Principal

Lugar del mes: Yoga en la Cueva

Time

3 minutos de lectura

En la Ciudad de México existen centenares de estudios de yoga con gran variedad de servicios, estilos, precios y decoración de los espacios. 

 

Para orientarte sobre cuál puede ser una opción atractiva para ti, comenzamos por mostrarte algunos de ellos en nuestra sección "El lugar del mes". Así podrás elegir tu favorito de acuerdo a sus servicios, calidad y precio.

 

El primero: Yoga en La Cueva.


Ubicación y accesibilidad
Se encuentra en Plaza Villa de Madrid #9, colonia Roma, justo frente a la glorieta de Cibeles. La zona es muy activa y accesible; cerca están el metrobús y el metro. También hay varias estaciones cercanas de Ecobici y es de los puntos de la ciudad en los que más ciclistas circulan. Si vas en auto, puedes estacionarte en la calle que cuenta con parquímetro; así te olvidas de franeleros o estacionamientos costosos.

 

Lo más atractivo
Se encuentra en el cuarto piso de una casona muy antigua. La luz da en todo su esplendor y desde la ventana ves las copas de los árboles y la fuente de Cibeles mientras practicas. Es un shala fresco y suficientemente amplio para "yoguear" sin sofocos. Está lleno de plantas, tiene una fuente y su decoración es sencilla pero colorida. Se siente como un espacio relajante que te aísla de la caótica CDMX. Tienen props y tapetes disponibles, por si un día olvidas el tuyo.

 

Precios y oferta de clases
Este shala se enfoca en vinyasa, un estilo dinámico sobre el cual puedes conocer más aquí. Se ofrecen clases matutinas y vespertinas, de lunes a domingo. Una de nuestras favoritas es la que da Gaby Tavera -con música en vivo de Eduardo González- los lunes y domingos por la mañana. Tienen varios paquetes y una buena noticia es que no cobran inscripción. La clase suelta cuesta $165, un precio muy competitivo por hora y media de yoga de alto nivel. Todos sus maestros están certificados por Yoga Alliance y se encuentran en constante capacitación, así que las clases evolucionan de manera continua.

 

Extras que vale la pena saber

  • No cuenta con vestidores. Si eres de los que practica antes de irse a trabajar y le gusta cambiarse en un espacio amplio, esto podría incomodarte.
  • No hay estacionamiento privado.
  • Constantemente organizan cursos de especialización sobre otros estilos de yoga, como yoga restaurativo. También tienen talleres que se enfocan en dolencias o problemas específicos, como el estrés o lesiones de rodilla. Algunas clases son especiales para practicar ciertos grupos de posturas retadoras, como las inversiones, que son el fuerte de Ricardo Madrigal -maestro del shala-. Resulta excelente si eres un yogui al que le gusta profundizar.
  • Las clases del fin de semana son muy concurridas, por lo que vale la pena llegar unos 10 minutos antes para no quedarte fuera.

 

¿Quieres que reseñemos algún estudio o zona de la Ciudad? ¡Comenta, comparte y anímate a probar estos espacios! Mientras tanto, descubre aquí todos los detalles de esta maravillosa escuela de yoga.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh