Principal

Keto, paleo, vegetariana: ¿realmente necesitas una dieta como estas?

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La verdad detrás de las dietas más populares

  • Check
  • Cuál es la mejor manera de perder peso y comer saludable

Cuando quieres bajar de peso te animas a probar la dieta que te recomienden. Que si la keto para eliminar la grasa de tu cuerpo y fortalecer tus músculos; la paleo, porque la proteína te da mayor consistencia muscular; o la vegetariana, libre de proteína animal para desintoxicar tu cuerpo... y la lista puede seguir y seguir.

 

Las recomendaciones no van a parar e incluso puedes encontrar consejos en las revistas, en la televisión, en internet o hasta en las redes sociales; pero antes de que toda esa información contamine tus decisiones, toma en cuenta la opinión de Kasey Kilpatrick, nutrióloga del Hospital Houston Methodist sobre las dietas.

 

¿Cuál es cuál? 

Primero es importante entender de qué trata cada régimen alimenticio, particularmente los que tienen más seguidores actualmente. De acuerdo con la nutrióloga, la dieta cetogénica, conocida como la dieta keto, no es una novedad. “Uno de sus usos más tradicionales fue para tratar a niños y adultos que sufrían convulsiones. Sin embargo, cuando se aplica con fines de pérdida de peso, la investigación no es concluyente". La especialista advierte que esta dieta definitivamente no es para todos.

 

Kilpatrick recomienda siempre consultar con un nutriólogo antes de decidir hacer este tipo de dieta, para asegurar el consumo adecuado de fibra, vitaminas y minerales. Si tu objetivo es perder peso, considera realizar cambios en tu estilo de vida antes de intentar este tipo de dieta. "Keto no es la respuesta para el control de peso saludable y a largo plazo”, afirma la nutrióloga.

 

Con la popularidad de esta dieta aparecieron recetarios, apps y hasta suplementos alimenticios que actualmente se comercializan. "Cualquier píldora que pretenda hacerte perder peso no es confiable. Ni una pastilla ni excluir alimentos de tu dieta te pueden hacer perder peso de forma mágica".

La dieta paleolítica (o simplemente, paleo) fue su antecesora en fama, aunque aún tiene sus seguidores. Respecto a ésta, la especialista explica que la idea es evitar cualquier alimento que no se consumiera en la era paleolítica, es decir, antes de que existiera la agricultura. "La dieta se basa en eliminar la ingesta de productos procesados y se centra en comer frutas, verduras y proteínas animales".

 

Al hacer los ajustes que recomienda la dieta paleo "las personas tienen más probabilidades de aumentar su consumo de verduras y frutas, lo que siempre será beneficioso". Sin embargo, esta dieta también se puede considerar muy restrictiva, dado que limita cualquier alimento que contenga granos enteros, legumbres y productos lácteos, los cuales proporcionan fibra, vitaminas y minerales, e incluso algo de proteína. Eliminar grupos enteros de alimentos durante mucho tiempo, o de forma permanente, no es recomendable a menos que existan alergias o alguna otra restricción médica.

 

Por ello, la nutrióloga sugiere no centrarse en eliminar estos grupos de alimentos (granos, legumbres, productos lácteos), sino mejor disminuir los alimentos procesados y aumentar el consumo de vegetales.

 

Finalmente, respecto a las dietas vegetariana y veganas, Kilpatrick comenta que generalmente, detrás de la decisión de iniciarlas hay una razón ligada a la preocupación por el bienestar de los animales, "pero también existe el enfoque de querer aumentar el consumo de frutas y verduras, fuente de proteínas no animales, lo que también puede ser una muy buena medida".

 

La nutrióloga del Hospital Houston Methodist recomienda elegir alimentos integrales en lugar de sustitutos de carne procesada, así como consumir más frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, nueces y semillas. La mayor y más grande recomendación al hacer cualquier ajuste en la alimentación: consulta a un profesional médico para monitorear el estado de los nutrientes y evitar las deficiencias.

 

En pocas palabras: la mejor dieta es la no dieta. La nutrióloga recuerda que siempre es mejor iniciar cambios con hábitos sostenibles y considerar los beneficios de por vida. Para algunos, esto puede significar agregar más verduras a su dieta, para otros, reducir la cantidad de calorías consumidas por día.

 

"Lo que observo en mi práctica y en la de mis pacientes es que cuanto más adopten cambios que honren a su cuerpo, es más probable que tengan éxito a largo plazo", afirma la especialista. Y al final, eso es justamente lo que la mayoría busca cuando inicia una dieta.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh