Principal

5 razones para tener tiempo libre y 7 formas de aprovecharlo

Time

9 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Razones por las que el tiempo libre es necesario para el bienestar

  • Check
  • Recomendaciones para poder tener tiempo libre

  • Check
  • Ideas para aprovechar tu tiempo libre

La vida adulta, sobre todo en las grandes urbes, se caracteriza por una eterna falta de tiempo. Entre las largas jornadas laborales, los complicados trayectos entre la casa y el trabajo, además de los pendientes que parecen no tener fin, las personas cada vez dedican menos tiempo para sí mismas y sus pasiones.

 

¿Hace cuánto que no pasas 1 día sin hacer ni preocuparte por absolutamente nada? ¿Hace cuánto que no disfrutas de unos días de vacaciones y de descanso real? ¿Hace cuánto que no disfrutas de tus pasatiempos y pasiones, o de la compañía de tus seres queridos? Tal vez ya hace mucho de todo eso, y probablemente pienses: bueno, ¿y quién puede tomarse días libres cuando está lleno de trabajo todos los días?

 

Y es real, el trabajo y los pendientes nunca se van a acabar, pero no por eso debes dejar de vivir, de disfrutar de la vida y de hacer que tu paso por este mundo valga la pena. Hacerlo puede sonar complicado, pero en realidad es más fácil de lo que crees. Sólo tienes que hacer lo que haces diariamente con el resto de tus actividades: planearlo y agregarlo en tu agenda o calendario, al igual que anotas juntas, compromisos y entregas de trabajo. 

 

Si todavía no te convences del todo de lo importante que es disfrutar de tiempo libre y dedicarlo para ti, aquí tienes cinco buenas razones por las que necesitas empezar a hacerlo cuanto antes.

 

¿Por qué es necesario tener tiempo libre?

Eres más productivo en el trabajo

Por contradictorio que suene, tener tiempo libre te ayuda a ser más eficiente en tus labores. Al tener algo programado después del trabajo te mantendrás más enfocado en tu trabajo para poder disfrutar al final de la jornada, sin preocupaciones, de eso que te apasiona. Así te obligas a dejar de procrastinar para terminar a tiempo, y te sorprenderás de lo productivo que te vuelves cuando no puedes extender el trabajo más allá de las 6 de la tarde.

Sales de la rutina y la monotonía

Pasar cada día 8 horas de tu vida dentro de las cuatro paredes de tu oficina y realizar siempre las mismas actividades, bajo una misma rutina, puede volverse algo demasiado monótono y desmotivante. Pero si al final del día te espera un tiempo sólo para ti y lo que te gusta, seguro tendrás una motivación para realizar tus actividades con mejor humor y con mayor rapidez. Además, esto puede ayudar a incrementar tu creatividad al poner a tu cerebro en escenarios distintos a los rutinarios, y que además te resultan placenteros.

 

Pones como prioridad a tus seres queridos

Si tu horario laboral y tus múltiples pendientes y actividades te impiden dedicar tiempo a tu familia, pareja o amigos, con eso les mandas el mensaje de que el trabajo es más importante para ti que ellos. Por eso, es necesario que optimices tus horas en la oficina y evites quedarte hasta tarde, para que al salir tengas tiempo y ganas de convivir con tus seres queridos y dejar de descuidar tus relaciones con ellos. 

 

Despejas tu mente y te relajas

¿Te ha pasado que, de tanto pensar cómo solucionar un problema del trabajo, tu mente parece bloquearse y por más tiempo que pases en la oficina, no logras solucionar nada? Esto puede deberse a que tu cerebro se satura, tú te estresas y eso te impide pensar con claridad. Darte un tiempo libre te ayuda a aclarar tus ideas, despejar tu mente y así poder enfocarte y pensar mejor en cómo realizar las tareas que tienes pendientes. 

 

Te sentirás más en control de tu vida

Cuando programas tu tiempo libre, te obligas a pensar en tu vida y cuáles deberían ser tus prioridades. Saber cuándo tienes tiempo libre y de cuánto dispones te permite saber cómo puedes pasar mejor ese tiempo limitado que tienes. Además, esto te ayuda a darte cuenta de que, más allá del trabajo y las responsabilidades, hay otras partes importantes de tu vida que no debes descuidar.

 

¿Cómo programar tiempo libre?

Aquí viene lo más importante y lo que puede parecer más difícil, pero que en realidad no lo es tanto. Si sabes cómo planificar tu trabajo, programar tu tiempo libre funciona de la misma manera (y si no lo sabes, tal vez tengas un problema de organización y productividad, y esta nota te puede ayudar a encontrar la manera de aprovechar mejor tu tiempo en la oficina: 10 tips para incrementar tu productividad en la oficina.

Calcula cuánto tiempo libre necesitas

Define cuánto tiempo quieres dedicarte, con cuánto te sientes bien y te resulta suficiente para lo que deseas hacer cada día. Por ejemplo, un par de horas los martes, jueves y sábados para hacer ejercicio, 3 horas los miércoles o viernes para ir al cine, etcétera. 

 

Respeta ese tiempo

Una vez que lo decidas, marca en tu agenda diaria ese tiempo y dale la misma importancia que le das a tus reuniones del trabajo. Evita los pretextos para dejar de hacerlo, y por supuesto, evita quedarte horas de más en la oficina.

 

Aprovéchalo

También es importante que decidas qué vas a hacer cada día con ese tiempo, ya sea usarlo para hacer ejercicio, meditar, practicar yoga, leer, tomar alguna clase, ir al cine o al teatro, salir con tus amigos o pareja, convivir con tu familia… hay un mundo de actividades que puedes elegir, sólo procura optar por aquellas que ayudan a mejorar tu vida y tus relaciones. 

 

¿Qué hacer durante tu tiempo libre?

No todas las actividades de tiempo libre son iguales. Al igual que el resto de tu día, aún debes asegurarte de sacar el máximo provecho de tu tiempo. Aquí hay algunas sugerencias sobre lo que puedes hacer durante tu tiempo libre:

 

Lee y escribe

No importa si estás más fascinado por las novelas de fantasía o ciencia ficción, o si estás más interesado en las biografías y los textos históricos, o en la literatura científica. El beneficio de estas actividades es que ejercitan tu mente mientras te diviertes.

La escritura es una habilidad importante que te ayuda a mantener activo tu cerebro, fomenta la creatividad, ejercita la memoria y te ayuda a expresar y comprender mejor tus emociones. No necesitas ser un experto, simplemente toma papel y pluma y ponte a escribir, o bien, hazlo en la computadora. Puedes crear historias ficticias, llevar un diario o simplemente escribir lo que sientes y piensas, o aquellas cosas por las que te sientes agradecido cada día. 

Pasa tiempo en la naturaleza

Si te es posible, planea algún fin de semana para pasarlo fuera de la ciudad en un entorno natural. Puedes acampar u hospedarte en algún lugar rodeado de naturaleza. Y para el día a día, busca un tiempo para ir a caminar a un parque o un bosque cercano. Andar en medio de la naturaleza te ayuda a reducir el estrés, mejorar tu estado de ánimo, ser más creativo y liberarte de las preocupaciones. 

 

Te puede interesar: Aprovecha los beneficios de pasar tiempo en la naturaleza

 

Aprende algo nuevo

Ya sea de forma presencial o en línea, puedes aprovechar tu tiempo libre para aprender algo nuevo, de preferencia algo que te guste y te motive para que no lo dejes a medio camino. Puedes tomar clases de idiomas, cocina, dibujo, jardinería, yoga o cualquier otra cosa que te llame la atención o que disfrutes como pasatiempo, o bien, algo que pueda servir para tu crecimiento profesional.

 

Cocina

Consiéntete con ese platillo que tanto te gusta o prepara tu postre favorito. Cocinar puede ser una actividad sumamente relajante y satisfactoria. Y si no lo haces bien, puedes buscar recetas y tutoriales en YouTube, o por qué no, tomar clases de cocina. Además, la próxima vez que tengas invitados en casa podrás sorprenderlos con alguna de tus creaciones culinarias.

 

Sé voluntario

Si ayudar a los que lo necesitan te motiva, puedes dedicar parte de tu tiempo libre a sumarte a voluntariados. Sólo elige la causa que más te mueva, busca organismos o asociaciones que se dediquen a ello y súmate a sus actividades de vez en cuando. También puedes buscar actividades de voluntariado que amplíen tus habilidades, como realizar trabajos de construcción o dar clases a niños o adultos.

 

Convive con tus seres queridos

Deja de postergar esa salida con tus amigos, toma la iniciativa y organízala; también puedes dedicar tiempo de calidad a tu familia: pasa una tarde a su lado y hagan algo que les guste a todos; o bien, pasa más tiempo con tu pareja, no necesariamente para salir a algún lugar, sino simplemente para platicar, compartir sus vivencias diarias y conocerse mejor. 

 

Además, si tienes mascotas, ellos también son parte de tu familia, así que puedes aprovechar ese tiempo para jugar con ellos, salir a pasear, bañarlos, cepillarlos o simplemente acariciarlos y disfrutar de su compañía.

 

Haz ejercicio 

La actividad física es benéfica tanto para mantener tu cuerpo en forma, como para tener un cerebro saludable y manejar mejor tus emociones. Así que puedes inscribirte a un gimnasio, planear una rutina de ejercicio en casa, empezar a correr o simplemente salir a caminar al menos 30 minutos cada día. Elige lo que más te haga sentir motivado para que lo vuelvas un hábito.

 

Cuando empiezas a tomarte realmente en serio tu tiempo libre te darás cuenta de su valor, además de comprender que es necesario y útil para fomentar las relaciones, invertir en tu bienestar y crear un impacto en las personas que te rodean.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh