Principal

Inglaterra propone una Cuaresma libre de plásticos

Time

Menos de 3 minutos de lectura

En el calendario de las religiones cristianas, con el Miércoles de Ceniza dio inicio la Cuaresma, el período que antecede a la Semana Santa y que conmemora los 40 días que, según la Biblia, pasó Jesús en el desierto, tiempo durante el cual los creyentes acostumbran realizar ayunos y diversas penitencias.

 

En México, por ejemplo, la tradición dice que, durante este período, se debe vitar comer carne los viernes, y también hay quienes ayunan. En otras regiones los cristianos dejan cosas adictivas, como el tabaco, el alcohol o los dulces, o bien, evitan decir mentiras o palabras altisonantes.

 

Pero este año, la Iglesia de Inglaterra da un giro ecológico a estas tradiciones, ya que además de las penitencias habituales hace un llamado a sus feligreses para que eviten los productos plásticos de un solo uso (como las bolsas del súper, los popotes y los recipientes desechables).

Esto se debe a que la institución religiosa de este país cuenta con un área dedicada a la implementación de políticas ambientales, que está encabezada por la vocera ecologista Ruth Knight, quien afirma que preservar la integridad de la Creación es una de las misiones que tiene la iglesia.

 

La decisión de incluir el uso de plásticos como parte de las tradiciones religiosas de esta temporada se debe a que este material se ha convertido en un grave problema ambiental.

 

Cada año se desechan entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico en el mundo. Además de que tarda siglos en degradarse, una gran cantidad llega a los océanos y ríos, donde contamina el agua y afecta la salud de los animales que lo comen. 

 

Así, para llevar a cabo el “Reto del Plástico” durante esta Cuaresma, la iglesia creó un calendario, en el que cada uno de los 40 días incluye un versículo de la Biblia que se refiere al medio ambiente o una sugerencia para evitar el uso de plásticos.

Entre las recomendaciones se encuentran algunas como comprar ropa hecha con fibras naturales, llevar bolsas de tela reutilizables para colocar las compras, preferir los productos que no tienen envases plásticos y cambiar el cepillo de dientes tradicional por uno de bambú o de cabeza reciclable.

 

A fin de cuentas, no importa la temporada del año, ni tu lugar de residencia o la religión que practiques, el problema del exceso de basura no degradable es real y todos debemos hacer un esfuerzo por reducirla al máximo al evitar su uso, reciclar y reutilizar.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh