Principal

Todo lo que tienes que saber del resfriado

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué hacer para no adquirir el virus responsable del resfriado

  • Check
  • Al enfermar, sólo es necesario esperar en reposo

En la temporada de invierno los consultorios se llenan de personas con resfriado, una de las principales causas de visitas al médico cuando la temperatura disminuye. Pero, ¿quién es el verdadero enemigo? Muchos desconfían del moco, pero no, de hecho este es el primer filtro de seguridad que detiene partículas, virus y bacterias que viven en el exterior; por lo tanto, los mocos siempre están en el cuerpo y son necesarios.

 

Fernando Rodríguez, otorrinolaringólogo del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, explica que el moco es una mezcla de agua y diferentes glucoproteínas, mucopolisacáridos y lípidos. También contiene inmunoglobinas, la barrera protectora que ayuda a destruir las bacterias.

 

"Constituyen un ejército que custodia el organismo gracias a los anticuerpos y a las células defensivas, como los linfocitos, que poseen", señala el especialista sobre los mocos. Tales elementos protectores representan el 4% de su composición, mientras que el resto es agua, fundamental para mantener hidratadas y lubricadas las mucosas.

 

¿De dónde sale tanta mucosidad?

Durante el invierno es muy fácil encontrarse con el virus, y existe una gran posibilidad de enfermarse: de 85% a 90% tras el contacto con el virus. Durante el resfriado hay mocos, tos, estornudos y a veces dolor de garganta y fiebre, la cual no suele durar más de 3 días. Los mocos se mantienen durante 7 días y la tos a veces se prolongará hasta 2 semanas.

 

Esta es la evolución natural de un catarro sin complicaciones, como explica Lucía Galán Bertrand, médico especialista en pediatría y socia fundadora y directora médica de Centro Creciendo.

 

Es verdad que en los meses fríos hay más virus respiratorios y más posibilidades de contagiarse, pero eso no significa que las personas se enfermen por una corriente de aire o por salir sin suéter. "Los virus se transmiten por el contacto directo a través de las microgotitas de saliva al hablar, por los estornudos, por nuestras propias manos, por los besos". La especialista advierte que de ahí la importancia del lavarse las manos frecuentemente.

 

Enfrenta tu miedo a los mocos

Por mucho que se escriba o se diga, la ciencia actualmente no sabe con certeza por qué hay prevalencia de resfriados y gripes en invierno. Una cosa sí es segura: sin virus que se contagie de una persona a otra no puede existir la enfermedad.

 

En otras palabras, la causa es únicamente un virus, que no vive en el agua o en el aire mucho tiempo (aproximadamente 24 horas). El virus necesita un organismo vivo para poder reproducirse, no espera en la calle, al frío, ni busca a personas descalzas, sin abrigo o con el cabello mojado para atacar, como creen muchas personas. El virus está ahí porque alguien más estornudó o lo escupió.

 

El cuerpo se encarga de eliminar el virus entre 5 y 7 días, sin importar qué medicamento o remedio casero se administre (los antibióticos combaten bacterias, no virus). El uso de tapabocas y el lavado frecuente de manos son las acciones más importantes para la prevención y, al enfermar, no existe otra cosa sino el descanso y la hidratación para combatir al virus.

 

El médico puede recomendar algún medicamento para reducir los síntomas y lavados nasales, pero nada más. Comer saludable y balanceado, dormir suficiente y mantenerse hidratado brindará mejores defensas para todos, pero del virus nadie escapa.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh