Principal

Las mujeres solteras y sin hijos son de las personas más felices

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • El matrimonio y la maternidad son decisiones personales

  • Check
  • La felicidad es distinta para cada persona

La maternidad se ha visto como parte inherente de la naturaleza femenina desde tiempos inemmoriales. En épocas pasadas (y todavía en muchos casos en la actualidad), la mayoría de las mujeres simplemente asumían ese rol y se convertían en esposas y madres, porque así debía ser. Así que ni siquiera se planteaban la idea de preguntarse si realmente era la vida que deseaban. Y las que lo hacían y salían de la norma eran rechazadas, juzgadas y señaladas.

 

Actualmente, algunas cosas han cambiado y cada vez son más las mujeres que se plantean proyectos de vida en los que no hay cabida para el matrimonio ni los hijos, ya sea porque tienen otras prioridades personales y profesionales, o simplemente porque sienten que no nacieron para ello y nunca ha surgido en ellas el deseo de ser esposas y/o madres.

 

Sin embargo, y a pesar de los avances que se han dado en este tema, todavía existen sectores de la sociedad que cuestionan y juzgan a las mujeres que se niegan al matrimonio y, sobre todo, a la maternidad, a quienes se suele tachar de egoístas y desnaturalizadas. Además de que comúnmente se les ataca con argumentos como el de la infelicidad y soledad que deberán enfrentar cuando el tiempo pase y sean mayores.

 

Si este es tu caso, la próxima vez que alguien te presione para casarte y tener hijos o te amedrente con esos augurios sobre una vejez solitaria y triste para ti, puedes decirle que un hombre llamado Paul Dolan, quien es profesor de ciencias del comportamiento y da clases en la London School of Economics, afirma que "el subgrupo de población más sano y feliz es el de las mujeres que nunca se casaron ni tuvieron hijos".

Te puede interesar: 5 razones por las que las personas deciden no tener hijos

 

Según explica Dolan, en la mayoría de los estudios y encuestas sobre la felicidad y la satisfacción en el matrimonio o la soltería, las personas casadas suelen resultar ser más felices que otros subgrupos de población.

 

Pero en la realidad eso podría no ser del todo cierto, porque la respuesta sobre su gran felicidad en el matrimonio suelen darla en las encuestas cuando su cónyuge está a su lado, y en solitario, muchas veces la respuesta es la contraria. "Cuando el cónyuge no está presente, la pareja reconoce que es miserable", afirma Dolan. 

 

Los comentarios de Dolan llegan poco después del lanzamiento de su libro Happy Ever After: Escaping the Myths of the Perfect Life (Más feliz que nunca: Escapando de los mitos de la vida perfecta), que refleja los datos de la "Encuesta sobre el uso del tiempo en Estados Unidos", en la que se incluyó a diferentes tipos de personas: solteros, casados, separados, divorciados y viudos, para comparar niveles de felicidad entre ellos.

 

Según los resultados obtenidos, en el caso de los hombres sí existe un mayor beneficio con el matrimonio, porque ellos afirman que se "calmaron" después de casarse. Eso significa que al asumir el compromiso en pareja, el hombre empieza a tomar menos riesgos, se dedica más al trabajo y así su promedio de vida aumenta.

 

Por el lado contrario, la salud física y mental de las mujeres se ve afectada por la vida matrimonial. Las mujeres casadas suelen vivir menos que las que permanecen solteras, y también vieron un aumento en las posibles enfermedades mentales y físicas en ellas tras el matrimonio. 

 

“Si eres un hombre, probablemente debas casarte; si eres mujer, no te preocupes por hacerlo", indica Dolan al respecto. El experto agrega que, a pesar de los beneficios que se han encontrado de la soltería y la decisión de no reproducirse, es muy frecuente que las mujeres solteras y sin hijos se sientan infelices, pero esto es principalmente por los estigmas de la sociedad, no por su condición.

 

Finalmente, es cierto que no se puede ni se debe generalizar. Y así como para muchas personas la felicidad sí está en un plan con pareja e hijos, para muchas otras la vida tiene caras diversas y objetivos muy distintos. Y ambos lados son válidos y respetables.

 

Por ello, la decisión de casarte o no y de tener hijos o no, debe ser solamente tuya, sin tomar en cuenta la presión social, de tus familiares, amigos o pareja. Es un hecho que cada persona es distinta, para cada uno la felicidad tiene un significado diferente, y sólo tú decides la forma en que construyes la tuya. 

 

Si para ti la felicidad no está ni en el matrimonio ni en los hijos, sino en crecer profesionalmente, viajar, emprender un negocio, apoyar una causa benéfica, aprender cosas nuevas, o lo que sea que te motive y te haga feliz, ¡adelante, ve por ello! No dejes que los prejuicios te detengan ni te limiten. Recuerda que sólo tú eres dueña de tu vida. 

 

Te puede interesar: ¿Dejar de tener hijos puede ayudar a salvar al planeta?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh