Principal

Esto le pasa a tu cuerpo cuando te enojas

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 6 consejos para controlar el enojo

  • Check
  • Cómo afecta el enojo a tu salud

¿Sabías que el enojo, además de impactar en los que te rodean, también repercute de forma negativa en tu organismo? El enojo surge de una función básica e instintiva de los seres humanos, para responder agresivamente ante posibles amenazas, y puede variar desde una leve irritación hasta la violencia descontrolada.

 

Es una mezcla de complejidades que afectan a cada persona de forma distinta y aunque es una emoción humana normal, lo que muchas veces puede ser una liberación saludable también puede afectar de manera negativa la salud.

 

El enojo puede ir desde una ligera frustración e irritabilidad hasta furia fuera de control. Esta emoción puede afectar tu estado emocional, físico y cerebral. La parte de tu cerebro que responde primero ante un enojo es la amígdala. Ésta controla las emociones y la respuesta instintiva de lucha o huida frente al miedo y el estrés. Es capaz de procesar una enorme magnitud de información para evaluar los posibles peligros en milisegundos, y así permitirte reaccionar primero y pensar después.

 

En el lóbulo frontal, por encima de la amígdala, se desarrolla la habilidad de tomar decisiones, resolver problemas y controlar el comportamiento. Cuando te enojas, la sangre inunda la corteza frontal y nubla el pensamiento racional. Para algunas personas esta reacción puede ser dañina. Contar hasta 10 realmente puede ser útil cuando esto pasa.

 

El efecto del enojo continúa con las glándulas adrenales y el cortisol, lo cual le da a tu organismo una explosión de energía y fuerza. Esto redirige el flujo sanguíneo de tu estómago e intestinos hacia los músculos y los prepara para pelear. Tu presión sanguínea, umbral del dolor y temperatura se elevan, la respiración y el ritmo cardiaco se aceleran y las pupilas se dilatan.

 

El enojo y tu salud

El enojo no sólo afecta la forma en que reaccionas, también se relaciona con la salud cardiovascular y el bienestar de la mente. De acuerdo con el Heart MD Institute, los niveles más altos de ácidos graso y azúcar en la sangre se liberan para brindar energía inmediata para sobrevivir a la emergencia percibida. El problema viene después, cuando dicha liberación continúa y con el tiempo se comienza a acumular en tus arterias, lo que origina problemas de salud del corazón.

 

Otro problema es cómo afecta el enojo al cerebro. En algunos estudios se ha descubierto que un suministro continuo de los desencadenantes y efectos del enojo pueden confundir al hipocampo (órgano cerebral que interviene en el manejo del estrés) y resultar en una incapacidad para suprimir la respuesta al enojo. También hay estudios que muestran que el enojo en interrumpe el crecimiento de nuevas neuronas.

 

Consejos para controlar el enojo y cuidar la salud física y mental

  • Tómate un tiempo. Siempre piensa antes de hablar. Si es necesario, tómate un tiempo a solas, respira profundo, recupera la tranquilidad y vuelve a enfrentar la situación cuando te hayas calmado.
  • Recurre a técnicas de relajación. Respirar consciente y profundamente permite que te relajes y veas las cosas de manera positiva.
  • Haz ejercicio. La liberación de endorfinas y la distracción de la actividad permite visualizar todo con mayor claridad y desde otra perspectiva.
  • Aprende a identificar lo que te enoja. Parte del autoconocimiento es tener claridad sobre las situaciones que provocan enojo o mucha ira. Si tienes claridad sobre esto, sabrás cómo reaccionar de mejor forma al enfrentar una situación similar en el futuro.
  • Habla con un amigo comprensivo. Compartir y expresar las propias frustraciones puede ayudar a desactivar la ira. Sin embargo, es importante tener claro que nadie puede cambiar las emociones de otro. Ese es un trabajo personal.
  • Aprende a perdonar. No todos piensan y actúan igual. La empatía y la voluntad de entender por qué una persona actuó de un modo u otro permite eliminar el enojo y perdonar.

 

Con información de Muy Interesante


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh