Principal

Reduce el estrés por el bien de tu corazón

Time

2 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 3 consejos para manejar el estrés

  • Check
  • El estrés puede provocar un ataque cardiaco

El estrés está presente todos los días en cualquier entorno: en el trabajo, en casa, en la calle. Si dejas que el estrés gobierne tu vida, eso puede afectar seriamente tu salud, especialmente cuando se trata del corazón.

 

El doctor Ali N. Rizvi, cardiólogo intervencionista del Hospital Houston Methodist DeBakey Cardiology Associates en Woodlands, en Estados Unidos, señala que la mayoría de las tensiones afectan el corazón, ya sea directa o indirectamente. 

 

El especialista señala que "el estrés puede aumentar la frecuencia cardiaca, elevar la presión arterial y agravar los problemas subyacentes que pueden generar un ataque cardiaco", y aclara que incluso sin problemas de salud evidentes, el estrés extremo puede conducir a un ataque cardiaco.

 

El estrés persistente o repentino y severo puede poner al corazón y al sistema cardiovascular en mayor riesgo de sufrir una arritmia, de que se agrave cualquier enfermedad coronaria preexistente, que aumente el nivel de triglicéridos (grasa en la sangre) o incluso que se genere miocardiopatía por estrés, también conocida como miocardiopatía de Takotsubo o síndrome del corazón roto, el cual imita un ataque cardiaco sin el bloqueo de una arteria.

 

3 consejos para manejar el estrés

El doctor Rizvi recomienda seguir los siguientes métodos para reducir el estrés y evitar que afecte la salud de tu corazón. 

 

1. Ejercítate regularmente

La actividad física libera endorfinas y disminuye la presión arterial y los niveles de colesterol, lo que reduce el riesgo de eventos cardiacos.

 

2. Piensa y vive positivo

Los investigadores han encontrado vínculos entre la felicidad y la reducción del riesgo cardiaco. Todos los días, enumera las cosas por las que agradeces y busca el lado positivo de los eventos negativos que se te presentan, para mejorar tu estado de ánimo. Realiza alguna actividad que te lleve a manejar de manera más positiva tus pensamientos, como la meditación.

 

3. Eres lo que comes

Elige platos más pequeños y evita comer segundas porciones para no comer en exceso. La mayoría de las comidas deben ser bajas en densidad calórica e incluir alimentos ricos en nutrimentos.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh