Principal

5 recomendaciones para evitar el desperdicio de comida

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para evitar el desperdicio de comida

  • Check
  • Opciones para donar alimentos a través de una app

¿Te has puesto a pensar cuánta comida desperdicias en casa o cuando comes fuera? Piensa en esas veces en las que compraste despensa de más y los alimentos que no consumiste se echaron a perder; o cuando cocinaste una gran cantidad de un platillo que los días siguientes ya no te comiste y terminó en la basura; o cuando fuiste a un restaurante, no terminaste lo que pediste y lo dejaste o lo pediste para llevar pero nunca te lo comiste.
 
Al sumar todas esas acciones que realiza cotidianamente cada persona, el resultado es que en México se desperdician casi 10 millones de toneladas de alimentos anualmente, que equivalen a 14 millones de litros de agua gastados y a millones de porciones de comida que pudieron haber sido aprovechados de mejor manera.
 
En tus manos está poner de tu parte para evitar que esta cifra de desperdicio de alimentos crezca más. Hacerlo resultará benéfico para el medioambiente, al evitar el uso innecesario de agua y otros recursos; para tu economía, al evitar gastar de más en alimentos que en realidad no vas a consumir; y para otras personas que no tengan los recursos suficientes para comprar un determinado alimento, ya que en lugar de tirar lo que ya no vas a consumir, podrías donarlo a quien lo necesite. 
 
Los siguientes consejos te ayudarán a implementar sencillas pero significativas acciones para evitar el desperdicio de comida.

 

Haz una lista antes de ir al súper

Pareciera obvio, pero una lista de súper te ayudará a evitar comprar alimentos que en realidad no necesitas, que no vas a ocupar en el corto plazo o que ya tienes en casa. Antes de salir hacia la tienda, haz un rápido inventario en tu alacena y refrigerador y anota solamente lo que hace falta y que en verdad tienes planeado utilizar. 
 
Al llegar al súper, no te dejes llevar por los antojos del momento y limítate a comprar sólo lo que llevas en la lista. Así, tu economía mejorará y evitarás el desperdicio de alimentos.

 

Prepara sólo la comida que vas a consumir

Una opción es cocinar un día (el fin de semana, por ejemplo) los platillos que vas a comer los días siguientes y sólo en las cantidades que sepas que puedes comer. De esta manera puedes aprovechar todo lo que hayas comprado en el súper y tener las porciones adecuadas para ti y tu familia. Conserva los alimentos preparados en refrigeración o en el congelador según se requiera para que se conserven en buen estado hasta que los uses.
 
Otra alternativa, si tienes el tiempo para hacerlo, es preparar tus alimentos diariamente y cocinar solamente las porciones adecuadas para ti o para las personas que los van a comer. De esta forma evitas que sobre comida que ya nadie querrá y acabará en la basura.

 

Crea nuevas recetas con las sobras

Si aprendes a combinar los alimentos, aunque no tengas suficiente para una ración entera, puedes usar las sobras como complemento para el desayuno, comida o cena del día siguiente. 
 
Ponte creativo e inventa recetas nuevas a partir de las sobras que tienes guardadas en el refri, o haz un pequeño bufé para comer de todo un poco. Esta segunda opción es una mejor alternativa cuando compartes los alimentos con tu familia, pues así todos pueden comer de diferentes platillos y es más probable que se los terminen.

 

No pidas lo que no te vas a comer

En caso de que comas fuera de casa, ten cuidado con las porciones que pides. Posiblemente sepas que en alguna cocina o restaurante sirven muy generosamente, por lo que puedes evitar pedir los tres tiempos y sólo pedir sopa y plato fuerte, o únicamente pedir plato fuerte si no comes mucho. 
 
Y si vas a comer acompañado, puedes ponerte de acuerdo con tu pareja, amigos o familia para pedir platillos para compartir y así terminárselos entre todos. De esta manera podrías ahorrar un poco de dinero y evitar el desperdicio.

 

Dona alimentos para evitar el desperdicio

Si conoces a alguna persona que no cuente con los recursos suficientes para comprar todo tipo de alimentos, puedes donarle lo que tengas en buen estado y ya no vayas a ocupar. O bien, puedes buscar si cerca de tu casa hay algún albergue o comedor comunitario donde puedas donar productos que estén próximos a caducar o que ya no necesites, para que les den un buen uso. 
 
Otra alternativa es hacer uso de las herramientas tecnológicas. Existen algunas apps que ayudan a evitar el desperdicio, como la recientemente lanzada Olio, en la que sólo necesitas registrarte para crear un perfil y tomar una foto de los alimentos que te sobren, así como una descripción de los mismos, y con esto la aplicación se encarga de encontrar una persona interesada en el producto para que puedas dárselo en el punto que acuerden. Olio está disponible para iOS y Android y su uso es gratuito. 
 
Si quieres saber más sobre el funcionamiento de esta app, checa esta nota: Olio, la app para no desperdiciar comida.
 
Con estos sencillos consejos ayudarás a que la comida sea mejor aprovechada, además de que al evitar el desperdicio verás los beneficios reflejados en un ahorro para tus bolsillos. 

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh