Principal

Los beneficios de la meditación en el embarazo

Time

3 minutos de lectura

Durante el embarazo la incertidumbre del futuro puede ser algo complicado de manejar, sobre todo si eres mamá primeriza. Asimismo, otros factores, como la situación laboral o la lista interminable de cosas que hacer antes de que llegue el bebé, pueden ser abrumadores.

 

Por eso es muy importante que encuentres una forma de cuidar tu salud emocional, pues ello también significa cuidar el desarrollo del pequeño o pequeña que viene en camino. Es curioso, porque la mayoría de los tratamientos y monitoreos durante el embarazo se basan exclusivamente en el estado de salud del cuerpo de la madre, cuando es vital preocuparse de igual forma por la mente.

 

La meditación durante la dulce espera trae múltiples beneficios. Estos son algunos:

 

  • Reduce el estrés para ti y para el bebé. Uno de los factores de riesgo en cualquier embarazo es un nivel elevado de estrés. Meditar te ayuda a disminuirlo dramáticamente al mismo tiempo que protege a tu bebé de posibles complicaciones, como un parto prematuro. Regálale un ambiente seguro y saludable para crecer.

 

  • Aumenta las posibilidades de un embarazo a término completo. Dar a luz cerca de la fecha prevista de parto es el mejor escenario para cualquiera en estado de gestación. Dedicar un rato de tu día a poner la mente en blanco y soltar todas las preocupaciones puede aumentar las posibilidades de que tu bebé venga al mundo después de 40 semanas en el vientre, con un peso ideal y una salud de acero.

 

  • Puedes tener menos dolor durante el parto. Esta práctica te puede ser útil incluso en el momento de la verdad, pues te ayuda a respirar y estar presente. Esto puede resultar en que te concentres menos en la incomodidad y el dolor, y mucho más en el bebé. En un estudio publicado en el Diario Internacional de Investigación para la Salud Pública se encontró que un grupo que recibió una capacitación en meditación de atención plena (también conocida como mindfulness) con 4 días de duración, fue capaz de reducir la intensidad de un estímulo doloroso en un 40%.

 

  • Fortalece tu sistema inmunológico. Las futuras mamás son más susceptibles a contraer infecciones, ya que el sistema inmunológico se suprime durante el embarazo para evitar el rechazo del nuevo ser. Por eso, es de vital importancia recurrir a una estrategia como ésta, que te puede mantener sana durante los meses de gestación y en el posparto.

 

  • Te conecta con tu bebé. Más allá de todas las ventajas que tienen que ver con la salud y sentirte bien mientras te preparas para dar vida, está el hecho de poder sentir esa conexión sublime que te une con tu bebé desde el momento en que su corazón comienza a latir. La meditación construye un puente para que te sea más fácil comunicarte con esa pequeña vida que espera salir al mundo a través de ti.

 

Es muy importante dar a conocer esta información a todas las mujeres y proveerlas con las herramientas para ponerla en práctica. Así, en un futuro, este hábito sería parte de las recomendaciones generales para los cuidados durante el embarazo. ¿Te imaginas lo bonito que sería?

 

Con información de Mind Body Green


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh