Principal

5 maneras creativas para tener plantas

Time

Menos de 4 minutos de lectura

La responsabilidad de tener plantas es grande. Implican cuidados y plena conciencia de que son seres vivos que merecen amor y respeto. No resulta complicado dedicarles unos minutos a la semana para revisar que todo esté en orden y sin presencia de plagas, pero si por cualquier cosa seguido te pasa que te olvidas de ellas, en este link encontrarás algunas de las especies que menos cuidados necesitan.

 

A muchas personas nos encantan las plantas y siempre estamos buscando la oportunidad de conseguir una nueva para ese pequeñísimo espacio que aún nos queda libre dentro de la casa. Tener plantas decorando el hogar y llenándolo de energía positiva es una manera inmediata y saludable de entrar en contacto con la naturaleza a partir de los espacios domésticos. No obstante, hay veces en que prácticamente todas nuestras superficies están ocupadas y ya no sabemos dónde colocar las próximas adquisiciones vegetales. Si éste es tu caso, no te preocupes, aquí te tenemos cinco sugerencias divertidas y originales para darles un lugar a tus nuevas plantas, libre de macetas y en ocasiones, incluso de tierra.

 

1) En el techo. Las plantas colgantes son una gran opción para cuando ya no hay más espacios en mesas o muebles. Para esto sólo necesitas elevar el contenedor de tu planta con tres alambres sujetados a una argolla que previamente hayas atornillado al techo. En este caso, conviene colgar “plantas de aire”, que son aquellas de la familia Tillandsia y que se distinguen por sólo vivir con agua, sin necesidad de tierra. Esto facilita la limpieza, al no tener tierra flotando sobre nuestras cabezas.

 

2) En las ventanas. En este espacio, las plantas de enredadera son ideales. Necesitarás hacer un pequeño marco con palitos de madera o alambre moldeado al contorno de la ventana y sujeto con clavos para que tu enredadera pueda “trepar” por el camino que le indiques. Esta opción resulta muy llamativa por la combinación de luz y tonos verdes que tendrás durante todo el tiempo que el Sol entre en tu casa.

 

3) En el baño. El baño es un lugar poco común para tener plantas, pero eso no significa que sea imposible. Intenta hacer unas pequeñas “macetas” con conchas marinas que hayas comprado o recolectado en un viaje a la playa. Sujeta las conchas con dos clavos en la pared o con pegamento de silicón (lo que te sea más cómodo) y coloca dentro de ellas tallos de bambú, por ejemplo, que no requieren de tierra.

 

4) En la sala. Si no tienes más espacio para macetas grandes, es hora de pasar a los pequeños vasos de cristal con plantas que sólo requieran bolitas de gel hidratante. ¿Has intentado colocarlas en lugares donde comúnmente no se colocan plantas? Por ejemplo, los espacios vacíos del librero son una vistosa alternativa. Así se puede resignificar el uso de este mueble, anexando un poco de vegetación al ambiente sobrio y modesto de los libros.

 

5) En la cocina. Debido a la cercanía con el calor o la intrusión de olores, la cocina también es parte de los lugares poco comunes para las plantas. En este caso, lo que sugerimos son pequeñas cactáceas en corchos de botellas de vino. Así como lo lees: lo que tienes que hacer es tomar varios corchos de vino y, ya sea de manera horizontal o vertical, hacerles un corte en forma de “cuenco” para que quepa la raíz de una cactácea a la que puedas ponerle un par de gotas de agua a la semana. Estos corchos pueden ir pegados al refrigerador por medio de imanes.

 

Con estas opciones de aprovechamiento de espacio podremos redecorar y redistribuir de una manera bastante creativa, generando nuevos estilos en el hogar y fomentando un ambiente agradable para nosotros mismos y para los que nos visiten. ¡Inténtalo!


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh