Principal

¡Hasta en parche! Este es el futuro de las vacunas

Abril 20, 2022

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo revolucionará las vacunas la tecnología de ARN mensajero

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

La pandemia de Covid-19 trajo un gran reto para la medicina y la ciencia, pues los expertos se vieron en la necesidad de desarrollar vacunas en tiempo récord, con el fin de contener la propagación del virus SARS-CoV-2.

 

Luego de 10 meses de investigaciones y pruebas, primero en animales y después en humanos, Pfizer y BioNTech lograron crear una vacuna contra la Covid-19, basada en la tecnología de ARN mensajero, que asegura tener una efectividad del 95% contra el virus SARS-CoV-2 y que no tardó en convertirse en el primer biológico aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

A diferencia de las vacunas tradicionales, que “entrenan” al sistema inmunitario al enfrentarlo a versiones inofensivas de los virus completos, las nuevas vacunas de ARN mensajero utilizan una parte del código genético del virus (ácido ribonucleico, ARN), el cual se introduce en una nanopartícula lipídica, con lo que le dan al organismo las instrucciones para enfrentar al virus, en caso de que sea necesario.

 

Esta diferencia fue la que permitió desarrollar la vacuna contra Covid-19 en un tiempo récord. Y ahora también se están realizando diversos ensayos clínicos para crear nuevas vacunas basadas en ARN mensajero, para combatir diversas enfermedades, que van desde la malaria hasta el Zika, el herpes y el VIH.

 

Además, una de las fortalezas del ARNm es su agilidad, ya que sus únicas materias primas son las cuatro bases de aminoácidos que forman la secuencia de ARN, por lo que se puede diseñar y fabricar con bastante rapidez. Por esta razón, puede ser más fácil para los países desarrollar una capacidad de producción de ARNm que de vacunas tradicionales.

 

Por otro lado, aunque las vacunas basadas en ARNm son relativamente rápidas y sencillas de desarrollar, un obstáculo importante que se debe superar es que estos biológicos deben almacenarse y transportarse a temperaturas extremadamente frías (–80 °C en el caso de la vacuna contra Covid-19 de Pfizer/BioNtech, y –20 °C para la de Moderna), lo que dificulta su traslado a áreas remotas. 

 

Ante este problema, lo que algunos miembros de la comunidad científica han sugerido es cambiar la presentación de las vacunas, para que, en lugar de ser inyectables, puedan administrarse a través de la nariz, inhalarse en forma de polvo o aplicarse con un parche; además, se podría trabajar en una nueva modalidad, llamada ARN autoamplificador, que se replica dentro del cuerpo, lo cual podría permitir dosis más bajas, lo que disminuiría el riesgo de efectos secundarios.

 

Eventualmente, la protección contra múltiples cepas de un virus podría administrarse en una sola inyección. Ya están en marcha esfuerzos para hacer vacunas universales contra los coronavirus o el virus de la influenza, que se enfocarían en sus características estables, para así hacer frente a su capacidad de cambiar y mutar. 

 

Ante este panorama, los expertos consideran que, si se pueden superar los obstáculos logísticos y técnicos, y la tecnología se puede distribuir de manera uniforme, el ARNm tiene el potencial de transformar todos los aspectos de la medicina y se espera que en la próxima década se vea un progreso notable en este ámbito.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh