Principal

Descubre algunas razones por las que lloras después del sexo

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Razones por las cuales puedes llorar después del sexo

  • Check
  • Qué hacer si lloras después de la intimidad sexual

Las relaciones íntimas son algo que pueden causarte un sinfín de emociones, desde euforia hasta tristeza. Las lágrimas de felicidad o de melancolía son totalmente normales. Si esto te ha ocurrido en alguna ocasión, no tienes por qué sentirte mal. Clínicamente a esto se le conoce como disforia poscoital, y puede incluir lágrimas, irritabilidad o tristeza después de un acto sexual, incluso si fue bueno y satisfactorio. 

 

Estas podrían ser las razones: 

Felicidad

Probablemente has experimentado o presenciado "lágrimas de alegría", como en una boda o el nacimiento de un hijo. Lo mismo puede suceder durante o después de las relaciones sexuales. Tal vez estás enamorado, o tal vez tuviste el mejor sexo de todos los tiempos.

 

Si no has tenido relaciones sexuales en un tiempo o no lo has anticipado durante un largo período, estos sentimientos pueden ser aún más intensos.

 

Sentirte abrumado 

¿Te perdiste totalmente en el momento? ¿Hiciste juegos de rol o fantaseaste durante el sexo? Estos escenarios pueden aumentar la tensión y crear una montaña rusa emocional. Las lágrimas pueden significar que simplemente estás abrumado por la emoción de todo esto.

 

Si te molesta la respuesta al llanto, puedes tratar de bajar un poco el tono de la fantasía para ver si eso ayuda.

 

Que tu cuerpo se sienta abrumado 

Esto puede ocurrir si has esperado ese momento durante mucho tiempo o si tuviste el mejor sexo de tu vida. También si es la primera vez que experimentas orgasmos múltiples. Es posible que también pase si no llegas a sentir nada durante las relaciones, como una respuesta de frustración por parte de tu cuerpo. 

 

Respuesta biológica 

Algunos datos dicen que del 32% al 64% de las mujeres experimentan disforia poscoital. Esto puede ocurrir por todo el cambio hormonal que sucede durante las relaciones sexuales. Asimismo, llorar podría ser también un mecanismo para reducir la tensión.  

Dolor 

Experimentar algún malestar físico durante las relaciones sexuales no es algo raro. A esto se le llama dispareunia, y puede suceder durante o después debido a: 

  • Falta de lubricación
  • Algún trauma o irritación de los genitales
  • Infecciones de índole urinaria o vaginal
  • Eczema o algún tipo de condición de la piel cercana a los genitales
  • Espasmos musculares en la vagina
  • Anormalidades congénitas

 

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre los cólicos y calambres después del sexo

 

Ansiedad 

El llanto usualmente es una respuesta a la ansiedad, el miedo y estrés. Puede ser que tu cuerpo sí esté presente pero tu mente esté en otro lado, llena de preocupaciones o cualquier otra cosa que te distrae. Ocurre también que puedas tener ansiedad por no dar lo mejor de ti durante el acto sexual. Es mejor que no pienses mucho al respecto y solamente disfrutes del momento. 

 

Pena/culpa

El sexo te muestra tal cual eres, vulnerable y con miedos, los cuales se pueden hacer mucho más presentes durante las relaciones sexuales. Si tienes algún tipo de inseguridad por tu físico o algún comportamiento que creas que no es adecuado, esto puede causar que sientas pena o culpa por hacerlo. Si has tenido problemas con tu pareja, puede ser que estas emociones se hagan presentes debido a algún problema pasado. 

 

Te puede interesar: Sexualidad sagrada: una forma de experimentar lo divino en lo profano

 

Confusión 

Los problemas o confusiones en las relaciones pueden ser causantes de que te sientas así después de la intimidad. Tal vez los dos tengan ideas diferentes de lo que quieren de la relación, o simplemente no compaginan en el sexo. Esto te lo puedes ahorrar si antes hablas claramente con tu pareja. Recuerda que la comunicación abierta siempre es lo mejor que puedes hacer. 

 

Depresión 

Si notas que llorar es muy recurrente, entonces puede ser señal de otra cosa; tal vez tengas depresión y no te has dado cuenta. Préstale atención a estas señales: 

  • Tristeza
  • Frustración, irritabilidad o enojo 
  • Ansiedad 
  • Dificultad para dormir o fatiga 
  • Falta de concentración y memoria 
  • Cambios en tu apetito
  • Dolores físicos que no tienen explicación 
  • Pérdida del interés en actividades normales, como el sexo 

 

El índice de la disforia poscoital es mucho más alto en mujeres con depresión posparto. Puede ser que esto ocurra por las fluctuaciones hormonales. 

 

Recuerdos de algún abuso o trauma 

Es muy posible que si eres un sobreviviente de algún abuso sexual, ciertas posturas o el acto mismo te traigan malos recuerdos. En este caso es sumamente importante que vayas a terapia, para que puedas lidiar con esto de la mejor manera posible y puedas tener relaciones sanas. 

 

Qué hacer si lloras después de las relaciones sexuales 

Piensa en las razones para llorar. Aquí hay algunas preguntas para hacerse en el momento:

  • ¿Fueron sólo unas pocas lágrimas perdidas o estabas llorando de verdad?
  • ¿Se sintió como un llanto físico o emocional?
  • ¿Qué pasó por tu mente cuando el llanto empezó? ¿Tus pensamientos fueron agradables o perturbadores?
  • ¿Reviviste un evento o relación abusivos?
  • ¿El llanto alivió o aumentó la tensión?

 

Si tus respuestas tienden a ser de estar abrumado por el amor o el placer físico puro, probablemente no necesitas preocuparte por ello. 

 

Si tu pareja llora, asegúrate de preguntarle qué siente y cómo puedes ayudarle para que el sentimiento pase. No seas muy insistente; si en ese momento no se siente bien para hablar, deja que pasen unos minutos y después platícalo con más calma. 

 

Te puede interesar: Sexo e intimidad: ¿por qué no son lo mismo?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh