Principal

¿Quieres relajarte y dormir bien? Prueba esta infusión de lavanda

Time

2 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Propiedades de la lavanda

  • Check
  • Cómo preparar una infusión de lavanda con agua y leche

La lavanda es bien conocida por sus propiedades relajantes, y aunque uno de sus usos más extendidos es en forma de aceite esencial, también es posible utilizar las flores secas para preparar infusiones. 

 

La lavanda contiene más de 150 componentes activos que son ricos en ésteres, es decir, moléculas aromáticas con propiedades antiespasmódicas, calmantes y estimulantes, por lo que se le suele usar para combatir afecciones como estrés, ansiedad e insomnio.

 

Además, las infusiones de lavanda resultan benéficas para evitar los cólicos y gases estomacales; y proporcionan alivio a quienes sufren de problemas relacionados con el sistema respiratorio (resfriados, tos, bronquitis e incluso asma) porque producen un efecto broncodilatador. 

 

Para las encías sensibles y para evitar el mal aliento resultan muy efectivas, al igual que para calmar el dolor de cabeza. En el aspecto emocional, ayudan a mejorar el estado de ánimo y propician una sensación de bienestar.

 

Para preparar una infusión de lavanda sólo necesitas una taza de agua hervida y una cucharadita de flores de lavanda secas. Agrega las flores al agua y deja reposar durante 10 minutos. Cuela y, si lo deseas, endulza con un poco de miel. Toma una taza por la noche, un rato antes de ir a dormir.

 

Si quieres una alternativa con leche y un poco más elaborada, prueba esta leche infusionada con lavanda:

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • ½ cucharada de semillas de cáñamo crudo
  • 3 cucharadas de nueces picadas
  • ¼ de cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 1 pizca de sal de mar
  • 1 cucharadita de flores de lavanda secas
  • Miel al gusto

 

Preparación

  • Combina el agua, las semillas de cáñamo, las nueces, la vainilla y la sal en una cacerola pequeña.
  • Mezcla todo muy bien y calienta a fuego medio hasta que comiencen a formarse pequeñas burbujas y aumente el vapor. 
  • Retira del fuego y coloca la lavanda seca en una bolsita de té o infusor. Sumerge, cubre el recipiente y deja reposar durante 10 minutos.
  • Agrega miel al gusto y disfruta esta bebida por la noche, antes de dormir. 

 

Te puede interesar: Tómate un descanso con esta bebida relajante de lavanda


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh