Principal

¿Es posible ser mamá si padeces de insuficiencia renal crónica?

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • ¿Es posible ser mamá con IRC?

  • Check
  • Qué es la donación renal pareada

¿Es posible ser mamá si te trasplantaron un riñón? O si vas a donar un riñón, ¿puedes embarazarte después? La respuesta a ambas preguntas es "sí". Sin embargo, hay que tomar en cuenta algunas consideraciones. La doctora Alejandra Cicero, cirujana trasplantóloga de Pro-Renal, señala:

La maternidad es una de las inquietudes más recurrentes entre pacientes o donadoras renales, y en torno a ello se generan muchos mitos que provocan en muchos casos una cierta depresión por la imposibilidad de ser madres. La realidad es que sí es posible embarazarse, pero es importante aclarar que en ambos casos es muy importante tener cuidados puntuales en alimentación, medicación y un seguimiento médico especializado.

 

En el primer caso -embarazarse tras un trasplante-, lo ideal es esperar al menos 1 año, y siempre hay que comunicar tanto al equipo de trasplante como a los médicos involucrados las intenciones de embarazo. La especialista indica que se tienen que modificar los medicamentos inmunosupresores para evitar riesgos para el bebé: "En este caso el seguimiento prenatal es de suma importancia para detectar cualquier problema durante el embarazo".

 

La doctora Cicero aclara que si quieres donar un riñón, sí puedes embarazarte después: "Las mujeres en edad fértil que han donando un riñón pueden embarazarse, sin embargo, se recomienda esperar por lo menos 6 meses después de la cirugía de donación". La doctora enfatiza que de igual manera es necesario mantener al equipo de trasplante y al gineco-obstetra informados acerca de los planes de embarazo en un futuro, y el seguimiento prenatal es fundamental.

 

Es importante destacar que el embarazo siempre conlleva un riesgo de desarrollar ciertos padecimientos -independientemente de si se padece o no insuficiencia renal crónica (IRC)-, como diabetes gestacional, enfermedad hipertensiva del embarazo, proteinuria y preclampsia. Es por esta razón que el cuidado prenatal debe ser aún más exhaustivo en el caso de mujeres donantes o con IRC.

 

En México, se calcula que el 50% de pacientes con enfermedad renal crónica son mujeres, es decir, aproximadamente 60 mil, y un gran número de ellas son jóvenes en edad fértil. La doctora Cicero explica que desafortunadamente no se cuentan con números exactos para determinar el porcentaje de esta población, pero como nefróloga, es algo que ve en el ejercicio diario.

 

Para estas mujeres, la donación renal pareada es una opción que pudiera darles la oportunidad de ser madres si las condiciones médicas lo permiten, ya que esta donación requiere un donador vivo no compatible, justo lo contrario a lo que se necesita para la donación cadavérica o compatible, que al requerir cierto grado de compatibilidad, implica una muy larga espera. En cambio, con la donación renal pareada se generan cadenas de trasplantes con alta compatibilidad, la cual es detectada al introducir las variables de los estudios histopatológicos de pacientes y donadores en la plataforma que contiene el algoritmo diseñado por Alvin Roth, Premio Nobel de Economía 2012.

 

En México, una mujer llamada Marisol Robles fue la primera trasplantada mediante este método. Ella estuvo en la lista de espera de trasplante cadavérico por 5 años y sus posibilidades de encontrar un órgano compatible eran muy reducidas, dado que el cuerpo crea cada vez más anticuerpos, resultado de las diálisis, hemodiálisis y otros procesos que son parte del tratamiento. Hoy Marisol lleva una vida relativamente normal, regresó a hacer sus actividades y es, sin duda, el ejemplo de un gran avance en la medicina para atender a enfermos crónicos renales.

 

Te puede interesar: Salud renal: un abrazo a tus riñones

 

Fuente

Pro-Renal


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh