Principal

Respiración consciente: una técnica para tener mejores orgasmos

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La importancia de la respiración consciente durante los encuentros sexuales

  • Check
  • Ejercicios de respiración para incrementar el placer sexual

La respiración es una función biológica básica y vital de todo ser vivo, ya que es lo que permite obtener el oxígeno que el organismo necesita para funcionar y mantenerse vivo. Al ser un proceso que se realiza de forma instintiva y en automático, la mayoría de las personas no es consciente del mecanismo de su respiración.

 

Cuando respiras con conciencia, tienes la capacidad de extraer la energía vital del oxígeno para llenarte de vitalidad. Una respiración consciente, larga y profunda, te brinda calma y reduce los niveles de estrés y ansiedad; te permite pensar, hablar y decidir de manera más clara; propicia que puedas controlar nuestros pensamientos, emociones y sentimientos, y te ayuda a actuar de manera correcta y tener una actitud mental positiva. 

 

Respirar conscientemente mejora la oxigenación del cuerpo, descongestiona, disminuye los espasmos musculares, aumenta la energía, reduce el estrés y la fatiga, ayuda al cuerpo a liberar toxinas de manera más efectiva y te ayuda a estar alerta.

 

Además, te ayuda a tener un mejor control de tu cuerpo físico, a conectar con él para así sentir más, al hacer que los estímulos sensoriales se perciban con más intensidad. Y esto es justo lo que más importa de esta forma de respirar cuando se trata de disfrutar del placer erótico y sexual.

"La respiración es la herramienta más infrautilizada en los arsenales sexuales. Con ella se despiertan terminaciones nerviosas sensibles y puedes experimentar con diferentes ritmos, patrones y temperaturas con facilidad", afirma Jess O'Reilly, sexóloga residente de Astroglide, marca de lubricante sexuales.

 

Sin embargo, a menos de que seas bastante multitareas, practicar ejercicios de respiración mientras tienes relaciones sexuales puede complicarse. Entonces, O'Reilly sugiere probarlos fuera del dormitorio primero y poco a poco habituarse a ellos para incorporarlos en los diversos aspectos de la vida, incluido el sexo. 

 

Un ejercicio que recomienda la especialista es el de "respirar con la ola", donde te visualizas en una playa y te imaginas las olas que te bañan cada vez que inhalas, mientras que cuando exhalas, éstas regresan al océano. 

 

Otra técnica similar es la "respiración en la nube", donde te imaginas dentro de una nube cálida y esponjosa, que se comprime a tu alrededor con cada inhalación y se expande hacia el cielo con cada exhalación. Esto debería ayudarte a acostumbrarte a controlar deliberadamente tu respiración.

 

Una vez que hayas dominado esto, aquí tienes algunas formas de incorporar las técnicas de respiración en el sexo:

 

Permítele a tu cuerpo hacer ruido de forma natural

No se trata de que imites los gritos de las estrellas del porno, sino de dejarte ir y permitir que tu cuerpo se exprese y emita los sonidos que involuntariamente surjan, sin reprimirlos. Muchas veces, por vergüenza o por pensar que "lo correcto" es lo que se ve en las películas pornográficas, las personas silencian o modifican esos sonidos que se producen durante el sexo. 

 

Esto altera la respiración y, al mismo tiempo, puede afectar la tensión orgásmica. De acuerdo con O'Reilly, esa contención de la respiración afecta el flujo sanguíneo y la oxigenación de los músculos, lo que puede impedir la respuesta orgásmica.

 

En este sentido, la sexóloga explica que a medida que los gemidos, gruñidos y suspiros se liberan con naturalidad, sin pretender reprimirlos ni exagerarlos, el ritmo de la respiración se vuelve natural y todo fluye de mejor manera para poder alcanzar el orgasmo con mayor facilidad. 

 

Reduce la velocidad de tu respiración antes del orgasmo

Para intensificar el orgasmo, la especialista recomienda disminuir la velocidad de la respiración antes de que llegue el clímax. Lo ideal es que cada inhalación y exhalación dure unos 4 segundos, pero no te pongas a contar en medio de la acción, porque el objetivo es entrar en tu cuerpo, no en tu cabeza. 

 

Así que sólo respira profundamente y mantén ese ritmo durante el orgasmo; además, contrae los músculos de tu piso pélvico (los que usas para evitar que salga la orina). Esto puede ayudar a que los orgasmos sean más intensos y duren más tiempo.

 

Acelera tu respiración antes del orgasmo

Si el consejo anterior no te funciona, prueba lo contrario, pues, según la sexóloga, los orgasmos de algunas personas responden más a la respiración superficial. Para saber qué te funciona mejor, intenta acelerar tu respiración cuando sientas que tu orgasmo se acerca. Esta técnica también puede ayudar a intensificar las sensaciones y a que tu cuerpo se libere para dejarse llevar por el placer del momento.

 

Respira en sincronía con tu pareja

Esta técnica puede hacer que te sientas más conectado con tu pareja. Simplemente intenten respirar al mismo tiempo y mantengan un mismo ritmo, o prueba esta práctica de tantra: siéntate cara a cara, mírense a los ojos, inhalen por la nariz y exhalen por la boca al mismo tiempo, durante 5 minutos. La conexión que surge de esta práctica les puede ayudar a comprenderse mejor y acoplarse más en el acto sexual.

 

Al aprender a controlar y hacer consciente tu respiración a través de estas técnicas no sólo mejorará tu vida sexual sino que también te ayudará a relajarte, estar más presente y mejorar tu bienestar general.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh