¿Vas a empezar a en el gym este año? Tenemos los mejores tips

Paulina Sánchez / 2017-12-28

La temporada posterior a las fiestas decembrinas puede parecer un poco apocalíptica. Se acaban los regalos y las fiestas, ya no hay menús deliciosos y empieza el momento de cumplir tus propósitos. Sigue estos consejos para dominar los ejercicios más difíciles y sube la cuesta de enero con la facilidad con la que pediste una segunda rebanada de rosca de Reyes.

 

Domina la sala de pesas

Cuando hagas desplante con barra, junta más tus pies para estabilizarte al bajar. Sepáralos conforme adquieras práctica en el ejercicio y no permitas que tu rodilla de la pierna que dejas al frente rebase la punta de los dedos de tu pie. Recuerda mover la cadera en línea vertical hacia abajo pues inclinarte hacia el frente incrementa el estrés en tus articulaciones.

 

En la sentadilla con barra, imagina que te sientas empujando la cadera hacia atrás. Mantén los talones pegados al piso en todo momento para reducir la presión en tus rodillas y no inclines el tronco hacia el frente para no lastimar tu espalda o cuello.

 

Cuando hagas levantamiento de peso muerto con piernas estiradas, empuja la cadera hacia atrás y evita encorvar la espalda. Luego, levanta la pesa imaginando que estás rasurando o acariciando tus piernas con las pesas para evitar hacer todo el esfuerzo con la espalda baja. Contrae los glúteos y las piernas al levantar la barra para distribuir el peso en todo tu cuerpo.

 

Optimiza tus resultados

Evita obsesionarte con recuperar tu nivel de acondicionamiento previo a la Navidad apenas reinicies tu rutina. Simplemente concéntrate en ser constante y los resultados mejorarán en menos tiempo del que imaginas.

 

Si te cuesta trabajo mantener tu motivación para hacer ejercicio todos los días, crea una red de contactos inteligente. Organízate con un grupo de amigos o familiares y pónganse metas para alcanzar juntos. Al compartir la actividad deportiva con otras personas te sentirás mas responsable de cumplir y más culpable de fallar.

 

De ser posible contrata un entrenador personal que te ayude a crear un programa de acondicionamiento apto para tu nivel y objetivos. Si no puedes hacerlo, busca entrenar con un amigo de mejor nivel que tú. Esto te motivará a esforzarte por igualar sus resultados o al menos mejorar tus habilidades para tener un mejor desempeño.

 

Por último, no hagas gastos innecesarios. La mayoría de las membresías de gimnasio que se pagan por primera vez en enero, se dejan de utilizar en aproximadamente seis meses. Hacerte el hábito de ejercitarte no depende de contar con el mejor equipo ni de ir al gimnasio más lujoso sino de crear una rutina y mantenerla. Empieza haciendo ejercicio en casa siguiendo entrenamientos de 15 minutos que encuentres en YouTube. Si te mantienes por dos meses, entonces sí considera la posibilidad de unirte a un gimnasio para que puedas tener acceso a clases, máquinas y otro tipo de ejercicios. Transforma tu mente antes de vaciar tu bolsillo. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: