Principal

Guía de la ONU con pasos sencillos para ayudar a salvar al mundo

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Pequeños cambios para ayudar a hacer un mundo mejor

Los problemas que enfrenta el mundo, como el cambio climático, la contaminación del medioambiente, la extinción de distintas especies de animales y plantas, la violencia, las injusticias y un largo etcétera, parecen tan grandes que te hacen sentir que no puedes hacer nada al respecto. 

 

Sin embargo, aunque parezca que no y que los esfuerzos que haces son muy pequeños, la realidad es que todo suma y mientras más personas se agreguen a los cambios, éstos se volverán más significativos

 

Si no sabes qué hacer para ayudar al mundo, tienes ideas pero no sabes cómo empezar, o si de plano te abruma tanto esa responsabilidad que terminas por no hacer nada, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuenta con una “Guía de vagos (o flojos) para salvar al mundo”.

 

Basada en la idea de que los grandes cambios empiezan por las pequeñas acciones individuales, esta guía muestra las acciones más sencillas de implementar en tu rutina diaria, ya sea en la casa, en la calle o en el trabajo.

 

Cosas que puedes hacer desde el sofá

  • Ahorra electricidad al apagar las luces y desconectar tanto los electrodomésticos como los electrónicos cuando no los utilices. 
  • Pide que te envíen tus estados de cuenta bancarios de forma electrónica, paga todos los servicios que puedas en línea y evita imprimir todo aquello que no sea absolutamente necesario; así contribuyes al ahorro de papel para reducir la tala de bosques.
  • Además de los memes que tanto te gustan, comparte en tus redes sociales información valiosa sobre cómo cuidar al planeta y ser mejores humanos.
  • Exige a las autoridades que participen en iniciativas en favor del medioambiente y del bienestar de las personas. 
  • Denuncia las injusticias y delitos, como el acoso en línea, el bullying, la discriminación y el maltrato tanto a personas como animales.

 

Cosas que puedes hacer en casa

  • Deja que tu cabello y la ropa se sequen de forma natural, con el sol y el aire, en lugar de encender una máquina. Cuando laves la ropa, asegúrate de que la carga está completa.
  • Procura bañarte en el menor tiempo posible para reducir tu gasto de agua. Con una ducha de entre 5 y 10 minutos debería ser suficiente.
  • Evita o reduce tu consumo de carnes, ya que se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.
  • Evita el desperdicio de comida. Prepara, pide o sírvete sólo las porciones que vas a comer. Si te sobra, congélalo para comerlo después, o dónalo a quien lo necesite. 
  • Usa los desechos orgánicos como composta, será un gran fertilizante natural para tus plantas y reducirás la basura que generas. 
  • Separa la basura adecuadamente para que puedan reciclarse materiales como papel, plástico, vidrio y aluminio; siempre que te sea posible, entrégalos en los lugares indicados para su reciclaje.
  • Compra productos que estén mínimamente empaquetados; prefiere los que se venden a granel y lleva siempre tus envases y bolsas reutilizables.
  • Cuando sea momento de cambiar electrodomésticos y focos, cámbialos por aquellos modelos que cuentan con ahorro energético. 
  • De ser posible, instala paneles solares en tu casa, te pueden servir para sustituir o reducir el uso de electricidad y gas. 
  • Si tienes bebé en casa, cambia los pañales desechables por los de tela.

 

Cosas que puedes hacer fuera de casa

  • Compra productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias.
  • Compra de forma inteligente: haz una lista de lo que realmente necesitas y evita las compras impulsivas. No compres más comida de la que necesitas, especialmente de aquellos productos que se echan a perder rápidamente.
  • Prefiere los lugares y marcas sustentables, que ofrecen productos ecológicos y que han reducido su huella de carbono al máximo.
  • Reduce el uso del coche al trasladarte a pie, en bicicleta o en transporte público siempre que te sea posible. 
  • Utilice una botella de agua y una taza de café reutilizables, y cuando vayas a comprar algo, lleva tu bolsa de tela.
  • Compra productos de segunda mano. Las cosas nuevas no necesariamente son las mejores y en los bazares puedes encontrar cosas en buenas condiciones y a buen precio.
  • Dona o vende lo que no usas. Las organizaciones benéficas locales le darán una nueva vida a tu ropa, libros y muebles poco usados, o bien, puedes venderlos a un precio razonable y obtener algo de dinero.

 

Cosas que puedes hacer en el trabajo

  • Evita imprimir y desperdiciar papel, apaga las luces y desconecta la computadora cuando te vayas.
  • Trata de generar la menor cantidad de desechos posibles al llevar tu propia comida, no pedir comida para llevar para evitar los desechables, o llevar tus recipientes para que te la sirvan.
  • Ve al trabajo en bicicleta, en transporte público o caminando. Procura usar el coche sólo si vas con más personas; puedes organizarte con compañeros que vivan cerca para hacer car pool.
  • Respeta a tus compañeros y sé empático con las diferencias, del tipo que sean, entre ellos y tú. 

 

Si quieres consultar la guía completa de la ONU, visita este enlace. Y si conoces alguna otra recomendación que cualquier persona pueda seguir para mejorar el mundo, compártela en los comentarios. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh