y tus mascotas, hacer ejercicio… en fin, cualquier cosa a la que te guste dedicar el tiempo y que no tenga que ver con el trabajo.

 

Esa rutina diaria hacía más fácil poder separar el tiempo de trabajo del tiempo para la vida personal. Sin embargo, al trabajar en casa esto se complica, sobre todo cuando los espacios son reducidos y no te es posible tener una habitación especial para adaptarla como oficina, sino que te ves en la necesidad de trabajar en el comedor, la sala o incluso en la recámara. 

 

Entonces, para poder establecer esos límites y que tu mente los tenga muy claros, necesitas establecer otras rutinas de transición que sustituyan al trayecto de regreso a tu casa

 

Y no es necesario que esas actividades duren lo mismo que tus trayectos. Es decir, si tardabas una hora en llegar a casa, no necesitas realizar una actividad por una hora, pues basta con que sea algo que te ayude a desconectar, a quitarte el chip de trabajo y ponerte el del descanso y el disfrute de tu vida personal. 

 

Las siguientes son algunas ideas que te pueden ayudar con esto y puedes integrar fácilmente a tus rutinas diarias.

 

Bebe una taza de té o una copa de vino

Estas bebidas pueden ser la transición perfecta entre el trabajo y el descanso, pues además de que te ayudarán a relajarte, te permitirán tener un momento sólo para ti e incluso te ayudarán a practicar la atención plena si las bebes en silencio mientras disfrutas de su sabor y su aroma, sientes su temperatura y percibes cada uno de sus matices en tu boca.

 

Si empiezas a hacer de esto un ritual y bebes tu taza de té o tu copa de vino, cada día a la misma hora, al término de tu jornada laboral, esto te ayudará a desenchufarte de tus deberes y pendientes para permitirte relajarte y disfrutar tu tiempo libre. 

 

Sal a caminar

Más que verlo como un ejercicio físico, ve esta actividad como una práctica de atención plena. Deja tu teléfono en casa y camina a un paso cómodo para que puedas prestar atención a lo que hay a tu alrededor. Disfruta al sentir el aire en tu cara, los aromas que hay en tu entorno y descubre los detalles de tu vecindario que suelen pasar desapercibidos. 

 

Si te es posible y tienes algún parque o espacio verde y tranquilo cerca, ve hacia allá y da una caminata rodeado por árboles y nauraleza. Diversas investigaciones dicen que caminar por la naturaleza ayuda a reducir la tendencia del cerebro a rumiar (tener pensamientos recurrentes) o reproducir pensamientos negativos una y otra vez, como suele ocurrir después de un ajetreado día de trabajo.

 

Practica una rutina de estiramientos

Una buena sesión de estiramiento siempre es bienvenida, pero especialmente después de un largo día sentado. Esto no sólo te ayudará con la transición del trabajo al descanso, sino que también es benéfico para tu salud, te relaja y da un descanso a tu cuerpo, en especial a tu espalda y tus piernas.

 

El estiramiento también puede ayudar a reducir la rigidez en las arterias y mantener la presión arterial bajo control, ya que cuando estiras tus músculos, también estiras todos los vasos sanguíneos que alimentan el músculo, incluidas todas las arterias, por lo que es una práctica muy saludable para hacer a diario. 

 

Puedes realizar cualquiera de estas actividades, alternarlas a lo largo de la semana, o incluso practicarlas el mismo día: te estiras un poco al levantarte del escritorio, sales a caminar unos minutos y regresas a beber tu té o tu copa de vino, y listo, tu mente estará lista para dejar de pensar en el trabajo y los pendientes para relajarse y descansar.

 

Foto de portada: Unsplash


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh