Principal

Lleva un embarazo consciente con ayuda de la meditación

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Beneficios de la meditación durante el embarazo

  • Check
  • Cómo meditar durante el embarazo

En años recientes se han hecho diferentes estudios de cómo la meditación puede ser una gran herramienta para calmar el estrés y la ansiedad, reducir la depresión y el sinfín de cosas para las que se puede utilizar. En resumen, la meditación puede ser tu mejor aliada para todo. 

 

El embarazo puede ser un poco estresante, y más si eres primeriza, pero lo importante es que lo disfrutes lo más posible y ante todo trates de mantener siempre la calma. Recuerda que mucho de lo que sientes se lo transmites al bebé.

 

Así que es momento para que te relajes, descanses todo lo que necesites, te cuides bien, te alimentes bien y sobre todo tengas la mayor paz mental posible. Por eso, la meditación se puede convertir en tu mejor amiga durante este tiempo. 

 

Es importante que antes de que intentes meditar o hacer ejercicios de respiración, lo hables con tu doctor en dado caso de que necesites modificar algo. Por ejemplo, no se recomienda que las mujeres embarazadas hagan ejercicios de respiración donde se retenga la respiración. Así que antes que nada, consúltalo con tu médico. 

 

Estos son algunos de los beneficios que te puede dar la meditación durante el embarazo:

 

Tendrás un panorama más positivo. Seguramente hay muchas cosas por las que podrías estar preocupada durante el embarazo: tu salud, la salud del bebé, la falta de sueño, los cambios hormonales, etcétera. 

 

Diferentes estudios han demostrado que las mujeres que meditan durante el embarazo tienen más conciencia de su cuerpo, se pueden relajar mucho más y no tienen tantos vaivenes de humor, los cuales se experimentan por los cambios hormonales. 

 

Te podrás relajar más. Si esperas a un bebé y aún trabajas, es probable que te cueste trabajo encontrar tiempo solamente para ti. Es importante que no dejes ese hábito, que siempre encuentres un momento para que puedas conectarte contigo misma y te puedas relajar. 

 

Meditar y tomarlo como algo tuyo, un hábito diario, algo que realmente disfrutes, te puede ayudar a relajarte más y dejar a un lado el estrés de todo el ajetreo. 

 

Tendrás más conciencia de tu cuerpo. Durante el embarazo pasas por un sinfín de cambios, tanto hormonales como físicos, y es probable que todo eso te estrese. Tu cuerpo se prepara para el momento del parto, pero si realmente te haces consciente de las sensaciones y todo lo que experimentas, a la hora del nacimiento de tu bebé podrás relajarte un poco más. 

 

En un estudio sobre los partos conscientes, una madre explicó que la meditación con atención plena le sirvió para sentirse más relajada durante el proceso.

 

Te puede interesar: Los beneficios de la meditació durante el embarazo

 

¿Cómo empezar a meditar durante el embarazo? 

Meditar durante el embarazo es de las cosas más seguras, pero como se mencionó antes, siempre consúltalo con tu médico antes de que comiences con esta práctica. Si estás lista para empezar, puedes intentar con los siguientes métodos: 

 

Meditación con un sonido o mantra. Este tipo de meditación consiste en que centres toda tu atención en una oración o algún mantra. En este caso siéntate de la forma más cómoda posible, y ten conciencia de tu cuerpo y de tu respiraciónen todo momento. 

 

Como mantra puedes utilizar “om mani padme hum”, un mantra que está diseñado para brindarte paz y calma y cultivar la compasión durante los momentos de turbulencia. Si no resuenas con este mantra, entonces puedes elegir el que prefieras, lo importante es que te conectes con la oración o un sonido en específico y lo recites durante toda la meditación. 

 

Te puede interesar: Tipos de meditación: meditación con mantras ¿qué es y cómo se practica?

 

Meditación enfocada en la respiración. Si bien la mayoría de las meditaciones deben estar enfocadas en tu respiración, esta en específico se trata de que toda tu atención se enfoque en tomar respiraciones profundas y lentas. Puedes hacerlo en la posición que prefieras y que más te resulte segura. Lo importante aquí es que te relajes y te concentres en cómo es tu respiración. 

 

Meditación mientras caminas. Sí, por supuesto que se puede meditar en movimiento. Se tiene la mala idea de que solamente puedes meditar en un lugar callado, mientras estás sentada o algo así; sin embargo, lo ideal de esta práctica es que la lleves a todos los lugares posibles y que aprendas a meditar en donde sea. 

 

Puedes ir a caminar a un parque o donde prefieres, y mientras lo haces lleva toda tu atención a la respiración y las cosas que hay a tu alrededor. Trata de callar la mente llena de preocupaciones y concéntrate sólo en el momento. 

 

Te puede interesar: Meditación de 5 minutos para hacer mientras caminas

 

Es importante que: 

  • Aprendas a meditar mediante la guía de alguien experto en meditación y que sepa que estás embarazada. 
  • Practiques la meditación todos los días para que realmente puedas ver un impacto. 
  • Tu columna vertebral debe estar bien derecha todo el tiempo. 
  • Comienza con 8 minutos de meditación y poco a poco sube el tiempo si es que quieres meditar más. 
  • No medites cuando estés cansada o hayas comido mucho. 

 

Si no estás acostumbrada a meditar, checa este video con tips para practicar la meditación todos los días.

 

Te puede interesar: Cristales en el embarazo, ¿para qué sirven?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh