Principal

No dejes que la llama de la pasión se apague con el tiempo

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La importancia de mantener vivo el deseo sexual en la pareja

  • Check
  • Consejos para evitar caer en la monotonía en el terreno sexual

Cuando una relación de pareja inicia, el enamoramiento hace que las emociones estén en un nivel de intensidad muy alto, por lo que las muestras de afecto son frecuentes y constantes, y el sexo ocupa un lugar muy importante en la dinámica de la relación.

 

Conforme el tiempo pasa, el enamoramiento da paso a una etapa en la cual los integrantes de la pareja se conocen mejor y aprenden a aceptarse con todo y sus defectos, y a trabajar juntos para mejorarlos.

 

Si la relación sigue y pasa a un plano más formal y con miras hacia un largo plazo, es probable que se planteen la idea de vivir juntos o de casarse. Esta nueva etapa trae consigo nuevas responsabilidades para la pareja, así como un mayor compromiso.

 

Con el paso de los años, puede que las actividades y responsabilidades de ambos, así como la rutina de estar tanto tiempo juntos, los haga caer en la monotonía y se olviden de que el romance, los besos interminables y las largas sesiones de sexo todavía son necesarios para mantener viva la relación.

 

Por eso, es importante mantener encendida la llama de la pasión y darle a la sexualidad su lugar dentro de la nueva dinámica de pareja. A continuación, algunos consejos para lograrlo.

 

Recuerden por qué se enamoraron. Tengan presente lo que les atrajo mutuamente y revivan esa primera etapa de enamoramiento, en la que el estómago se encogía y las rodillas temblaban cada vez que se iban a ver. Sé detallista con tu pareja como lo eras antes y sorpréndelo con una repentina sesión de besos, o con un masaje relajante.

 

Evita caer en la rutina sexual. Si algo puede matar una relación es la rutina, sobre todo cuando se instala en el terreno sexual y hace que los encuentros se den más como una obligación que por placer. Siempre ten en cuenta lo que a ambos les gusta y busca innovar al incorporar el uso de juguetes, al cumplir algunas de sus fantasías o al leer libros eróticos que pueden encender el deseo y darte nuevas ideas para poner en práctica.

 

Acéptate y no dejes de cuidarte. Aunque es cierto que cada persona debe quererse y aceptarse tal como es, también es real que es importante saberse y sentirse atractivo para agradar a la pareja. 

 

¿Recuerdas el esmero que ponías al inicio de la relación para verte impecable cuando ibas a ver a tu amor? Pues vuelve a hacerlo; saca las prendas que tienes guardadas para una ocasión especial y úsalas cuando estés con tu pareja: qué ocasión más especial que la de estar juntos.

 

Además, cuida tu cuerpo, trátalo bien, haz ejercicio y come sanamente. Haz cosas que te hagan sentir bien. Lleva ropa que te guste. En fin, ámate a ti mismo para que ese amor se proyecte también en tu pareja.

 

Date placer a ti mismo. La masturbación no sólo se realiza cuando no se tiene pareja. Puede practicarse junto a la persona que amas mientras ella te observa, pueden hacerlo mutuamente, o puedes hacerlo en solitario para conocer mejor tu cuerpo y lo que lo hace vibrar, así como para despertar tu deseo, si es que sientes que ha disminuido.

 

Dale al sexo su tiempo y espacio. Si ya planeaste un momento de placer con tu pareja, no dejes que nada se interponga para que lo lleven a cabo. Y mientras comparten ese momento íntimo, procura dejar fuera de tu cabeza cualquier problema o preocupación y dedícate sólo a disfrutar y hacer disfrutar. Además, tómense su tiempo y háganlo sin prisas.

 

Con información de The Guardian


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh