Principal

Conoce las diferencias entre probióticos y prebióticos

Time

2 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué son los probióticos

  • Check
  • Qué son los prebióticos

Es probable que hayas escucho algo acerca de los probióticos y prebióticos, ya que últimamente se le ha dado mucha importancia a la salud de la flora intestinal. Se dice que el estómago funciona como un segundo cerebro, por lo que no solamente es importante tener en cuenta los alimentos que se ingieren, sino tomar suplementos que contribuyan a mantenerla en el mejor estado. 

 

Si bien los probióticos se pueden encontrar en alimentos fermentados como el kéfir, la kombucha, los pepinillos y el chucrut, entre otros, también existen suplementos que te pueden ayudar si no consumes la cantidad suficiente. 

 

Los prebióticos, por su parte, los puedes encontrar en la leche materna y en alimentos como las frutas, granos y raíces. En términos simples, los prebióticos son alimento para los probióticos. Esto quiere decir que si consumes probióticos y quieres obtener los mejores resultados, también es necesario ingerir prebióticos. 

 

¿Cuáles tienes que tomar? 

probioticos

Recientemente se realizaron dos estudios para saber cuál es la mejor opción y se descubrió que en uno de los estudios, el tracto digestivo de muchos sujetos se resistió a ser colonizado por suplementos probióticos. En el otro estudio, tomar probióticos para "recuperarse" después de usar antibióticos resultó contraproducente, ya que al hacerlo, la flora intestinal tardó más tiempo en volver a su estado "normal".

 

Entonces, ¿los probióticos son un fracaso? "Para una persona generalmente sana, siempre recomendaría la comida primero", dice el doctor Ali Webster, director asociado de Comunicaciones sobre Nutrición de la Fundación del Consejo Internacional de Información Alimentaria.

 

En cuanto a los prebióticos, realmente no es necesario que tomes suplementos para mantener una buena cantidad de ellos en tu sistema. Lo ideal es que consumas alimentos como frutas, vegetales o granos enteros. De esta forma, te asegurarás de tener las cantidades adecuadas de prebióticos en tu sistema. 

 

Antes que nada, recuerda que tienes que consultarlo con tu doctor para saber si realmente necesitas suplementarte de alguna manera. 

 

Con información de Greatist


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh