Principal

5 motivos por los que a la mujer se le dificulta alcanzar el orgasmo

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Factores que dificultan alcanzar el orgasmo

  • Check
  • Consejos para disfrutar más de la sexualidad y llegar al clímax

El orgasmo es el punto culminante o de mayor satisfacción de la excitación sexual, pero en realidad no es tan fácil explicar todas las sensaciones que se experimentan en ese momento, pues cada quien lo vive de una forma diferente.

 

Incluso existen diferentes tipos, los cuales se alcanzan mediante la estimulación de distintas zonas erógenas. Si tienes dudas y no sabes si has sentido uno, checa nuestros artículos sobre cómo reconocer si has tenido un orgasmo y sobre los distintos tipos de orgasmos que puedes experimentar.

 

Te puede interesar: ¿Se puede tener un orgasmo a través de la estimulación de senos?

 

Según encuestas que se han realizado, alrededor del 95% de los hombres alcanzan el orgasmo durante la relación sexual, mientras que sólo el 57% de las mujeres lo experimenta de manera regular.

 

Si consideras que eres parte del 43% de las mujeres que no han experimentado un orgasmo, o si se te dificulta alcanzarlo, esto puede deberse a múltiples factores, la mayoría de los cuales tienen un origen psicológico. Aquí tienes algunos de los motivos más comunes que te impiden disfrutar del placer al máximo.

 

Experiencias negativas del pasado

Haber vivido una experiencia traumática en el pasado puede tener consecuencias en el presente, al generar un bloqueo que te impide disfrutar plenamente del sexo. 

 

En estos casos, lo recomendable es que compartas tu sentir con tu pareja, para que pueda comprenderte, apoyarte e ir a tu ritmo, de modo que poco a poco logren romper esa barrera juntos y así te reconcilies con tu sexualidad. 

 

Además, sería bueno que buscaras ayuda profesional para reconocer y enfrentar las emociones que te generan ese bloqueo, así como para lograr superar el trauma que lo ocasiona. 

 

Las prisas y el estrés

Muchas veces, el apresurado y ajetreado ritmo de vida actual te deja poco tiempo para tus actividades personales, incluyendo la sexualidad.

 

Si los encuentros con tu pareja suelen darse con prisas debido a que ambos tienen poco tiempo, o si estás estresada y en lugar de enfocarte en el momento y en el placer no dejas de pensar en tus pendientes y preocupaciones, esto definitivamente es algo que te hará muy difícil llegar al clímax.

 

Para que tu cuerpo sienta el placer y puedas alcanzar el orgasmo, es necesario que estés relajada, que dejes los problemas fuera y te concentres en las sensaciones que despierta en ti el contacto con tu pareja. 

 

Te puede interesar: Mindfulness: la clave para disfrutar más del sexo

 

Falta de comunicación

En el terreno de la sexualidad, además de dejarte llevar y concentrarte en el disfrute del momento, es muy importante que hables con tu pareja sobre lo que te gusta y lo que no, y que le hagas saber qué es lo que más placer te produce.

 

Aunque se pueden leer los gestos y los sonidos, que indican cuando algo te gusta, lo ideal es que haya una retroalimentación mutua antes, durante y después del encuentro sexual, para que ambos se guíen para alcanzar el clímax más fácilmente.

 

Lo mismo ocurre si tu pareja masculina tiene algún problema, como disfunción eréctil o eyaculación precoz y esa situación hace que tú no llegues al orgasmo. Es importante que hables con tu pareja al respecto, sin que suene como una crítica o una queja, sino algo para mejorar y para animarlo a buscar una solución con ayuda de un especialista.

 

Estimulación inadecuada 

Es un hecho que el acto sexual no se reduce a la penetración. La estimulación previa juega un papel muy importante, en especial para las mujeres, quienes necesitan más tiempo y dedicación para alcanzar los niveles más altos del placer.

 

Así, la masturbación previa de la mujer es muy necesaria e importante. Si tu pareja es de los que llegan a lo que van y no dedica el tiempo y la atención para estimularte lo suficiente, es importante que le hagas saber que necesitas más juego previo. La clave es que le expliques qué hacer, cómo, con qué ritmo y en qué parte de tu cuerpo.

 

Falta de deseo sexual

La falta de deseo sexual puede afectar a las mujeres en diferentes etapas de sus vidas. Por ejemplo, durante el embarazo, después de dar a luz, en situaciones de estrés y en la menopausia.

 

Además, la depresión, los traumas psicológicos, el uso de ciertos medicamentos y los desórdenes hormonales pueden tener un impacto en el ámbito sexual. 

 

El deseo sexual puede disminuir si los niveles naturales de testosterona de la mujer se reducen. Esta hormona se produce en los ovarios y las glándulas suprarrenales; si esos órganos presentan algún problema, la producción de testosterona se desequilibra y afecta el deseo sexual. 

 

Por ello es importante someterse a revisiones médicas regulares, en especial si existen problemas endocrinológicos, para que puedan ser tratados adecuadamente.

 

Te puede interesar: Conoce los beneficios del orgasmo femenino

 

Con información de BBC


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh