Principal

Una mala relación en el matrimonio es dañina para la salud

Time

3 minutos de lectura

Todas las parejas, estén casadas o no, enfrentan desacuerdos y discusiones a lo largo de su relación, y esto es algo normal. Sin embargo, cuando en el matrimonio los conflictos se vuelven parte de la rutina y no hay día en el que no haya una pelea, esta situación puede tener un importante impacto negativo en la salud, tanto emocional y mental como física. 

 

Para profundizar en este tema, un grupo de investigadores de las universidades de Nevada y Michigan monitorearon a 373 parejas heterosexuales durante sus primeros 16 años de matrimonio.

 

El objetivo del estudio fue investigar si estar en desacuerdo sobre temas como los hijos, el dinero, los suegros y las actividades recreativas, tenía implicaciones negativas para la salud de los miembros de la pareja.

 

A lo largo de ese tiempo se comparó la salud subjetiva de las parejas que reportaron una mayor cantidad de temas de conflicto respecto a aquellas que reportaron menos.

Para esto se les pidió a los cónyuges que respondieran preguntas sobre su salud, si su salud interfería con su trabajo, si estaban lo suficientemente sanos como para hacer las cosas que querían hacer, si tenían problemas para dormir, si presentaban nerviosismo y sensación de inquietud, y si padecían dolores de cabeza.

 

Los resultados muestran que el conflicto matrimonial afecta negativamente la salud de ambos integrantes de la pareja, aunque se detectó un mayor impacto del conflicto en los hombres que en las mujeres

 

El conflicto en una relación puede provocar respuestas dañinas en el cuerpo, como inflamación, cambios en el apetito y una mayor liberación de hormonas del estrés, todo lo cual puede afectar numerosos aspectos de la salud, que van desde la función cardiaca hasta el sistema inmunológico.

 

En el estudio también se analizó el número de conflictos maritales y su impacto en la salud de esposas y esposos de manera individual. Mientras que en el caso de las mujeres el número específico de temas de desacuerdo no estuvo relacionado con la salud, se encontró que la disminución de la salud en los hombres sí estuvo vinculada al número de temas de desacuerdo.

 

Los investigadores explican que el conflicto puede ser particularmente dañino para la salud si los cónyuges son hostiles, están a la defensiva durante los desacuerdos o si discuten sobre el mismo tema una y otra vez, sin llegar a un acuerdo o solución. 

 

De esta manera, las respuestas físicas al conflicto en la relación pueden causar daños a largo plazo y las peleas frecuentes durante muchos años tendrán su precio. 

 

Para prevenirlo o evitarlo, los investigadores recomiendan trabajar en la comunicación efectiva en la pareja para minimizar el conflicto. Además, es importante actuar y hablar con madurez y empatía, para evitar discusiones agresivas y así arreglar los desacuerdos de forma calmada y poder encontrar soluciones.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh