Principal

Estas son las reglas básicas para una higiene femenina óptima

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para cuidar tus áreas íntimas

Es probable que, como mujer, gastes mucho dinero en productos para el cuidado de la piel, ropa, zapatos, bolsas... lo que se te ocurra. Pero, ¿te has puesto a pensar cuánta importancia le das a tu cuidado íntimo? Esta es, sin duda, una parte fundamental para que tengas una salud óptima en todos los sentidos, así que no te olvides de esto y lee los siguientes tips para el cuidado de la salud vaginal. 

 

Evita utilizar jabones comunes 

Si bien los jabones que utilizas para lavar tu cuerpo son, en la mayoría de los casos, buenos para tu piel, para tu vagina no lo son. Esto se debe a que son muy fuertes y eliminan la capa ácida natural de tu vagina, la cual funciona como protección contra las bacterias dañinas.

 

Entonces, si usas jabones normales, puedes ser más propensa a tener crecimiento bacteriano, lo cual ocasiona síntomas como irritación, picazón, mal olor e incluso infecciones. Lo mejor es que utilices solamente agua tibia para limpiar la zona genital y optar por algún producto diseñado especialmente para la higiene íntima, ya que suelen tener un pH equilibrado, el cual no afecta al de la vagina

 

No es necesario lavar el interior de tu vagina 

Esto podría ser mucho más perjudicial que benéfico, así que sólo debes limpiar la zona genital externa con agua. Y nunca introduzcas a tu vagina nada que no haya sido recomendado por un especialista, ni siquiera los productos especiales para higiene femenina.

Tu vagina está habitada por bacterias saludables 

Así como existen buenas bacterias que mantienen tu intestino en buen estado, lo mismo pasa con tu vagina. Los lactobacilos sirven como protección de la acidez natural que tiene. Si tienes picazón, irritación e inflamación en esta área, es probable que sea por un cambio en tu pH. 

 

Siempre limpia tus genitales después del sexo 

Puede sonar como algo tedioso y no necesario, pero realmente lo es. Debes lavar esta área antes y después de tener relaciones sexuales. Así podrás evitar un sinfín de problemas que pudieran ocurrir debido a los fluidos corporales que se intercambian en las relaciones íntimas. 

 

Trátala con cuidado 

La piel de la vulva, así como la del área que se encuentra a su alrededor, es muy delicada y sensible. Evita lavarte con movimientos fuertes y excesivos. Siempre debes tratarla con cuidado y limpiarla sólo con agua o con productos adecuados para la delicadeza y el pH de esta zona de tu cuerpo. 

 

Con información de Medium


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh