Principal

5 santuarios de conservación de especies en México

Abril 07, 2022

Time

Menos de 7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 5 santuarios de conservación en México

Empeña tu auto sin tener que dejarlo

México es un país con una biodiversidad muy vasta. Lamentablemente la caza ilegal, el desconocimiento y la explotación han llevado a algunas especies endémicas a la extinción, y otras se encuentran cerca de estarlo. 

 

Afortunadamente, existen asociaciones civiles que han construido espacios de conservación que garantizan la seguridad de las especies y trabajan por su reproducción responsable. Algunos de estos santuarios reciben subsidios gubernamentales de los programas de conservación y preservación de la PROFEPA, pero otros se sostienen mediante donaciones y visitas a los santuarios donde se puede aprender sobre las especies en peligro de extinción y las acciones para preservarlas. 

 

En esta lista te recomendamos 5 santuarios de conservación en México que puedes visitar para disfrutar de un rato solo o en familia y, a la par, ayudar a costear estas importantes iniciativas. 

 

Burrolandia México A. C., Estado de México

Burrolandia México A. C. fue el primer santuario de burros en América y nació en el año 2006 con la idea de cuidar y proteger al burrito mexicano. Desafortunadamente, esta especie se encuentra en peligro de extinción. Los últimos censos de burros en México indicaban que en 1991 había una población de 1 millón 500 mil burros, pero su población ha disminuido de forma alarmante. Se estima que sólo quedan menos de 300 mil, es decir, más del 75% de la población de los burros de México ha desaparecido en menos de 30 años

 

Actualmente el santuario tiene 73 burritos en protección. Todos han sido rescatados de situaciones de maltrato o abandono o de ser enviados al matadero. Algunos han sido donados por personas que ya no pueden cuidarlos y otros han nacido ahí.

 

Para poder hacer sustentable el proyecto de rescate del burrito mexicano, este santuario es de turismo de preservación y todas las actividades que se ofrecen son en beneficio de los burritos.

 

El santuario se encuentra en la calle Estación, no. 6, Otumba, EdoMex, a 10 minutos de Teotihuacán.

 

Axolotitlán - Museo Nacional del Axolote, Ciudad de México

El ajolote mexicano vivió durante mucho tiempo en los lagos de Texcoco, Xochimilco y Chalco, en la Ciudad de México. Sin embargo, ahora sólo se le encuentra en los canales y humedales de Xochimilco. Los pobladores que se asentaron en las orillas de estos humedales llamaron a este animal axolotl (“monstruo de agua” en náhuatl). En otra tradición prehispánica, el nombre proviene del dios azteca de las deformaciones y la muerte llamado Xolotl, hermano de Quetzalcóatl. El dios Xolotl también se asocia con la idea de movimiento y vida.

 

El ajolote fue una fuente común de alimento y también se le atribuyeron beneficios curativos, por lo cual se sobreexplotó sustancialmente a esta especie. A la par, el drenaje de la tierra y la pérdida de su hábitat causada por el crecimiento de la Ciudad de México, así como el vertimiento de aguas residuales, han contaminado gravemente lo que queda de los lagos nativos de los ajolotes. 

 

Axolotitlán se crea por la necesidad de que las personas tengan un acercamiento presencial con este mágico anfibio. También se brinda información sobre las causas de su extinción, su situación actual y la manera en la que la gente puede apoyar para sacar a la especie de esta categoría. En este recinto también puedes conocer a "Gorda", la hermosa ajolote que puedes ver en los billetes conmemorativos de $50 que recientemente se llevaron el premio al Billete del año.

 

Reserva de la Biósfera, Santuario de la Mariposa Monarca, Michoacán

Este santuario se ubica en los municipios de Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y Villa de Allende en el Estado de México y en los municipios de Contepec, Senguio, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro y Aporo en el estado de Michoacán. Además es la zona de migración, hibernación y reproducción de la mariposa monarca, uno de los ejemplares más interesantes de su especie por su particular ciclo de vida y por las características de su metabolismo para protegerse contra sus depredadores.

 

La reserva fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como un Bien de Patrimonio Mundial Natural, ya que protege sitios clave de hibernación de la mariposa monarca. Esta reserva está siendo amenazada por la tala ilegal de arboles que afecta directamente al hábitat de la mariposa monarca y en 2020 se encontró allí el cuerpo sin vida de Homero Gómez, un incansable defensor de este ecosistema que se oponía a los grupos del crimen organizado.

 

Santuario del Jaguar/Zoológico Yaguar Zoo, Oaxaca

Llamado océlotl en náhuatl y balam en maya, el jaguar ha sido asociado por las diversas culturas de México con el valor, el poder, la noche, el inframundo, la fertilidad de la tierra y la muerte. Hoy en día la especie se enfrenta a numerosas amenazas: la pérdida y fragmentación de su hábitat, la agricultura y la ganadería, la caza, la reducción de sus presas (mamíferos, aves, reptiles y peces) y la expansión de los asentamientos humanos.

 

Por eso, lugares como el Parque de Conservación Yaguar Xoo son tan importantes para la preservación de esta especie. El parque participó en 2005 en la protección, mantenimiento y supervisión del jaguar de la luz, un ejemplar decomisado por la SEMARNAT que posteriormente fue devuelto a su hábitat por petición expresa de la comunidad de Cristo Rey La Selva, uno de los cuatro anexos de la comunidad zapoteca de Asunción Lachixila, Oaxaca. El jaguar de la luz fue liberado con éxito en su lugar de origen y en 2017 el Parque de Conservación Yaguar Xoo reabrió sus puertas, transformándose en el Santuario del Jaguar.

 

Museo del Desierto, Coahuila

Antiguamente, el lobo gris mexicano habitaba el sur de Estados Unidos (en los estados de Arizona, Nuevo México y Texas) y la cuenca del valle de la Ciudad de México. En México se encontraba de manera silvestre en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí y el Bajío, e incluso llegó a vivir en Oaxaca.

 

Desafortunadamente, los lobos grises mexicanos fueron exterminados en la década de 1970 como resultado de las campañas de erradicación dirigidas por los gobiernos de EEUU y México, y en respuesta a la depredación de ganado. Ahora que ambos gobiernos tienen programas para reintroducir al lobo gris mexicano, la caza, la intoxicación y la pérdida de hábitat permanecen como amenaza.

 

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), sólo quedan 31 lobos grises mexicanos; esta población existe debido a un programa de reintroducción del cual es parte el Museo del Desierto de Saltillo, Coahuila, y trabaja en conjunto con santuarios de otros estados para seguir reproduciendo a la especie en cautiverio. A pesar de estos esfuerzos, el lobo gris mexicano todavía se considera una población extinta en vida silvestre bajo la NOM059.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh